16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La niña llevaba en tratamiento desde el pasado mes de marzo cuando se le detectó la enfermedad

Fallece Xana, la hija del exseleccionador nacional de fútbol Luis Enrique a causa de un cáncer óseo

Luis Enrique.
Luis Enrique.
Xana, la hija pequeña del exseleccionador nacional Luis Enrique ha fallecido en la tarde de este jueves en el hospital barcelonés donde se encontraba ingresada desde el pasado mes de marzo. Ha sido su propio padre quien ha comunicado la triste noticia en sus redes sociales. Descanse en paz.

La noticia se supo poco antes de las diez de la noche a través de su propio padre, el exseleccionador nacional Luis Enrique Martínez, que comunicaba en su cuenta de Twitter la muerte de su hija Xana de nueve años, víctima de un osteosarcoma en una de sus rótulas.  La pequeña llevaba cinco meses luchando contra esta enfermedad. El Cierre Digital, conocedor de este drama ya adelantó en exclusiva que los motivos de la ausencia de Luis Enrique eran de índole personal

La hija del técnico asturiano enfermó el pasado mes de marzo, el motivo por el que el entrenador abandonó precipitadamente la concentración de la selección española en Malta. Entonces no trascendieron informaciones al respecto porque, tanto Luis Enrique como la propia la Real Federación Española, solicitaron máxima discreción ante un asunto tan delicado.

Mensaje de Luis Enrique en Twitter.

En la noche del lunes, una vez se consumó la tragedia, fue el propio Luis Enrique quien escribía un comunicado: "Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma. Damos las gracias por todas las muestras de cariño recibidas durante estos meses y agradecemos la discreción y comprensión", se podía leer en el texto.

El exseleccionador también dio las gracias a los medios por el respeto que se le había brindado y añadía "también agradecer al personal de los hospitales Sant Joan de Déu y Sant Pau (hospitales en los que la pequeña Xana recibió cuidados) por su discreción y trato, a los médicos, enfermeras y a todos los voluntarios. Con una mención especial al equipo de curas paliativas de Sant Joan de Déu".

En su mensaje, Luis Enrique tiene unas emotivas palabras hacia su hija: "Te echaremos mucho de menos, pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia. Descansa Xanita. Familia Martínez Cullell".

Xana era la menor del matrimonio que forman Luis Enrique y Elena Cullell, que además tienen otros dos hijos (Pacho y Sira). La niña sufría un sarcoma, cáncer de huesos, que comenzó en una de sus rótulas.

Todos los  tratamientos e intentos de cura resultaron en vano. La familia acudió con la pequeña al mejor especialista europeo, que se encuentra en Alemania, aunque la pequeña estaba internada en el hospital San Pau de la Ciudad Condal.

En los últimos meses incluso los padres viajaron con Xana hasta Estados Unidos intentando otro tratamiento, pero no resultó. La familia llevó con gran discrección la enfermedad de la pequeña hasta el final y no se han separado ni un segundo de la niña durante estos meses. La  totalidad de la prensa deportiva española estaba al tanto de lo ocurrido y respetaron en todo momento la privacidad del exseleccionador. 

COMPARTIR: