01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se controlarán aeropuertos, hoteles y se creará hasta tres anillos de seguridad alrededor del estadio

Dos mil agentes de Policía Nacional serán los encargados de controlar a las "barras bravas" argentinas en la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu

Agentes antidisturbios movilizados y  ultras del Legia Varsovia polaco
Agentes antidisturbios movilizados y ultras del Legia Varsovia polaco
La Policía Nacional está trabajando para coordinar aproximadamente a 2.000 agentes. Los policías estarán desplegados en puntos estratégicos e intentarán que las ‘barras bravas’ no se hagan visibles en Europa aprovechando la final entre River Plate y Boca Juniors en el Santiago Bernabéu.

Tras la confirmación de que la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors iba a jugarse en el Santiago Bernabéu, la decisión sobre la magnitud del dispositivo policial depende en primer lugar de cuantas entradas se repartan entre los aficionados de ambos conjuntos.

Fuentes de Europa Press señalan que ‘’no se puede plantear con seriedad ni este ni ningún dispositivo deportivo hasta que no se sepa si se venderán entradas, y cuántas o cómo, en Argentina", ya que los clubes se han quejado por la decisión tomada de la CONMEBOL de jugar la vuelta de la final en el estadio del Real Madrid.

Después de la reunión de urgencia realizada el pasado jueves en la Delegación del Gobierno, los expertos de la Policía esperan a otra cita entre la organizadora del trofeo, CONMEBOL, el Real Madrid y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que está ejerciendo de intermediadora para cuestiones como son por ejemplo la venta de entradas.

El diseño del plan policial se hará realidad cuando determinen cuantos aficionados llegarán procedentes de Argentina u otros países para asistir al encuentro. De momento también se está a la espera sobre si se venderán entradas para aficionados del Boca Juniors, ya que en la ida en La Bombonera no se vendió ningún ticket a seguidores de River Plate.

Boca_Juniors_River_Plate_en_la_final_de_Libertadores

Imagen de la ida de la final en La Bombonera

Pero se prevé que se coloquen en ambos fondos tanto las aficiones de River como de Boca, con una zona "neutral" en el centro. Ya ayer domingo se agotaron en 5 horas las entradas del Lateral Oeste (Paseo de la Castellana) que puso a disposición el Real Madrid a sus socios a razón de 1 entrada por socio y otra por acompañante.

Seguridad Ciudadana lleva a cabo la coordinación de los agentes

Seguridad Ciudadana, encargada de coordinar el dispositivo de la Policía Nacional, están recabando toda la información posible sobre los aficionados extremos de estos equipos sudamericanos conocidos como ‘barras bravas’.

Estos ultras podrían aprovechar el viaje a Madrid para fraternizar con ultras de equipos españoles para visibilizarse en Europa, por lo que no se descarta el desplazamiento de estos seguidores.

La cantidad de policías movilizados es una incógnita, pero seguramente acaben siendo 2.000, ya que hace días el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, comentó que en una final de Champions League se suelen colocar en las calles a 2.000 efectivos, por lo que esa cifra podría ser la que se ponga en la final de la Libertadores.

Entre estos agentes habrá miembros ‘antidisturbios’ de las Unidades de Intervención Policial (UIP) o de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), grupos que son especialistas en control de masas. También podrían incluirse otras unidades menos visibles, pero de igual importancia como son las de Información.

El_autobAs_de_Boca_Juniors_apedreado

Aficionados de River Plate abuchean y apedrean el autobús de Boca Juniors

Uno de los puntos señalados como claves en el entramado de seguridad, es el aeropuerto de Madrid-Barajas, para prevenir infiltraciones de aficionados radicales. Tras los altercados ocurridos en Buenos Aires antes del partido que iba a ser la vuelta de la final, los cuales obligaron a suspender el choque, el líder de una de las barras bravas de River, Héctor ‘El Caverna’ Godoy, ha sido situado como principal sospechoso por una supuesta venganza que quiere llevar acabo, después de que el operativo policial le requisara una importante cantidad de entradas y de dinero que tenía este hincha.

COMPARTIR: