01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El futuro de los jugadores continúa en el aire a pesar de este rescate

El CF Reus se salva de desaparecer ‘in extremis’ con dinero cuya procedencia aún se desconoce

Los jugadores del Reus celebran la victoria ante el Alcorcón
Los jugadores del Reus celebran la victoria ante el Alcorcón
El conjunto catalán, CF Reus, mantendrá la categoría tras llegar a un acuerdo entre entidad y jugadores para pagar los sueldos atrasados. La plantilla cobrará los impagos con dinero de procedencia desconocida

El CF Reus se salvó prácticamente sobre la bocina. Cuando parecía que el Reus iba a jugar el sábado por la tarde el último partido de su historia, la sorpresa saltó: el club iba a pagar todas las nóminas atrasadas a la plantilla.

La entidad envió un comunicado que explicaba la situación de la siguiente manera: ‘’El CF Reus Deportiu SAD informa que, en estos momentos, se está haciendo efectivo el correspondiente pago a los jugadores del primer equipo, en un proceso que se completará en las próximas horas. De esta manera, queda garantizada la continuidad del CF Reus a Laliga 123’’.

Lo que todavía no se sabe es quién ha evitado la debacle. El club no comenta nada sobre de la procedencia el dinero. Además, tampoco señala si el equipo se ha vendido, si la medida tomada es un ‘’parche’’ o si se tratara una se solución definitiva. Tampoco se explica si los jugadores han decidido quedarse o si abandonarán el club durante el mercado invernal, que se abre el próximo 1 de enero y finalizará el 31 del mismo mes.

Una salvación que podría acarrear costes

El Reus se ha salvado, sí, pero el peaje podría tener un precio muy alto: el descenso administrativo. Habrá que esperar a ver si el club se queda con los jugadores que presuntamente habían pedido marcharse y a lo que decida La Liga, ya que esta última le puso una ‘falta grave’ debido a la situación tan precaria que tenía la entidad rojinegra.

Los_jugadores_del_Reus_con_su_aficiAn_1

Los jugadores del Reus celebran una victoria con su afición

El Reus con una deuda de 5 millones de euros podría terminar con un  descenso administrativo a final de temporada. Y si llegara a evitar esta opción,  descendería a Segunda División B por impagos, algo que conocen muy bien Elche y Real Murcia, que fueron los dos últimos clubes en bajar de esta manera. El primero de Primera a Segunda y el segundo de Segunda a Segunda B.

En el caso de que el Reus baje deportivamente, la situación podría agravarse mucho más, pues si La Liga decide aplicar un descenso administrativo, el conjunto rojinegro podría empezar la siguiente temporada en Tercera División, un caso similar al que vivió el Real Oviedo en el año 2003,  cuando descendió a Segunda B en el campo y a Tercera en los despachos.

Los pagos a cuerpo técnico y desempleados todavía se desconocen

En la información facilitada por el Reus no se hace referencia ni al cuerpo técnico, ni a los trabajadores del club, con lo cual se desconoce si estos van a recibir sus retribuciones atrasadas.

Según las fuentes consultadas, el dinero podría venir de capital extranjero liderado por el intermediario de jugadores Jorge Mendes. Fuentes cercanas señalan que el agente portugués ya tiene relación relación con el club y habría proporcionado jugadores. De hecho, estas mismas fuentes aseguran que el agente pudo haber invertido en la entidad en el pasado, algo que habría podido influir en la situación tan adversa que ha tenido el Reus.

COMPARTIR: