17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aunque la competición cuenta con el visto bueno del TJUE, "la creación del proyecto a corto plazo es improbable", según señalan desde FASFE

Peñas y aficiones de fútbol contra el ‘sí’ a la Superliga: “Es cismática, sólo para la élite”

/ Imagen de la sede del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en Luxemburgo.
Tras varios años de polémicas alrededor del proyecto de la Superliga de fútbol que algunos clubes europeos apoyaron, entre ellos el FC Barcelona y el Real Madrid, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dado el ‘visto bueno’ al proyecto en detrimento de los intereses de UEFA y FIFA. Por otra parte, elcierredigital.com ha charlado con Emilio Abejón, portavoz de FASFE, para conocer la opinión de los aficionados sobre el proyecto, que ha generado el enfado de numerosos clubes y peñas.

Tras años de polémicas alrededor de la Superliga apoyada por diversos clubes Europeos, entre ellos el Real Madrid y el FC Barcelona, finalmente la Sala Principal del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado ilícitas las restricciones impuestas por la UEFA y la FIFA a la Superliga debido a la falta de transparencia, proporcionalidad y objetividad en las normas de estas organizaciones internacionales.

El Tribunal europeo también ha señalado que tanto la FIFA como la UEFA están abusando de su posición de poder al tener el control exclusivo sobre la explotación comercial de los derechos de las competiciones que organizan.

Cabe destacar que el Tribunal de Justicia europeo ha explicado que no es el organismo encargado de resolver el conflicto en cuestión. Sin embargo, el TJUE argumenta en su sentencia que las normas de la FIFA y la UEFA contravienen las leyes de competencia de la Unión Europea al prohibir a los clubes y jugadores participar en la Superliga bajo amenaza de sanciones, y no se requiere la autorización previa de estas dos organizaciones para establecer una nueva competición de fútbol y clubes.

La sentencia del caso

En particular, el Tribunal Europeo con sede en Luxemburgo ha advertido que estas organizaciones internacionales no cumplen con criterios de transparencia, objetividad, no discriminación y proporcionalidad, lo cual constituye un abuso de su posición dominante. Además, considera que las reglas que otorgan a la FIFA y la UEFA el control exclusivo sobre los derechos comerciales de estas competiciones pueden limitar la competencia y perjudicar a los medios de comunicación, aficionados y espectadores al impedirles beneficiarse de nuevas competiciones potencialmente innovadoras o interesantes.

La sentencia que ha publicado este jueves el TJUE reconoce que el deporte tiene características particulares, como la existencia de asociaciones con poder para establecer normas y sanciones. Sin embargo, advierte que la organización de competiciones de fútbol de clubes y la explotación de los derechos de difusión son actividades claramente económicas y, por lo tanto, deben regirse por las normas de competencia y las libertades de circulación establecidas por la comunidad.

FOTO-TJUE

Sede del TJUE

En este sentido, la sentencia del TJUE indica que cuando una empresa en una posición dominante tiene la capacidad de establecer las condiciones de entrada al mercado para empresas competidoras, como ocurre en este caso con la UEFA y la FIFA, debe hacerlo de manera objetiva, proporcional y transparente, entre otros criterios, para evitar conflictos de interés. Según el Tribunal Europeo, las normas de autorización, control y sanción de la UEFA y la FIFA son arbitrarias y constituyen una restricción injustificada a la libre prestación de servicios.

Por último, en cuanto al control de la UEFA y la FIFA sobre la explotación de los derechos de difusión y su posible perjuicio para los clubes europeos de fútbol, el TJUE ha señalado que será responsabilidad del Tribunal de lo Mercantil n.º 17 de Madrid verificar si estas normas pueden beneficiar a los diferentes grupos de interés del fútbol, por ejemplo, mediante una redistribución solidaria de los ingresos generados por esos derechos.

La respuesta de las peñas y aficionados

Por su parte, FASFE, Red de la afición formada por asociaciones de accionistas y aficionados, peñas, uniones de peñas, clubes de fútbol popular e hinchas individuales que representa en español al FSE inglés (Football Supporters Europe), ha mostrado su rechazo a la sentencia del TJUE a través de su portavoz Emilio Abejón, que ha charlado con elcierredigital.com sobre el enfoque de los aficionados acerca de la Superliga.

“Nosotros siempre nos hemos opuesto junto con nuestros compañeros europeos a la creación de una liga cismática de la élite súper rica y la decisión de esta mañana de la Unión Europea no cambia absolutamente nada nuestra postura, lo vemos más como un juego de ver qué puede ser  legal y que no es legal y nuestra postura no ha tenido nada que ver con eso nunca”, expone el portavoz de FASFE durante su charla con este medio.

Según Abejón, “nuestra postura tiene que ver con que no queremos una liga cismática de súper élite en la que se limita o se suprime el mérito deportivo y en la que los ingresos se concentran en una élite, que además es algo que va en contra del modelo europeo de deporte y del fútbol que nos gusta a los aficionados”

Más allá del aspecto burocrático del asunto de la Superliga, el portavoz de FASFE sostiene que: “La Superliga no existe a día de hoy no porque UEFA se opusiera, que de hecho nunca ejecutó realmente ninguna sanción, sino sencillamente porque los aficionados, sobre todo los aficionados ingleses, nos posicionamos en contra de esta liga y eso fue lo que la detuvo realmente”.

emilio-abejon-728

Emilio Abejón, portavoz de FASFE

Además, tal y como expone Abejón: “A día de hoy en el proyecto de la Superliga apenas quedan dos clubes, independientemente de que quieran o no continuar necesitarían más clubes para crear una Superliga, aunque parece que los clubes europeos no están por la labor así que estamos de enhorabuena en ese sentido”.

Para Abejón, la clave del rechazo de los aficionados a este proyecto reside en que “es un proyecto de unos super clubes que pretenden concentrar la mayor parte de los ingresos y decidir ellos qué se hace con el dinero de nuestro fútbol, nosotros creemos en un fútbol en forma de pirámide en cuya base están un montón de clubes amateur”.

“El talento deportivo va de abajo de la pirámide hacia arriba y los ingresos van de arriba hacia abajo, si se rompe la pirámide de tal manera que los ingresos no vayan hacia abajo lo que hacemos es cargarnos el modelo porque la base de la pirámide se precariza y se echa a perder y creemos que el fútbol es para todos y para todas y queremos disfrutarlo todos y todas”, concluye el portavoz de FASFE durante su charla con elcierredigital.com. 

COMPARTIR: