03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante la designación del senador, el juez ordenaba indagar en la selección express que introdujo a Carmen Ibona en esta empresa pública

El líder del PSOE andaluz Juan Espadas, salpicado por la polémica de su mujer en Faffe

Juan Espadas y Carmen Ibanco.
Juan Espadas y Carmen Ibanco.
Juan Espadas, secretario general del PSOE de Andalucía, tomaba posesión como senador este martes en la Cámara Alta. A pesar de la importancia de este hecho para su carrera política, su nombramiento ha sido eclipsado por la decisión simultánea del juez de ordenar investigar el proceso exprés de selección por el que su mujer, Carmen Ibanco, entró en la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe), entidad sumida en el escándalo de 150 millones de euros en subvenciones sin justificar.

El secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, tomaba posesión como senador en representación de la autonomía este martes, al haber acatado la Constitución al inicio de la sesión plenaria celebrada en la Cámara Alta y pronunciar el "sí, prometo" que le ha convertido en senador por la comunidad andaluza. Su primer pleno será representativo, pues se trata del que podría aprobar definitivamente los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022.

Sin embargo, a este momento de éxito para Espadas le persigue la sombra de la polémica de su mujer, Carmen Ibanco, y su "contratación exprés" en la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe). Ibanco fue seleccionada en 2007 cuando su marido era ya un alto cargo dentro de la Junta de Andalucía y por ello, el juez ordenaba este martes que sea investigada su entrada en la entidad.

El magistrado de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, José Ignacio Vilaplana, ha acordado examinar con lupa las contrataciones en la Faffe, tanto de directivos como de técnicos de nivel E -al que pertenece Carmen Ibanco, la mujer de Espadas- y hasta qué punto han desempeñado su labor. O, si por el contrario, alguno de los contratados lo era sólo sobre el papel.

15 millones de euros de escándalo en la Faffe

La Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe) era una entidad formada por hasta 1.200 trabajadores que, en sus ocho años de existencia (desde 2003 a 2011), obró de forma irregular con fondos destinados a la formación de parados en Andalucía, la comunidad autónoma con mayor tasa de desempleo de toda España. 

Conocida como la organización de las black y los prostíbulos por el uso de los fondos públicos para estas actividades, la Faffe tenía 150 millones en ayudas públicas sin justificar cuando fue liquidada en 2011, en pleno escándalo por sus irregularidades. Su entonces máximo responsable, Fernando Villén, hizo uso de los fondos de la entidad para satisfacer "sus deseos lúbricos" y sus "vicios", gastándose 32.566 euros en su particular ruta de prostíbulos por Andalucía, hechos que intentó ocultar falseando la contabilidad de la Fundación.

Ya entonces, según denunció el Partido Popular, esa cantidad de dinero "no se justificó de forma consciente y voluntaria". Ahora, Faffe vuelve a estar en el punto de mira ante la sospecha de que la entidad sirviera como agencia de contratación 'a dedo' para militantes y afines al PSOE andaluz. 

Este escándalo también ha sido relacionado con otras grandes corrupciones que han salpicado a los gobiernos socialistas: Manuel Chaves, Susana Díaz y José Antonio Griñán. Y guarda una conexión con el de los ERE, que sentó en el banquillo a los dos expresidentes socialistas que precedieron a Díaz en San Telmo, con el fraude de la formación.

A pesar de todo, la Justicia pone más atención en estos momentos en el detalle  de hasta qué punto han cumplido con sus obligaciones y con la jornada laboral quienes fueron contratados por la Faffe y, con ese fin, ha solicitado también al SAE –que absorbió tanto al personal como las funciones de la Faffe tras liquidarse ésta en 2011– los registros horarios entre los años 2007 y 2011.

En particular, el magistrado se refirió este martes, sin mención expresa, a la mujer de Espadas, Carmen Ibanco, que continúa trabajando en el SAE. El tribunal solicita todas las candidaturas que se presentaron en las ofertas de puestos directivos y de nivel E que se realizaron en los años 2006 y 2007. Precisamente, Ibanco, esposa del nuevo senador Juan Espadas, entró en la Faffe en este último año.

COMPARTIR: