17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El trencilla del VAR y ahora candidato independentista por Lleida, señalado por intentar salvar al Barça de la quema judicial en los pagos arbitrales

Estrada Fernández: El psicólogo y árbitro denunciante contra Negreira, nuevo político de ERC

/ Estrada Fernández
El árbitro catalán Xavier Estrada Fernández está en el ojo del huracán. Sin embargo, el integrante del VAR ha sido el único trencilla en denunciar a José María Enríquez Negreira, pero su negativa a explicar su relación con él y con su hijo, así como su decisión de no querellarse contra el Fútbol Club Barcelona ha levantado todo tipo de comentarios. Ahora, su nombre vuelve a estar en el candelero tras integrarse en las listas independentistas de ERC en Lleida.

Tras 241 partidos ligueros arbitrados en doce temporadas, amén de cuatro encuentros de Champions, quince de Europa League y varios de la copa de Europa sub 21 de 2015, Xavier Estrada Fernández vuelve a la actualidad. Este es el notable currículum que goza este árbitro catalán que en 2021 se retiró como trencilla en los campos y se recicló como colegiado auxiliar del VAR en los despachos. 

El psicólogo y árbitro se había colocado en el ojo del huracán en las últimas semanas al ser el único colegiado que denunció al exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), su compañero José María Enríquez Negreira, como a su hijo Javier Enríquez Romero. 

En el caso que salpica al FC Barcelona, Enríquez Negreira cobró más de siete millones de euros del Fútbol Club Barcelona entre 2001 y 2018, y, solo en tres años, sacó en efectivo de su cuenta más de 550.000 euros, presumiblemente para pagar a terceros. 

La denuncia en su día de Estrada Fernández aseguraba que "los querellados han actuado con un manifiesto ánimo de lucro y con la pretensión evidente de influir en las decisiones arbitrales, a fin de garantizar que éstas no perjudicasen al FC Barcelona".

Y afirmaba que estos supuestos hechos atentaban contra "la transparencia del fútbol profesional, el buen nombre de los árbitros y la integridad que debe guiar el comportamiento del colectivo arbitral".

Sospechas

Pero el papel 'robinhoodesco' de Estrada Fernández tiene dos sombras: su decisión de no incluir en su querella al Fútbol Club Barcelona, el supuesto principal beneficiario de este escándalo, como su negativa a contestarle a la Real Federación Española de Fútbol sobre la relación que él habría tenido con Enríquez Negreira y con su influyente hijo. 

Precisamente, Luis Medina Cantalejo, actual presidente del CTA, cargó contra él por ser el único árbitro en negarse a rellenar el formulario: "Como en cualquier vestuario, hay personas que prefieren posturas personalistas, egoístas y traidoras. Alguien de los nuestros filtró información. Un amigo de los árbitros, un gran compañero, se encargó de dar a conocer noticias. Y todos los árbitros respondieron a nuestra solicitud, menos uno, que todavía no ha contestado a un requerimiento de la Federación, como han hecho el resto de compañeros". 

Estrada Fernández. 

La teoría de la complicidad de Estrada Fernández y el Fútbol Club Barcelona se ha disparado en las últimas horas tras conocerse su fichaje como número cinco dela formación política Esquerra Republicana de Catalunya en las municipales de Lleida, con la intención de que el actual alcalde, Miquel Pueyo, revalide su cargo en este feudo socialista. 

El dolor a cuenta de su hijo

Xavier Estrada Fernández nació hace 47 años en Lleida, estudió Psicología del Deporte y Neuropsicología, y comenzó en el mundo del arbitraje con poco más de 20 años, en la temporada 1996/97, ascendiendo en una década hasta la categoría de plata del fútbol español, y debutando en primera división en 2009. 

Sus primeros pasos en el mundo del fútbol no fueron fáciles: "Fue en un campo que ya sabía que era caliente. Fui con la que hoy es mi mujer. Pedí que me dejara a la entrada del pueblo e hice los últimos centenares de metros andando. Mientras tanto, ella seguía con el coche hasta el campo. Así nadie la relacionaba conmigo y seguía el partido desde la grada como una aficionada más".

"Como ya me imaginaba, el partido fue difícil. Mucho. Tuvieron que venir los Mossos y lo hicieron con un coche de atestados. Recuerdo que me preguntaron si me sabía mal subir a la furgoneta. ¿Mal? ¡Lo que quería era que me sacaran de ahí!", recordó. 

En 2021 se despidió de la primera división por todo lo alto, ya que los jugadores del Levante-Cádiz le hicieron un pasillo: "La despedida fue muy emotiva. Ni en el mejor de mis sueños podía imaginar que los dos clubes decidieran hacer ese gesto con jugadores y técnicos", aseguró. 

Sobre su papel en el terreno de juego, se explicó: "Me comporto igual dentro del terreno de juego como fuera. Si es verdad que la gente solo nos conoce a través de una pantalla y dentro del campo. Hago mi rol dentro del campo como jugadores y entrenadores". 

Y en Onda Cero reconoció que lo pasó mal por la incomprensión de su hijo hacia los ataques que recibía desde la grada: "A nivel familiar no me gusta mucho influenciar a mis hijos por el hecho de ser árbitro. Pero bueno, claro que hay anécdotas. Mi hijo me ha comentado que no entiende por qué me insultan desde la grada".

En Ara aseguró que creía en la independencia del CTA: "A nivel mediático no somos inmunes, esto es evidente. Pero a nivel del colectivo, el Comité tiene suficientes mecanismos para ser un ente independiente en este sentido. Yo, por ejemplo, desconozco si algún club se ha quejado de mí o no. Aparte de que no hace falta todo esto. Un árbitro ya lo sabe, cuando se ha equivocado, y es el primero a quien le sabe mal". 

Dardos de la Fiscalía

La Fiscalía asegura que "a través de los presidentes Sandro Rosell y Josep María Bartomeu el Barça alcanzó y mantuvo un acuerdo verbal estrictamente confidencial con el denunciado Enríquez Negreira, a fin de que, en su calidad de vicepresidente del CTA y a cambio de dinero, realizase actuaciones tendentes a favorecer al Barcelona en la toma de decisiones de los árbitros en los partidos que disputase el club, y así en los resultados de los competiciones". 

"Árbitros cuya designación para cada partido de las competiciones españolas de ámbito estatal y profesional se llevan a cabo en el seno del CTA, organismo encargado, además, de las evaluaciones -en las que participaba el denunciado- para los ascensos y descensos de categoría de los árbitros, así como de la proposición de candidatos a árbitros internacionales", aseguran. 

El Real Madrid, por su parte bajo el mandato de su presidente Florentino Pérez, finalmente ha dado un paso adelante y se personará en el 'caso Negreira': "La Junta Directiva del Real Madrid C. F. ha tomado conocimiento de las graves acusaciones formuladas por la Fiscalía de Barcelona contra el F. C. Barcelona, dos de sus presidentes, Josep María Bartomeu y Sandro Rosell, y los exdirectivos Albert Soler y Óscar Grau, sobre la base de potenciales delitos, entre otros, de corrupción en el ámbito deportivo, en el marco de las relaciones entabladas por dicho club con quien fuera vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, José María Enríquez Negreira". 

"El Real Madrid manifiesta su profunda preocupación sobre la gravedad de los hechos y reitera su plena confianza en la acción de la justicia y ha acordado que, en defensa de sus legítimos intereses, se personará en el procedimiento en cuanto el juez lo abra a las partes perjudicadas", añadían en su comunicado. 

El Consejo Superior de Deportes también ha querido romper algunas sospechas al anunciar que también se presentarán. Así lo comunicó ayer su presidente, elexministro socialista José Manuel Franco: "La Fiscalía ha denunciado ante el Juzgado de Instrucción, y tiene que admitirlo a trámite. En el momento que eso se produzca, nosotros nos personaremos en esta causa. Actuaremos con la mayor contundencia una vez termine el trabajo del Ministerio fiscal". 

El presidente culé Joan Laporta, por su parte ha tirado de victimismo en las redes sociales tras el anuncio de su aliado en la Superliga, el Real Madrid: "El Barça es víctima de una campaña en la que ya están todos". 

También han levantado polvareda las palabras del exárbitro Eduardo Iturralde González, que ha criticado al Real Madrid TV por un reportaje emitido contra el trencilla aragonés Carlos Clos Gómez: "Es una gran falacia que se está instalando en la opinión pública porque Enríquez Negreira no tenía poder ni ascendencia sobre los árbitros. No tenía ninguna, ni sobre Clos Gómez". 

"Hay quienes hacen comunicados y otros que hacen reportajes en su canal oficial como es el Real Madrid, que son indignos de lo que se dice ser el mejor club del mundo. Ese reportaje es rastrero, es indecente", añadió el exárbitro Iturralde. 

COMPARTIR: