02 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, critica la gestión del Gobierno de España sobre la crisis migratoria que azota las Islas

El muelle de Arguineguín se vacía en Canarias después de tres meses lleno de inmigrantes

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, frente a los medios. /Ayuntamiento de Mogán
La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, frente a los medios. /Ayuntamiento de Mogán
Tras más de 3 meses de continuas llegadas de inmigrantes, el muelle de Arguineguín en Gran Canaria ha tenido un último fin de semana tranquilo. La falta de cayucos o pateras durante los últimos días ha permitido desalojar a los últimos 400 inmigrantes, permitiendo vaciar finalmente el muelle y comenzar con las labores de mantenimiento, limpieza y desinfección. Onalia Bueno, alcaldesa de Mogán, ha criticado la gestión del Gobierno de España en relación a la crisis migratoria.

Durante la noche del pasado domingo, el muelle de Arguineguín acabó completamente vacío, una estampa que no se veía desde hacía más de 3 meses. El flujo de inmigrantes durante las últimas semanas ha sobrepasado cualquier expectativa y Canarias ha visto cómo la crisis migratoria chocaba contra sus costas. El pasado fin de semana no llegó ningún cayuco o patera, lo que permitió desalojar a todos los que aún se encontraban en el muelle.

En concreto, durante las primeras horas del domingo todavía quedaban 400 inmigrantes estacionados en Arguineguín. Onalia Bueno, la alcaldesa de Mogán, ha querido felicitar a todos los trabajadores y voluntarios que han colaborado con una situación desbordante: más de 12.000 migrantes en tres meses. De igual manera, ha aplaudido la labor del Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas, así como la del Colegio de Abogados de Las Palmas.

Ha aprovechado también, para criticar la gestión del Gobierno de España, señalando que “esto no puede volver suceder bajo ningún concepto en el territorio español”. La alcaldesa expresó “su decepción absoluta con el Gobierno de España respecto a la gestión de la crisis migratoria”, aludiendo a diversas vulneraciones producidas en contra de los derechos humanos durante la crisis migratoria.

A lo largo del domingo pasado, tras haber trasladado a los inmigrantes restantes a Barranco Seco y otras instalaciones, comenzaron las tareas de mantenimiento. Se desinfectaron los espacios que habían sido ocupados, como las carpas, los baños químicos y las vallas, hasta 400 metros de longitud que ocupa el campamento, según los datos aportados por el Ayuntamiento de Mogán.

Vuelta del turismo a los “hoteles de inmigrantes”

El 31 de diciembre fue la fecha límite elegida por Bueno para que los complejos turísticos recuperaran a sus principales clientes. En los últimos días, estos hoteles y apartamentos han hospedado a inmigrantes, situación que ha hecho saltar las alarmas de la prensa internacional y que ha avivado la polémica en redes sociales.

En Holanda, sin ir más lejos, el diario Volkskrant (tercero de mayor tirada el en país) publicó hace unas semanas un reportaje al respecto. Su titular, “Los inmigrantes llenan los hoteles vacíos de Canarias” y la foto acompañante de un hombre negro acostado en la playa, son el ejemplo perfecto de la trascendencia de los acontecimientos en Gran Canaria.

Portada del reportaje en Volkskrant. Fotografía de Beeld César Dezfuli.

Los inmigrantes deberán ser reubicados en instalaciones del Estado, actuación sobre la que el Consistorio ya ha realizado declaraciones: “Vamos a empezar a recuperar el turismo y por tanto, necesitamos ya las 7.000 camas que el Estado se ha comprometido a habilitar para acoger a las personas migrantes. Si el hospital en IFEMA de 5.500 plazas se levantó en dos semanas, es posible también instalar campamentos militares en menos tiempo”.

De hecho, han sido claros con la situación respecto a la estancia de inmigrantes, mencionando sanciones: “En los primeros días de enero los técnicos del departamento de Urbanismo visitarán las complejos hoteleros para comprobar su situación y a aquellos que todavía alojen a migrantes se les abrirá un expediente sancionador”.

Contra la Unión Europea

A las palabras de Bueno se han unido las de Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias, esta vez redirigiendo la crítica hacia la Unión Europea: “[…] Canarias es España, como es Europa, y por tanto la inmigración que llega a las Islas tiene que ser solidariamente repartida entre los Estados miembros de Europa, incluido el resto de nuestro país. Eso es actuar en coherencia". “No podemos ser ocho islas para que aquí quede toda la inmigración”, añadió.

Alega que, por sí solo, el archipiélago no puede hacer frente a una crisis que se está prolongando en el tiempo. "Canarias es Europa y si en Bruselas se piensa que el inmigrante irregular que llega a Canarias no está ya en Europa están incumpliendo una norma comunitaria, porque somos Región Ultraperiférica (RUP) europea. Bruselas tiene que sentir que la inmigración que llega a Canarias llega a Bruselas, lo tiene que sentir Madrid, lo tiene que sentir París, lo tiene que sentir toda Europa", defendió.

En ese sentido, Torres aboga por globalizar el problema, para que entiendan que afecta a todo el continente y no solo a los territorios donde ocurre. Juzga además, la falta de importancia con respecto a otros dilemas de la actualidad: “En eso sí que se ha fallado por la UE, que ha entendido que hay que responder al daño económico producido por la Covid pero no ha sabido responder de manera semejante a que, también producido por la Covid, la gente sale de sus países, emigra y va a Europa".

COMPARTIR: