28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Emilio Abejón, portavoz de FASFE, explica que "la lista de acceso es injusta, anticompetitiva y va en contra de los principios del mérito deportivo"

Los aficionados contra las reformas de las competiciones de la UEFA: "Solo pretenden parecerse a la Superliga"

Aficionados.
Aficionados.
Los cambios en el formato de las competiciones de clubes de la UEFA han levantado las críticas en los aficionados, que siempre se han posicionado en contra. En un comunicado compartido por FASFE explican que los tres principales motivos por los que están en contra de la reforma son: El añadir más partidos sin mucho interés al calendario, que la lista de acceso es injusta, anticompetitiva y va en contra de los principios del mérito deportivo, y que no se fomente la solidaridad financiera.

En las últimas semanas, la prensa ha estado repleta de información sobre los cambios en el formato de las competiciones de clubes de la UEFA, que se decidirán la próxima semana. Los aficionados denuncian que "esta es una clara indicación de que los clubes y los ejecutivos encargados de decidir el futuro del fútbol europeo aún no pueden ponerse de acuerdo sobre una posición común, y mucho menos una que beneficie a todas las partes implicadas".

En cambio, la postura de los aficionados ha sido la misma desde el principio. Se oponen firmemente a la agenda de reforma para 2024. Sobre este tema elcierredigital.com ha hablado con Emilio Abejón, secretario general y portavoz de FASFE, que ha contado a este diario que las reformas propuestas “son un paso para parecerse a la Superliga”.

Abejón ha explicado, que “en principio parece que lo que está medio aprobado, que todavía tendrá que aprobarlo el Comité ejecutivo de UEFA, no es exactamente como nos habían casi amenazado. En vez de 10 partidos más, van a ser 6 y sí, habrá dos plazas extras, que van a ser para las dos ligas con mayor coeficiente pero que serán para los equipos que se clasifiquen en la liga doméstica, no por recorrido histórico o por coeficiente histórico”.

“Falta por saber si la idea de realizar una final four, en la que se jugaría durante una semana entera, por lo tanto, semifinal y final, en un estadio parcial se van a llevar a cabo, pero como todavía no se sabe si es definitivo y lo que se conoce no es tan horrible como lo que nos habían dicho, aún estamos a la expectativa” prosigue.

Abejón critica que “aumentar el número de partidos europeos a más de estos previos de fase de grupos, añade poco, sobrecarga el calendario y para los aficionados que nos gusta seguir a nuestros equipos supone una mayor carga económica sin especial interés en los partidos”.

Ya no nos gustaba demasiado como estaba siendo pero creo que encima ahora se está yendo por mal camino. Nos parece que la reforma tendría que ir más por la solidaridad financiera y por un diseño del calendario más racional, y menos por explotar con más partidos para conseguir más ingresos de televisión que, por otro lado, solo se distribuyan entre clubes de super élite” concluye Abejón.

Aficionados en contra de las reformas

En un comunicado los aficionados han explicado las tres razones principales por las que están en contra de estas reformas:

El calendario: Los aficionados denuncian que “agregar partidos a las competiciones europeas aumentará la brecha entre y dentro de las ligas, fortalecerá el dominio de los clubes ricos, socavará el compromiso del juego con la sostenibilidad ambiental y conducirá a un fútbol más aburrido y sin nada en juego”.

Y añaden que “los partidos adicionales también ejercerán presión sobre los calendarios nacionales ya repletos, brindando incentivos para reducir el tamaño de las ligas y deshacerse de las competiciones de copas tradicionales. Mientras tanto, se les pedirá a los aficionados que dediquen más tiempo y dinero a seguir a su equipo que muchos, simplemente, no tienen”.

Quién es Aleksander Čeferin, presidente de la UEFA? | Goal.com

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA.

Lista de acceso: Los aficionados critican que “los planes para permitir que los clubes se clasifiquen para Europa en función de su desempeño histórico son fundamentalmente injustos, anticompetitivos y van en contra de los principios del mérito deportivo. Representan un intento obvio de recompensar a los clubes de élite que rindan menos, a expensas de los demás, y también pone en duda la retórica de los clubes de la ECA en torno a la Superliga”.

Solidaridad financiera: “Jugar con el formato de las competiciones no hace nada para abordar los problemas estructurales que sufre el fútbol europeo. Abordarlos requiere una revisión radical del modelo de distribución de ingresos de UEFA para que el dinero se reparta de manera más equitativa entre los clubes participantes y no participantes”, expresa el escrito.

El comunicado concluye explicando que “al final, su decisión dará forma al fútbol durante una generación, afectando a todas las ligas, clubes, jugadores y aficionados de Europa”. Y exigiéndoles “que concentren su atención en los asuntos serios en cuestión, no en sueños juveniles de largos espectáculos en los descansos de los partidos, finales de una semana de duración e imitaciones de la Superbowl” y “que escuchen a los millones de aficionados de grada de todo el continente para que abandonen estas reformas y defiendan los intereses del fútbol europeo”.

COMPARTIR: