18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ministra de Trabajo y 'paladín' de Pedro Sánchez, educada en los mejores colegios de Santiago, ha dejado Sumar tras el 'batacazo' en las europeas

El devenir de Yolanda Díaz y Sumar: De su acomodada vida en Galicia a enterrar a la izquierda

Yolanda Díaz.
Yolanda Díaz.
La vicepresidenta de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció ayer lunes su dimisión como líder de Sumar, formación que tan solo obtuvo tres escaños en la jornada electoral del pasado domingo 9 de junio, donde se elegían representantes para el Parlamento Europeo. La política gallega no atraviesa su mejor momento, ya que tal y como contó en exclusiva elcierredigital.com, tras su separación de Andrés Meizoso, quienes llevaban veinte años casados.

Este pasado lunes la 'resaca' de las Elecciones Europeas aumentó tras el anuncio de la dimisión de Yolanda Díaz, que comunicó a la ciudadanía que dejaba sus cargos como líder de Sumar, formación que tan solo obtuvo tres representantes para el Parlamento Europeo. Díaz también ha comunicado que seguirá siendo la Vicepresidenta Segunda del Gobierno y la titular de la cartera de Trabajo. 

Díaz llegó a la rueda de prensa vestida con un traje de color blanco, su tonalidad fetiche, y ante los medios de comunicación congregados afirmó que "la ciudadanía había hablado" y que "se debía de hacer cargo". Además la política gallega reveló que “es necesario dar un paso a un lado para dar un paso adelante en política que importa a la gente”.

Sumar: Yolanda Díaz toma el relevo de Podemos rechazando

Yolanda Díaz.

Tras el anuncio de Diaz las reacciones no se han hecho esperar. El portavoz de Sumar en el Congreso de los Diputados y uno de los fundadores de la formación, Iñigo Errejón, ha publicado en X: "La decisión de Yolanda Díaz es de honestidad, mirada larga y compromiso militante". 

Por su parte, la titular de la cartera de Sanidad, Mónica García, ha aplaudido la decisión de la política gallega de mantenerse en sus cargos. "Tenemos la mejor vicepresidenta y ministra de Trabajo para seguir enarbolando las mejores políticas progresistas. Seguimos trabajando con más impulso que nunca desde el Gobierno de coalición", ha concluido García.

Desde hace meses la figura de la ministra de Trabajo, quien mantiene una guerra con Podemos, no solo ha saltado a la escena pública en el ámbito político —cabe recordar las controvertidas palabras sobre las palabras "del río al mar" por las cuales se vio en la obligación de aclarar que se refería tanto a Palestina como a Israel— sino que también lo ha hecho por motivos personales. Hace tan solo una semana que la política gallega fue vista junto a su hija Carmela por los alrededores del estadio Santiago Bernabéu, donde asistieron al concierto de la cantante Taylor Swift

La pequeña es fruto de su matrimonio con el técnico gallego Andrés Meizoso. Un matrimonio hoy roto. Fue este pasado mes de enero cuando elcierredigital.com anunció en exclusiva que la ministra de Trabajo y su ya expareja habían tomado la determinación de divorciarse tras dos décadas juntos.

Yolanda Diaz, la exlideresa de Sumar que vive "alejada de su marido"

Este pasado mes de enero la ministra de Trabajo acudía al programa 'Late Xou' de La 2 en Televisión Española. Ante el presentador Marc Giró, la política gallega dejó varios titulares que fueron muy comentados en las redes sociales. Entre ellos, "Yo soy gallega y siento el mar, pero en Madrid no hay mar. Yo creo que el horizonte y el mar te dan muchos matices y te enriquece", confesó Díaz.  

Actualmente la ministra reside con su hija, Carmela, en un piso de 443 metros cuadrados en el madrileño Paseo de la Castellana. Y, según fuentes consultadas por elcierredigital.com, la política gallega "vive alejada de su marido, Andrés Meizoso", con quien llevaba dos décadas casada.

Conociendo a Andrés Meizoso: El marido de la candidata Yolanda Díaz

Yolanda Díaz y Andrés Meizoso.

A su añorada Galicia habría regresado desde Madrid el dibujante a quien la exlíder de Sumar definía como su "compañero de vida" y a quien conoció durante la década de los noventa durante su etapa como estudiante de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela. Ambos sellaron su historia de amor el 15 de noviembre de 2003 y fue el histórico líder del PCE Fernando Miramontes quien les casó en el centro cultural Torrente Ballester del municipio coruñés de Ferrol.

Errores de protocolo

En febrero de 2024 la política gallega viajaba hasta el Vaticano para reunirse con el Papa Francisco. Con el pelo recogido en un moño medio y vestida con un traje de chaqueta de color negro, como dicta el protocolo de las audiencias papales, la ministra de Trabajo se reunió con el Santo Pontífice.

Por qué Yolanda Díaz no debió visitar a Francisco?

El papa Francisco y Yolanda Díaz.

Durante su conversación con el Papa Francisco, la ministra no dudó en cruzarse de piernas. Un hecho que, según expertos en materia ceremonial, "refleja una falta de protocolo y, más, por parte de un alto cargo del Gobierno español". Este revuelo mediático, ya se produjo tres años antes, en diciembre de 2021, cuando la vicepresidenta se reunió por primera vez con el Santo Pontífice. 

Entonces Díaz eligió un look que se entendió como "poco protocolario" al completar su traje de chaqueta negro con una blusa blanca que se dejaba ver por una maxilazada. Un tono tan solo reservado para seis mujeres en el mundo: las reinas Letizia y Sofía de España, las reinas Paola y Matilde de Bélgica, la princesa Charlene de Mónaco y la gran duquesa María Teresa de Luxemburgo. 

Pero además de la visita al Papa Francisco, otra de las polémicas protocolarias se ha producido en uno de sus últimos encuentros con la reina Letizia. La vicepresidenta del Gobierno de España y la monarca coincidían en un acto institucional por el Día Mundial Contra el Cáncer. Un acto al que la política gallega acudía vestido con un look de estilo 'bailarina' en color blanco inmaculado, su tono 'fetiche'. Un estilismo que ha sido muy alabado en contraposición con sus formas y gestos que tuvo con la Reina Letizia.

Yolanda y Letizia, el día y la noche en el acto por el Día Mundial contra  el Cáncer - Chic

Yolanda Díaz y la reina Letizia. 

Durante el saludo de la soberana a los políticos y personalidades allí congregadas, era la política quien daba dos besos de lo más cercanos a doña Letizia e, incluso, llegó a cogerle la cara. Un hecho que, según revelaron expertos en protocolo, "es un gesto que pone de manifiesto un exceso de confianza", pese a "la buena relación que pueda tener Yolanda Díaz con la reina".

Hija de su padre

La vida de Yolanda Díaz tiene sus luces y sus sombras. En abril de 2023 el periodista Luca Constantini trazó en La seducción del poder (La Esfera de los Libros) un retrato con claroscuros de la política gallega. En sus paginas se lee que Yolanda Díaz nació el 6 de mayo de 1971 en A Coruña y que se crio en Santiago de Compostela tras la separación sus padres. En la capital gallega estudió en el conocido instituto Rosalía de Castro, el más popular de la ciudad.

El padre de Yolanda Díaz critica la

Yolanda Díaz y su padre Suso Díaz. 

De su madre heredó una importante formación religiosa, pero sería de su padre, Suso Díaz, del que 'mamaría' la cultura política. Suso Díaz (Ferrol, 1944) fue secretario general de Comisiones Obreras en Galicia entre 1989 y 2000. También fue miembro del Partido Comunista desde los tiempos de la dictadura franquista. De hecho, su nombre se hizo célebre en la región tras su participación en las huelgas del sector naval en Ferrol en 1972. Unas revueltas que pusieron en jaque a las autoridades franquistas.

Yolanda y su padre no tuvieron una gran relación después de la separación del matrimonio familiar pero, tras licenciarse en Derecho, la actual líder de Sumar se acercó más a su padre. Durante un año trabajó como abogada. Fue entonces cuando ganó para Izquierda Unida un importante pleito, lo que sirvió para que la coalición confiara en ella para ser cabeza de partido por Ferrol. Consiguió los mejores resultados en años para la coalición de izquierdas en la localidad gallega y en 2007 accedió a formar parte de un gobierno en el consistorio ferrolano junto con el PSOE. Una unión que acabó de manera abrupta un año después. Sin embargo, para entonces ella ya era la cara visible de IU en Galicia.

En 2015 ya había entrado en contacto con los líderes de Podemos. Todavía resonaba el eco del 15-M en la sociedad española y Díaz supo leer el momento. Entendió que IU necesitaba tener en cuenta a las Mareas que en Galicia cada vez tenían más peso social. Buscando alternativas propuso, lo que molestó a muchos en Izquierda Unida, una unión con nacionalista gallegos, creando la candidatura Alternativa Galega de Esquerdas (AGE). La cara visible fue un histórico del nacionalismo gallego, Xosé Manuel Beiras, y consiguieron entrar en el Parlamento gallego. Un años después, Yolanda daba el salto a Madrid tras la unión de IU y Podemos convirtiéndose en diputada. Sin embargo, nada en Galicia se movía sin que ella lo supiera.

Yolanda Díaz e Irene Montero de ropa low cost a firmas exclusivas | El  Cierre Digital

Yolanda Díaz junto a Fernando Grande-Marlaska durante el desfile del 12 de octubre de 2022.

Tras su ascenso al gobierno en 2019 como ministra de Trabajo, la obsesión de Yolanda Díaz ha sido separarse de la lucha por el relato de Unidas Podemos y centrarse en "datos" con los que vender su gestión, empezando por los pactos sociales para el aumento del salario mínimo interprofesional. Un éxito que ha ido mejorando su imagen al ritmo que se deterioraba la imagen de Irene Montero y que aumentaban las suspicacias entre ambas. Al mismo tiempo, Yolanda Díaz ha ido evolucionando en estética y moda, lo que le ha valido que periodistas como Federico Jiménez Losantos la apoden 'la Fashionaria'. Una mujer que en el vestir lo apuesta todo al blanco, su color talismán, con el que ha diluido el morado, un color que ha llegado a presidir la política nacional.

Y que ahora lo hará en solitario sin la presencia del que ha sido su marido durante veinte años, el dibujante técnico Andrés Meizoso, y alejada de Sumar, la formación por la que Diaz pretendió arrastrar a Podemos. 

COMPARTIR: