27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresaria mexicana contrajo matrimonio en mayo de 1996 con el íntimo del monarca español y junto a sus cinco hijos residen en la capital española

Mónica Sánchez-Navarro: La amiga de Felipe VI y mujer de Ricky Fuster es líder en la moda

Mónica Sánchez-Navarro.
Mónica Sánchez-Navarro.
En 2023 Mónica Sánchez-Navarro cumplió 50 años y lo celebró con una fiesta en México junto a amigos y familia. La empresaria mexicana pertenece a una de las fortunas más importantes del país azteca y en 1996 contrajo matrimonio con el ingeniero industrial Ricky Fuster. Precisamente, Ricky es uno de los amigos íntimos de Felipe VI, al igual que su hermano Álvaro Fuster. Empresaria y amante de la moda, fue en 2015 cuando Mónica Sánchez-Navarro fundó la firma especializada en piel 'Mon&Pau'.

Son muchas las escapadas que ha realizado el Felipe VI sin la reina Letizia. Destinos como Formigal o Baqueira Beret y salidas a restaurantes como Casa Ferreiro o La Castela, en la capital española, son algunos de los lugares a los que el monarca suele acudir en compañía de su grupo de amigos. Un grupo que, tal y como ha trascendido, bautizó a la monarca como ‘la Jolines’, hecho por el que la soberana habría tomado la determinación de no formar parte del ambiente elitista en el que se mueve su marido. 

Un ambiente del que forman parte Beltrán Gómez-Acebo, primo del rey; Pedro López-Quesada, marido de Cristina de Borbón-Dos Sicilias; el ingeniero industrial Juan Ignacio Entrecanales; o Álvaro y Ricky Fuster, más conocidos como los hermanos Fuster, con quienes el soberano entabló amistad durante su etapa como estudiantes en el Colegio Santa María de los Rosales.

Mónica Sánchez-Navarro y Ricky Fuster.

Precisamente, este pasado mes de febrero era Ricky Fuster quien saltaba a la palestra mediática tras haber adquirido la casa, ubicada en la exclusiva urbanización Puerta de Hierro, en la que había vivido la infanta Pilar de Borbón hasta su fallecimiento en enero de 2020. Según publicaba Vanitatis se desconocía si se trataba de una inversión o si iba a fijar su residencia en dicho inmueble junto a sus cinco hijos, fruto de su matrimonio con la diseñadora Mónica-Sánchez Navarro. 

Desde hace dos años la empresaria mexicana reside en la capital española y es aquí, concretamente en la madrileña calle de Claudio Coello en la que se encuentra la tienda de la firma Mon&Pau, firma que fundó la mexicana en 2015 junto a su cuñada, Paula Lebrija. Hace poco al equipo se unió Tatiana Arella.

Mónica pertenece a la saga de los Sánchez-Navarro, una de las mayores fortunas de México. Pese a estar casada con el ingeniero aeronáutico e íntimo del rey, Ricky Fuster, la empresaria mantiene un perfil bajo frente a los medios de comunicación, pero ¿cuál es la historia que forma parte del selecto grupo de amigos del soberano?.

Mónica Sánchez-Navarro, el amor de Ricky Fuster

Como mencionábamos anteriormente, Mónica Sánchez-Navarro pertenece a uno de los clanes más poderosos de México. Según la revista Quién, al final de la época colonial los Sánchez-Navarro eran dueños del latifundio más grande de América Latina, que duplicaba el territorio de Bélgica. La mexicana es hija del magnate hostelero Eduardo Sánchez-Navarro Redo, propietario de una de las mayores fortunas de México además de presidente de operaciones de Grupo Qestro, un conglomerado de negocios hoteleros localizado en Los Cabos. Además, es patrocinador de un festival cinematográfico en San José del Cabo y Cabo San Lucas. 

Los Sánchez-Navarro en Japón.

Mónica es hija del magnate hotelero y su primera mujer Mónica Rivera Torres, con quien tuvo también a Eduardo, vinculado a la firma Ecoalf, y Diego. Posteriormente el empresario volvió a pasar por la vicaria con Carolina Bouffier, con quien tuvo a Santiago, Carolina y Pablo, fallecido este último a los 33 años de edad (2018). Cuatro años después el clan de los Sánchez-Navarro volvió a la escena pública ya que la filántropa Mercedes Sánchez-Navarro, hermana del patriarca, iniciaba un romance con el también empresario mexicano, presidente de la empresa de telecomunicaciones Telmex y el decimocuarto hombre más rico del mundo Carlos Slim. 

En la actualidad, los hermanos Sánchez-Navarro viven entre México y España y este pasado 2023 se volvieron a reunir para celebrar el 50º aniversario de la empresaria mexicana en el marco de La Coronita, una de las fincas que la familia Sánchez-Navarro posee en el país azteca, cuyo nombre se debe a la marca de cervezas de la que el padre de Mónica fue propietario, y a la que asistieron rostros conocidos como el del empresario Kike Sarasola, la publicista Andrea PascualCristina Vals Taberner. Cabe destacar que fue en este enclave donde los reyes de España pasaron las vacaciones de Navidad. 

Su historia de amor con Ricky Fuster

El 30 de mayo de 1996 la revista ¡Hola! publicaba en portada a una jovencísima Isabel Sartorius, una de las invitadas a la boda del ingeniero industrial Ricky Fuster y la empresaria Mónica Sánchez-Navarro. Hacía cinco años desde que la socialité había finalizado su romance con el entonces príncipe de Asturias, quien también viajó hasta México para ser testigo de la boda de su íntimo amigo con quien entabló amistad durante su etapa como estudiante en el colegio de Santa María de los Rosales, al igual que lo hizo con el empresario y hermano del ingeniero industrial Álvaro Fuster

Desde su boda el matrimonio ha dado la bienvenida a cinco hijos, con los que residen en la capital española. Una de sus hijas, Mónica, protagonizó en 2021 un reportaje para la revista ¡Hola!. 

Mónica Sánchez-Navarro y Ricky Fuster en su boda.

Los hermanos Fuster han sido los grandes confidentes del monarca. De hecho, algunos de los encuentros entre la modelo Eva Sannum y el soberano tuvieron lugar en la casa que los hermanos tenían en el pantano del Alberche, cerca de Madrid, según reflejaron algunas fotografías. 

En cualquier caso, tanto Mónica como Ricky forman parte del círculo íntimo del rey Felipe VI y han estado presentes en algunos de los momentos más relevantes de su vida, como en su boda con la excomunicadora. Mónica desfiló por los exteriores de la catedral de la Almudena vestida con un look firmado por Chanel con bolso y zapatos de la misma firma. La empresaria mexicana hizo alarde de su elegancia y, de hecho, fue una de las invitadas más elegantes del evento. No es de extrañar, ya que desde su juventud la mujer de Ricky Fuster mantiene un vínculo muy estrecho con el mundo de la moda. 

El 'emporio' de Mónica Sánchez-Navarro

El vínculo de Mónica Sánchez-Navarro y el mundo de la moda es muy estrecho, tanto que en 2015 fundó junto a su cuñada Paula Lebrija —casada con su hermano Eduardo Sánchez-Navarro— la firma Mon&Pau, a la que se unió posteriormente Tatiana Allera. Tal y como reza su página web, "tras años de venta en bazares solidarios y grandes casas de moda internacionales, llegan a la conclusión de que es posible convertir un material tan noble como la piel, en prendas de tendencia y lujo, sin tener que renunciar por ello a la comodidad".

Paula Lebrija, Tatiana Allera y Mónica Sánchez-Navarro.

"En Mon&Pau siempre quisimos que no se perdiera la cercanía en el trato con nuestras clientas, rigiéndonos bajo una premisa fundamental: “nuestras clientas son amigas, y nuestras amigas son familia. Por eso, todos nuestros modelos icónicos de pantalón, llevan un nombre de mujer: amigas, que forman parte de la comunidad Mon&Pau, y que nos inspiran cada día", concluye. Este pasado mes de enero Mónica, Tatiana y Paula fueron incluidas en la lista de '75 mujeres latinas a seguir en 2024' por la revista Forbes. 

Un logro más para Mónica Sánchez-Navarro, la mujer de Ricky Fuster, uno de los bastiones del rey Felipe VI. 

COMPARTIR: