22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata de un traficante de marihuana, admirador del capo colombiano, que copió su 'Hacienda Nápoles' en la localidad granadina de Santa Fe

"El Nata", el narco granadino que quiso emular y vivir en la Hacienda de Pablo Escobar

La réplica de la Hacienda Nápoles vista desde arriba.
La réplica de la Hacienda Nápoles vista desde arriba.
Se trata de uno de los traficantes de marihuana más destacados del sur de España. El Nata sentía profunda admiración por sus compañeros narcos y más aún por Pablo Escobar, el difunto líder del Cártel de Medellín que pasó a ser recordado como la cara del narcotráfico. La admiración del narco granadino se hizo evidente cuando decidió llevar a cabo un proyecto de grandes dimensiones como replicar en la localidad granadina de Santa Fe la Hacienda Nápoles que en vida perteneció a Escobar.

Pablo Escobar es el mayor referente del narco a nivel mundial, un delincuente que empezó desde abajo y accedió a una fortuna que incluso le permitió darse el lujo de involucrarse en la política colombiana mientras era uno de los hombres más buscados por la DEA. “El Patrón” sigue siendo a día de hoy la figura a seguir de muchos otros aspirantes al narcotráfico, mucho más desde el estreno de la serie Narcos de Netflix.

Entre los fanáticos de Escobar se encuentra un narco español, de Granada para ser más exactos, y cuyo alias es “El Nata”. El narco granadino se destaca por encima de los demás gracias a una ostentosidad potenciada por su idolatría a Escobar, ya que utilizó una gran parte de su dinero para recrear la Hacienda Nápoles, la famosa residencia en Medellín de El Patrón, en medio de la provincia de Granada, incluyendo la avioneta con matrícula la matrícula HK-617.

Entrada de la Hacienda Nápoles original de Pablo Escobar.

La poca discreción de El Nata consiguió que el 23 de octubre de 2019 fuese arrestado en su domicilio, en el que también se encontraban su esposa y sus hijos. Durante la mañana una docena de agentes de la benemérita bloquearon las salidas de la calle y lo capturaron.

Admiración por los narcos

Lo que llamó poderosamente la atención de su vivienda no era solo el esmero que había puesto para recrear la mansión de su ídolo, sino que toda su casa estaba decorada con imágenes relacionadas al narcotráfico. El narco granadino trabajaba con una organización criminal para traficar marihuana a Polonia, y en su domicilio tenía fotos de los miembros de la organización posando con armas de alto calibre. Esto facilitó el reconocimiento del resto de miembros de la banda.

La operación para desmantelar las operaciones de esta organización se llamó “Operación Vangelis” y se realizó en colaboración con agentes de la policía polaca y bajo la atenta mirada de la Europol. Las maniobras para dar fin al narcotráfico de marihuana a Polonia terminaron durante este mes de agosto con la detención de otras 75 personas entre Polonia y España.

La réplica granadina de la Hacienda Nápoles.

El derroche de dinero fue una necesidad para El Nata, junto a sus compañeros llegó a generar una fortuna de 8 millones de euros entre bienes muebles, inmuebles y dinero en efectivo. Los investigadores pudieron contrastar la vida de excesos y lujos que habían llevado los narcos hasta el momento.

La Hacienda Nápoles y otros lujos

La operación de narcotráfico empezó en noviembre de 2017, y El Nata tenía en esta ya un papel como responsable de los movimientos en España. Los agentes encargados de la vigilancia descubrieron que la réplica de la Hacienda Nápoles era utilizada como un centro de operaciones y para realizar fiestas. La imagen de poder y ostentación era justo lo que necesitaban los narcos españoles para dar una buena imagen a sus colaboradores polacos. Según la nota de prensa de la Guardia Civil, era utilizada para “hacer ostentación del poder de la red y era utilizada para cerrar transacciones de droga y realizar celebraciones”.

Los agentes también se dieron cuenta de que los narcos polacos no escatimaban en gastos a la hora de viajar a España a cerciorarse de que las operaciones iban como lo habían planeado. Entre los lujos más habituales se encontraban los almuerzos en restaurantes de lujo y noches en hoteles de estancia muy costosa. Esto sumado a las fiestas facilitó a las autoridades hacer la identificación de cada uno de los miembros y que papel cumplían dentro de la banda.

Las plantas incautadas.

Todos los lujos llegaron a su fin con la eventual captura de los miembros de la organización. La Guardia Civil asestó tres golpes clave para desmantelar la organización, entre los tres se sumaron 24 registros en domicilios de distintas localidades de la provincia de Granada, además de la incautación de camiones de alta capacidad para el transporte de la droga, más de media tonelada de cogollos de marihuana recolectados y envasados; 2.690 plantas de cannabis; 187.440 euros en efectivo y 2 pistolas.

La desarticulación de esta banda supuso para la Fiscalía Antidroga de Andalucía un gran paso en la lucha contra el narcotráfico en el sur de España. Actualmente los involucrados se enfrentan a cargos por narcotráfico, delincuencia organizada, tenencia ilegal de armas y blanqueo de capitales. Estos son los delitos por los que el titular del Juzgado de Instrucción no 4 de Santa Fe envió a “El Nata” a prisión.

COMPARTIR: