21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intérprete, que acaba de cumplir 38 años, ha acudido junto a Rosauro Varo a la Semana Santa sevillana donde ha compartido balcón con Juanma Moreno

Amaia Salamanca, devota de las procesiones: Su nexo con la reina Letizia y amistad con los Aznar

El Cierre Digital en Amaia Salamanca.
Amaia Salamanca.
La actriz Amaia Salamanca se ha convertido en uno de los rostros mediáticos más habituales de la Semana Santa de la ciudad de Sevilla. Y se ha dejado ver junto a su pareja, el empresario Rosauro Varo, y sus tres hijos. Allí han compartido balcón con el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, y su mujer, Manuela Villena. Precisamente este pasado jueves la intérprete cumplía 38 años con nuevos proyectos y con títulos recordados como las series 'Sin tetas no hay paraíso' o 'Gran Hotel'.

La actriz Amaia Salamanca se ha convertido en uno de los rostros mediáticos que no se pierde la Semana Santa de la ciudad hispalense. Este pasado domingo acudía, junto a su pareja, el empresario Rosauro Varo, con quien diversos medios de comunicación afirmaron que atravesaba una crisis, y sus tres hijos, que vestían el tradicional traje de Nazareno para disfrutar de los pasos que desfilaron por las calles de la provincia andaluza. 

Y era este pasado domingo de Ramos cuando la intérprete posaba frente a los medios de comunicación con Juanma Moreno, presidente de Andalucía, y su mujer, Manuela Villena, con los que también ha compartido balcón en alguna ocasión, como también lo ha hecho con los Aznar, con quienes Salamanca mantiene una estrecha amistad. 

La actriz madrileña ha cumplido este pasado jueves 38 años como todo un icono. Un icono de la interpretación que comenzó con tan solo 21 años en la serie 'Sin Miedo a Soñar'. A este título le siguieron 'Sin tetas no hay paraíso', que marcó un punto de inflexión en su carrera, 'Gran Hotel' o 'Felipe y Letizia: Deber y querer', en el que se puso en la piel de la soberana española. En última instancia la intérprete se encuentra inmersa en el rodaje, junto al actor Eduardo Noriega, de la cinta 'El árbol y el ruiseñor'.

Y pese a que la actriz es una de las figuras más conocidas de la pequeña y la gran pantalla, así como de la crónica social o de la moda —ya que ha sido imagen de firmas como Women´s Secret, Sunglass Hut, Pantene, Amichi o Revlon— ella intenta mantener un perfil bajo frente a los medios de comunicación.

Una familia discreta

La discreción es una de las características de la actriz Amaia Salamanca, nacida el 28 de marzo de 1986 en el municipio madrileño de Coslada. Es hija de Miguel Ángel Salamanca y Rosana Urízar, propietarios de diversas ópticas. Además de Amaia, el matrimonio dio la bienvenida a Mikel. Tanto Miguel Ángel como Rosana siempre defendieron la constancia e intentaron inculcársela a sus dos hijos. "Fui cartero comercial, tal cual. Mis padres tenían ópticas y yo quería dinero, así que me dijeron: ‘¿Qué dinero? ¡Ponte a trabajar y te damos paga!", reveló la actriz en una entrevista en el programa 'El Hormiguero'.

Amaia Salamanca presume de hermano en su cumpleaños

Amaia y Mikel Salamanca.

La intérprete se crio en Coslada y, además de cartero comercial, la actriz, que no tenía planes de dedicarse al ámbito de la interpretación, trabajó en campañas de publicidad para grandes empresas, como Telecable y Movistar, como modelo de la cadena de peluquerías Marco Aldany en tres exposiciones y como imagen de la firma Blue Image

De 'Cata' a doña Letizia, los hitos de la actriz

Su primer papel en la pequeña pantalla llegó en 2006 en la serie 'SMS: Sin miedo a soñar' en la que, en la piel de Paula Desjardins Gómez-De Urrutia, coincidió con otros actores con Yon González, Mario Casas o María Castro. Fue junto a esta última con quien trabajó en uno de los trabajos más recordados de la actriz madrileña.

Sin tetas no hay paraíso': se produce el esperado reencuentro entre El Duque  y Cata | Ocio y cultura | Cadena SER

Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre en 'Sin Tetas no hay paraíso'.

La serie 'Sin tetas no hay paraíso', que giraba en torno al mundo de la prostitución, el narcotráfico y los excesos, marcó un punto de inflexión en su carrera y especialmente la historia de amor que vivía 'Cata', su personaje' y 'Rafael Duque', interpretado por Miguel Ángel Silvestre. De hecho, muchos fans soñaban con que ese romance traspasara la pequeña pantalla. Los dos actores volvieron a trabajar juntos en la serie 'Galerías Velvet'.

Otro de los papeles más recordados de la actriz es su trabajo en la miniserie 'Felipe y Letizia: Deber y querer' en la que se puso en la piel de la soberana española y en la que sorprendió por el parecido de la actriz con la monarca. Es más, tal y como declaró "mi madre ya me decía que me parecía a la princesa Letizia". En este proyecto compartió set con el actor Fernando Gil, quien se puso en la piel de Felipe VI, Marisa Paredes como doña Sofía y Juanjo Puigcorbé como Juan Carlos I.

Amaia Salamanca y Fernando Gil encarnan a Felipe y Letizia en una miniserie  - El Periódico

Amaia Salamanca y Fernando Gil en 'Felipe y Letizia'.

En la pequeña pantalla la actriz también ha trabajado en series como 'Gran Hotel', 'La embajada', 'Tiempos de Guerra', 'Todos mienten' o 'Bienvenidos al Edén'. Y se ha labrado una brillante carrera en la gran pantalla con títulos como 'Fuga de cerebros', 'Lo dejo cuando quiera', 'Tensión sexual no resuelta' o 'A pesar de todo'.

De Sergio Ramos a Rosauro Varo

Uno de los primeros trabajos de la actriz en el ámbito de la interpretación fue en la música. Concretamente en el videoclip 'Sigo llorando por ti', del grupo Pignoise. Y, de hecho, fue en esa formación donde encontró el amor. Lo hizo junto al vocalista Álvaro Benito, con quien mantuvo un romance desde 2006 hasta 2008.

estaticos-cdn.prensaiberica.es/clip/2220c644-16b7-...

Álvaro Benito y Amaia Salamanca.

Tras finalizar su relación con el cantante, la prensa rosa anunciaba una nueva historia junto al futbolista sevillano Sergio Ramos. Aquella relación quedó en varias instantáneas de la pareja paseando por Madrid y una ruptura por parte de la actriz de 'Sin tetas no hay paraíso', quien buscaba pareja estable, una búsqueda que distaba mucho de la supuesta predisposición a la buena vida que mantenía el sevillano.

Rosauro Varo, la escurridiza y millonaria pareja de Amaia Salamanca |  Vanity Fair

Amaia Salamanca y Rosauro Varo.

Dos años después la intérprete volvió a encontrar el amor. Esta vez junto al empresario sevillano Rosauro Varo, que acaba de lanzar pisos de lujo en Ibiza con el periodista Carlos Herrera. Con Varo, la actriz ha tenido tres hijos: Olivia, Nacho y Mateo. Con el vicepresidente del Consejo de Administración de Movistar Plus+ la actriz adquirió en 2017 un palacete del siglo XVIII en pleno corazón de la ciudad, aunque residen en la urbanización Guadalmina, en Marbella

De los Aznar a Marta Ortega, el 'círculo íntimo' de Amaia Salamanca

De su círculo íntimo forman parte sagas como los Aznar, con quien la actriz ha compartido Semanas Santas y fiestas de cumpleaños, como la que Ana Botella organizó al expresidente popular en la capital española. Entre las amistades de las actriz también figura la empresaria Marta Ortega y su marido Carlos Torretta, de hecho, Salamanca fue una de las invitadas a la boda de la hija de Amancio Ortega en A Coruña.

Marta Ortega celebra unha exclusiva festa en Londres polo seu 33 aniversario

Eugenia Silva, Marta Ortega, Jon Jortajarena y Amaia Salamanca.

De la moda, la topmodel Eugenia Silva también es una de las amistades de Amaia Salamanca, así como el modelo Jon Kortajarena o la maquilladora y mujer de Gelete Nieto, Beatriz Matallana, quien suele formar parte de su equipo de trabajo en las distintas campañas publicitarias.

Otro de los matrimonios con los que Amaia y Rosauro suelen coincidir es el formado por al modelo Helen Lindes y el deportista Rudy Fernández. O con el empresario Santi Carbones, propietario del chiringuito 'Carbones 13', uno de los lugares de reunión habituales entre la 'jet set' y cultura nacional en Tarifa.

COMPARTIR: