10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde el 26 de marzo pasado, el seleccionador nacional no ha vuelto a la ciudad deportiva de Las Rozas y dirige a los jugadores desde Barcelona

Secreto de Estado: la ausencia prolongada de Luis Enrique en la Selección se debe a un grave problema familiar

Los rumores se han disparado. Luis Enrique no ha aparecido por la ciudad deportiva de Las Rozas desde el pasado 26 de marzo. Hay un silencio hermético en torno al seleccionador nacional. Jugadores y presidente de la Federación Nacional de Fútbol, Luis Rubiales, mantienen su apoyo a Luis Enrique y guardan silencio absoluto. El cierredigital.com puede afirmar que se trata de un serio e importante problema familiar que afecta gravemente a una de sus hijas.

El cierredigital.com puede afirmar que el seleccionador español está atravesando una situación familiar extremadamente delicada que afecta de manera particular y grave a una de sus hijas y que le tendría alejado de entrenamientos y partidos oficiales. Ya se dejó entrever en los mensajes de apoyo de sus jugadores y compañeros. Desde el día que abandonó la concentración en Malta antes del partido de la selección por un problema familiar grave, nada más se ha vuelto a saber de él. Y los medios de comunicación lo han respetado. Los aficionados no conocen la gravedad del problema y por ello, varios meses después, se preguntan qué está pasando con la selección. Hoy lo desvelamos: un grave enfermedad de una de sus hijas, que quizá le va impedir estar de nuevo en el partido del Estadio Santiago Bernabéu contra Suecia.

Luis Enrique y Luis Rubiales

Algunos aseguran que Luis Enrique habría puesto su cargo a disposición de Rubiales, pero que el presidente de la Federación Nacional de Fútbol habría confirmado su confianza en el seleccionador permitiéndole quedarse en Barcelona todo el tiempo necesario e, incluso, ausentarse fuera de España si fuera necesario.

Ya el pasado mes de mayo pasado, cuando surgió como posible sustituto de Luis Enrique el nombre de Abelardo, rápidamente salieron desde la Federación a desmentir rumores y a confirmar la continuidad del seleccionador quien dirige al conjunto español desde la distancia y confiando en su segundo, Roberto Moreno. Las nuevas tecnologías permiten ese trabajo, le envían las grabaciones de los entrenamientos y todo lo necesario para poder recibir sus instrucciones y ponerlas en práctica en el campo de juego.

Sin embargo, ciertas voces del mundo del fútbol se están preguntando ya si “la Roja” puede dirigirse así, desde la distancia, o si puede alargarse mucho esta situación.  Nadie entra en la difícil situación que estaría sufriendo Luis Enrique y su familia, y con la que todos se solidarizan y le acompañan.  Se trata únicamente de no arriesgar con la selección.

Luis Enrique durante un partido de fútbol.

Otros hacen comparaciones con la situación que viven muchos ciudadanos de a pie cuando tienen una situación semejante y tienen que ausentarse del trabajo. O piden excedencia sin remunerar, si su contrato se lo permite, o se ven obligados a dejar su puesto...

Pocos podrían continuar trabajando en la distancia y recibiendo el millonario sueldo mensual necesario para su subsistencia... Incluso, la "magnífica" reforma laboral que introdujo el Gobierno de Mariano Rajoy permite despedir a un empleado que sufre bajas por depresión o enfermedad que alcancen el veinte por ciento de las jornadas hábiles de dos meses consecutivos... Así es de cruel, pero real.

Luis Rubiales mantiene su confianza en Luis Enrique y los demás miembros de su equipo también su apoyo y ánimo. Todos desean su regreso al césped,  pero, sobre todo, desean que los problemas familiares de su hija se solucionen de la mejor manera posible. Todos  lo desean, pero muchos ya claman por su vuelta al trabajo del día a día o sino un sustituto ya. 

COMPARTIR: