02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Debutó con el Depor, jugó con el Barça donde ganó dos Ligas y dos Copas de Feria y luego triunfó en el Inter de Milán donde ganó dos Copas de Europa

Muere el futbolista gallego Luis Suárez, el histórico primer balón de oro español

Luis Suárez Miramontes.
Luis Suárez Miramontes.
El fútbol español está de luto tras el fallecimiento de una auténtica leyenda. Luis Suárez Miramontes, el primer jugador español nacido en España en ganar el Balón de Oro en 1960, ha fallecido a los 88 años de edad en Milán. Suárez inició su carrera deportiva en el RC Deportivo y posteriormente fue fichado por el F.C. Barcelona. En 1961 dió el salto al fútbol internacional con el Inter de Milán y fue allí donde desarrolló una fulgurante trayectoria.

El fútbol nacional está de luto. El exdelantero interior Luis Suárez Miramontes ha fallecido este domingo a los 88 años de edad. La figura de Suárez ha sido una de las más relevantes y reconocidas a nivel mundial puesto que fue el único galáctico español en ganar un Balón de oro en 1960.

"El legendario excentrocampista nerazzurro falleció a los 88 años. Despedirnos de Luisito nos deja una profunda melancolía: la nostalgia de su fútbol perfecto e inimitable que inspiró a generaciones se une al recuerdo de un futbolista único y de un gran jugador del Inter. Lo vamos a echar de menos, porque, como predicaba Helenio Herrera, 'si no sabes qué hacer, dale la pelota a Suárez'», ha anunciado este domingo el Inter de Milán, club donde jugó en la década de los sesenta.

El 'arquitecto'

Luis Suárez Miramontes nació en La Coruña el 2 de mayo de 1935. Fue en su tierra natal donde comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo del fútbol. El gallego inició su carrera deportiva en el RC Deportivo previamente a ser fichado por el F.C. Barcelona en 1954, club con el que logró ganar dos Ligas, dos Copas y dos Copas de Ferias. 

A pesar de sus éxitos en Barcelona, incluido el Balón de Oro, Luis Suárez nunca alcanzó el estatus social de Ladislao Kubala. Aunque ambos jugadores mantenían una buena relación, Suárez siempre agradeció la ayuda de Kubala. Al final, el gallego dejó la Ciudad Condal afirmando que "fui traspasado por el público".

EN PRIMERA PERSONA: Luis Suárez Miramontes

Luis Suárez Miramontes.

En 1961, Suárez dio el salto al fútbol italiano al fichar por el Inter de Milán, convirtiéndose así en el primer futbolista español en ser traspasado a un club italiano. Su traspaso se llevó a cabo por una cifra récord en ese momento, aproximadamente equivalente a 204,000 euros actuales.

Aunque no fue plenamente aceptado en Barcelona, Luis Suárez fue amado y admirado en Italia. En el Inter, se convirtió en un futbolista total y desempeñó un papel clave en el equipo dirigido por Helenio Herrera. Suárez formó parte de los equipos que ganaron dos Copas de Europa: la primera en 1964, cuando derrotaron al Real Madrid en Viena, y la segunda al año siguiente en casa, ante el Benfica.

Suárez fue el "arquitecto" del equipo de Herrera, destacándose por su clase, velocidad y una sociedad imparable junto a Jair y Mazzola. En total, logró tres títulos de liga, dos Copas de Europa y dos Copas Intercontinentales con el Inter de Milán.

Su etapa como entrenador

Después de su carrera como jugador, Luis Suárez incursionó en el mundo de los banquillos. Tuvo varias experiencias como entrenador, principalmente en la Serie A y en su querido Inter de Milán, donde dirigió al equipo en tres etapas diferentes (1975, 1992 y 1995). También entrenó a equipos como la Sampdoria, SPAL, Como, Cagliari, Deportivo de La Coruña y Albacete Balompié en la temporada 1994-1995.

Luis Suaréz Miramontes se hubiera retirado en el Barça

Luis Suárez.

Además, Suárez tuvo la oportunidad de dirigir a la selección española, comenzando como seleccionador sub-21 (1980-1988) y luego asumiendo el cargo de seleccionador absoluto (1988-1991), llevando al equipo al Mundial de 1990, donde fueron eliminados en octavos de final por Yugoslavia. Anteriormente, había logrado el primer título europeo de la categoría sub-21 para España en 1986. La huella dejada por Luis Suárez en el fútbol español e italiano es innegable. Su legado será recordado y su contribución al deporte será siempre reconocida. 

 

COMPARTIR: