15 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras tanto, continúan llegando pateras a Canarias después de que el pasado fin de semana el muelle de Arguineguín se quedara vacío

Un vídeo de trabajadores de Cruz Roja de fiesta con inmigrantes desata la polémica en las redes

Extracto de una de las grabaciones comprometidas.
Extracto de una de las grabaciones comprometidas.
Una grabación de Cruz Roja de menos de dos minutos fue compartida por las redes sociales y se hizo viral en estos días. En el vídeo, varios trabajadores de Cruz Roja aparecen bailando, de fiesta, con diversos inmigrantes a las puertas de un complejo hotelero en el sur de Gran Canaria. El organismo, tras percatarse de lo sucedido, ha emitido un comunicado a través de Twitter donde sienten lo ocurrido: "[...] ayer mismo se abrió un expediente para identificar responsabilidades".

Estos últimos días, a través de las redes sociales comenzó a viralizarse un vídeo muy llamativo. Siendo Twitter su principal fuente de difusión, la grabación de 1 minuto y 40 segundos deja ver cómo varios trabajadores de Cruz Roja bailan junto a un grupo de inmigrantes. Todos ellos habían montado alguna clase de fiesta a las puertas de un hotel del sur de Gran Canaria, de donde han acabado apareciendo más vídeos.

La polémica, que se fue gestando al unísono de las visualizaciones, ha acabado llamando la atención de la propia Cruz Roja. Desde el organismo, han optado por usar también las redes sociales para denunciar lo sucedido: “Al hilo de los acontecimientos sucedidos en nuestras islas, queremos informarle que desde Cruz Roja lamentamos profundamente estos hechos y ayer mismo se abrió un expediente para identificar responsabilidades”.

Tweet oficial de Cruz Roja disculpándose de lo sucedido.

Lo acontecido ha ocurrido en unas fechas en las que los migrantes aún tienen la oportunidad de hospedarse en los hoteles sin ser estos amonestados. No obstante, el Consistorio ya declaró que “en los primeros días de enero los técnicos del departamento de Urbanismo visitarán las complejos hoteleros para comprobar su situación y a aquellos que todavía alojen a migrantes se les abrirá un expediente sancionador”.

Mientras tanto, el archipiélago ha seguido recibiendo nuevas pateras o cayucos. El pasado miércoles se contabilizaron más de 100 nuevos inmigrantes que han ocupado el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria. Una estampa que contrasta con cómo había quedado la zona costera tras el pasado fin de semana, pues el ya famoso muelle canario aparecía completamente vacío. El campamento de Cruz Roja allí estacionado, además, había sido desinfectado y limpiado por el cuerpo de trabajadores encargado.

Estados Unidos en la crisis migratoria

El pasado viernes, Onalia Bueno, alcaldesa de Mogán (Gran Canaria), acompañada por el concejal de Seguridad Ciudadana, Mencey Navarro, ha asistido a una reunión con representantes de la Embajada de Estados Unidos de América en Madrid. El motivo del encuentro fue el interés de los diplomáticos estadounidenses en la crisis migratoria, que está azotando Canarias con fuerza durante los últimos meses.

Bueno ha aprovechado para criticar una situación que, por momentos, se ha ido de las manos y la gestión no ha sido la adecuada. A raíz de sus declaraciones, la alcaldesa ha comentado que “les ha parecido sorprendente que una situación como la vivida, en la que se han vulnerado los derechos humanos de los migrantes, haya ocurrido en España, ya que ese 'campamento de la vergüenza' no refleja para nada nuestra condición de país integrante de la Unión Europea”.

Muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, vacío tras el pasado fin de semana. /Ayuntamiento de Mogán

Las representantes estadounidenses se han interesado por cómo los vecinos isleños han convivido con una situación que, tras tantas semanas, se ha convertido en un hecho común. Al fin y al cabo, la llegada masiva de inmigrantes no solo ha tenido un impacto en los complejos hoteleros, donde han sido hospedados muchos de ellos, sino que también ha visto cómo los lugareños se involucraban, de una u otra forma.

Otro de los sucesos que ha llamado la atención de la embajada fue el acontecido el 17 de noviembre, día en el que más de 200 inmigrantes quedaron libres por las calles de Arguineguín. A día de hoy, se desconoce quién tomó esa decisión y las autoridades continúan investigando, sin obviar la posible intervención del Gobierno.

Según informan desde el propio Ayuntamiento de Mogán, “las auoridades diplomáticas continuarán en el archipiélago recabando información en materia migratoria con otras autoridades para la elaboración de un estudio que incorpore todos los datos posibles de este fenómeno en el archipiélago”. Al respecto, la alcaldesa moganera ha añadido: “Estos informes son avalados por otras administraciones e instituciones y sirven para analizar la evolución de la crisis migratoria, cómo esta se comporta y su reacción ante las políticas que se establecen para su gestión”.

COMPARTIR: