30 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la capital de España se han cerrado ya veinte dispensarios por la inseguridad que está generando en todo el sector a nivel nacional la pandemia

Los farmacéuticos piden auxilio: Cinco boticarios muertos y 26 ingresados en Madrid por coronavirus

Luis González, presidente del COFM, explica la situación que viven los farmacéuticos durante el coronavirus
Luis González, presidente del COFM, explica la situación que viven los farmacéuticos durante el coronavirus
Desde los Colegios de Farmaceúticos de España piden auxilio ante la grave crisis sanitaria por el cornavirusque vie este sector. Ya varios fallecimientos e ingresos confirmaría lo expuestos que están estos trabajadores. Desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) piden más material y que les tengan en cuenta por el inmenso trabajo silencioso que están haciendo. De momento, son cinco las bajas en España. Y este domingo falleció la primera farmacéutica en Castilla-La Mancha por el COVID-19.

La pandemia del coronavirus COVID-19 ya ha causado en España una cifra cercana a los 8.000 muertos. Entre todos ellos, hay trabajadores que ejercen un papel también muy importante en la crisis de alarma sanitaria: Los farmacéuticos. El domingo, Castilla-La Mancha vio como fallecía su primera farmacéutica, en concreto en Alcázar de San Juan (Ciudad Real). El último ha sido este lunes Pedro, de Logroño, un farmacéutico jubilado que falleció de coronavirus fuera de su ciudad.

Desde el sector farmacéutico piden más protección debido a lo expuestos que están sus trabajadores desde el incio de esta crisis. Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha señalado para elcierredigital.com que “en Madrid de las 2.820 farmacias que hay, ya han tenido que cerrar veinte por cuarantena. Muchas están sin protección. Por ahora tres farmacéuticos han muerto y hay 26 ingresados”.

“El problema es que no hemos tenido apenas ayuda por parte de las autoridades sanitarias y no hemos recibido el suficiente material sanitario. Además estamos oblogados a abrir por el Real Decreto del Gobierno y en muchos casos llevando los medicamentos a enfermos en cuarentena y sin proteccion alguna”, explica González, el cual añade que “solo han llegado algunas mascarillas desde la Consejería de Sanidad de Madrid”.

Luis_Gonzalez_COFM_2

Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM)

“Nosotros fabricamos nuestras propias mascarillas, nuestras propias pantallas. Todo para ponernos en resguardo. Mantenemos nosotros también los turnos de separación a los clientes cuando los atendemos. Es una situación total de desprotección. Hay miles de farmacéuticos en España que no saben que hacer. Tampoco podemos recortar horarios ni hacer ERTEs. Sin contar que las ventas se han reducido considerablemte, casi solo despachamos recetas”, indica el presidente del COFM a nuestro periódico.

Sanitarios como los demás

Los farmacéuticos, al igual que los médicos que están en los hospitales, también son sanitarios. “Estamos en primera línea de fuego, mañana, tarde y noche. En la ciudad y en el mundo rural. Es muy triste ver noticias en los medios sobre bajas de farmacéuticos”, comenta  González, que incide en que “a parte de todas esas penurias, seguimos dando ese trabajo. Todo con el que quieran contar las autoridades”.

Farmaceuticas_protegidas

Así se protegen cuatro farmacéuticas frente al coronavirus

En cuanto al material que necesitan, están consiguiendo algo, pero en muy pequeñas cantidades. “El día 1 de abril, gracias a nuestra cooperativa y a través de la Consejería de Sanidad, hemos podido mandar cuatro o cinco mascarillas para cada una de las farmacias de nuestra red”, detalla el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), que ha querido agradecer la labor que están haciendo todos los farmacéuticos de España, los cuales seguirán en primera fila hasta que el virus cese. Un ejemplo de esta labor silenciosa está en la Comunidad de Madrid, una de las regiones más afectada hasta ahora por la pandemia.

COMPARTIR: