05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresaria María José Álvarez ha sufrido un brutal asalto en Madrid y ha sido señalada por Corinna como organizadora de una persecución del CNI

La Policía maneja varias hipótesis sobre el intento de asalto al coche de María José Álvarez, presidenta del Grupo Eulen e inmersa en un 'Falcon Crest' a la española

El Cierre Digital en
/ María José Álvarez
La Policía baraja el extraño intento de asalto que sufrió anteanoche María José Álvarez, presidenta del Grupo Eulen. Pudo ser "un intento de robo" a pesar de que a priori se apuntaba a un intento de secuestro o amedrentamiento a la millonaria empresaria, que está inmersa en una cruenta guerra familiar y ha sido señalada por Corinna porque supuestamente organizó la persecución que presuntamente la ex del emérito sufrió por parte del CNI.

Con tres disparos al aire de una Parabellum de 9 milímetros. Así dispersó el guardaespaldas de María José Álvarez a las dos personas que intentaron asaltar el Mercedes en el que viajaba la empresaria por la madrileña zona de Moncloa en la madrugada de este lunes al martes

La Policía, a priori, desplegó las antenas hacia la guerra familiar que protagoniza Álvarez, barajando el intento de secuestro, si los presuntos delincuentes hubiesen mostrado más 'profesionalidad', o el amedrentamiento, digno de la 'chapuza' que protagonizaron. 

El suceso, digno de otras latitudes, podría estar relacionado con un simple "intento de robo del coche", según señalan fuentes policiales a Elcierredigital.com. Es cierto que no se descartan otras hipótesis sobre este incidente que provocó que Álvarez sufriese un ataque de ansiedad y que vaya a sufrir una sobreexposición mediática que incomodará a su clan familiar, en guerra desde hace 13 años

Más de 80.000 empleados

El gigante multiservicios Grupo Eulen opera en España, Portugal, EE.UU., Colombia, Costa Rica, Chile, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Libia, Omán y Qatar; da trabajo a más de 80.000 empleados y factura en torno a 1.300 millones de euros anuales. 

Esta empresa de servicios auxiliares (seguridad, limpieza, gestión de residencias, etc.) fue creada por el empresario David Álvarez, fallecido en 2015 tras varios años de guerra contra 5 de sus 7 hijos por el control de esta compañía dedicada a conseguir contratos de externalizaciones y emplear, normalmente por sueldos cercanos al Salario Mínimo Interprofesional, a miles de trabajadores

El empresario leonés acabó sus días enfrentado a sus "hijos díscolos", así los llamaba en público, protagonizando una involuntaria parodia de 'Falcon Crest' a la española que tenía como epicentro de la guerra a la otra compañía fundada por Álvarez, El Enebro, propietaria desde 1982 de la mítica bodega Vega Sicilia. 

"Doy gracias a Dios porque el conflicto familiar y empresarial lo puedo arreglar en vida", decía Álvarez sin saber que iba a morir sin resolverlo. Y es que el mes pasado el asunto seguía en los tribunales, en esta ocasión con triunfo para su hija favorita, principal heredera y albacea, la ya famosa María José

Eulen2

María José Álvarez. 

El Supremo falló en octubre contra la junta de accionistas de El Enebro en 2013 que consiguió quitarle el control a su fundador, un hombre hecho a sí mismo, nacido en la montaña leonesa, recriado en Bilbao y triunfante en Madrid. 

Así se forjó una de las grandes fortunas del siglo XX en España

Los Picos de Europa vieron nacer en 1927 a David Álvarez, natural de una localidad que hoy ronda los 500 habitantes: Crémenes (León). Su familia, como tantas otras de la comarca, marchó al industrial Bilbao para prosperar. 

Y su hijo lo hizo: se matriculó de Estudios Técnicos Industriales y acabó abriendo academias para impartirlos. Este fue el nacimiento de su emporio, que a partir de los años 60 se subió a la ola del desarrollismo español estimulado por la tecnocracia opusina que vino a enterrar la autarquía franquista de los años 40 y primeros 50. 

Álvarez comenzó a engordar empresarialmente gracias a ser adjudicatario de externalizaciones como la limpieza, hegemonizada antiguamente por el dinero negro y hoy una de las claves del éxito de Eulen, liderada por su hija María José. Esta se ha convertido en una de las grandes fortunas del país con un patrimonio que supera los 200 millones de euros. 

2009, el año clave de la guerra familiar

La última fotografía que "don David", tal y como se le conocía en los círculos empresariales, y sus 7 hijos data de 2009, año en el que el patriarca del clan, dos veces viudo, se casó a los 82 años con su secretaria. 

El empresario firmó la separación de bienes, no sin antes asegurarle un futuro a su última mujer (3 millones de euros y 12.000 euros mensuales de pensión vitalicia actualizada al IPC). Este asuntó lo ató la última vez que diseñó su herencia. Entonces, declaró a dos de sus hijos como herederos universales...  a la vez que les forzaba a entregar la citada pensión si no querían que la fortuna acabase en la beneficencia. 

Aquel año Álvarez anunció que se iba a jubilar para dar paso a uno de sus hijos, a Juan Carlos. Este, junto a cuatro de sus hermanos, intentó anticipar la jubilación de su padre a la vez que relevaba a parte de la vieja guardia del holding familiar, empezando por Santiago Carrero, secretario general de Eulen y finalmente partidor de la millonaria herencia de su protector

David Álvarez, en cólera, volvió al ruedo empresarial en 2010, volvió a tomar las riendas de Eulen y dos años después dejaría los mandos del gigante a su hija María José, que sigue batallando para hacerse con el control del negocio El Enebro (Vega Sicilia), controlado desde entonces por "los díscolos".

"Mi padre es muy firme en lo que exige: primero justicia y después paz", aseguró la hoy presidenta de Eulen, muy dolida porque 5 de sus 7 hermanos vendieron sus acciones en la empresa de servicios al propio El Enebro. 

Con esta operación, "los díscolos" ingresaron parte del dinero que les iba a arrebatar la guerra familiar en el proceso de la herencia. Y, a la vez, mantenían posiciones en Eulen que, desde entonces, reporta escasos beneficios teniendo en cuenta su volumen

Algunas voces ven en estos números la intentona de María José Álvarez de evitar repartir dividendos a sus hermanos. Y otros sostienen que esta simplemente intenta pagar el mínimo del Impuesto de Sociedades, ya que en varias ocasiones ha declarado su guerra a las subidas de Salario Mínimo Profesional o a las regulaciones fiscales del actual Gobierno acordes al ritmo del resto de países de la Unión Europea. 

La operación de compra de parte de Eulen por parte de El Enebro molestó al fundador, que acusó a 5 de sus 7 hijos de "vaciar la caja" de Vega Sicilia y estos aseguraron que "las acusaciones de don David Álvarez se caen por su propio peso". "Sólo buscan lesionar el honor y los legítimos intereses de los cinco hijos que estamos agrupados en El Enebro, reactivando un conflicto familiar que no deseamos y que hemos intentado resolver pacíficamente y en privado en numerosas ocasiones, tristemente sin éxito", añadieron. 

David_Alvarez

David Álvarez. 

El patriarca murió anímicamente afectado por esta guerra, impropia de una empresa familiar que, a pesar de las batallas internas, se ha seguido mantenido en forma a pesar de algunos escándalos como el de las residencias Mossèn Vidal i Aunós y Bertran i Oriola, intervenidas en plena pandemia por la Generalitat de Catalunya por presuntas irregularidades

Aznar, Juan Carlos de Borbón y el papel couché

David Álvarez nunca ocultó unas ideas conservadoras que fueron escorándose hacia posiciones cercanas a la extrema derecha. El empresario, premiado con la Medalla al Mérito al Trabajo por el Gobierno de su amigo José María Aznar, aparece en los papeles de Wikileaks como financiador del grupo antiabortista Hazte Oír, matriz de Vox. 

Su millonaria hija no le va a la zaga: en plena pandemia criticó las subidas del Salario Mínimo Interprofesional mientras ella invertía en el portal Estado de Alarma, liderado por Javier Negre y con posiciones cercanas al partido de Santiago Abascal. 

Ella, como su padre, también son férreos defensores de la monarquía: en 2014 Juan Carlos de Borbón premiaba a David Álvarez con el título de Marqués de Crémades. Eso sí, "de carácter vitalicio y no hereditario" para evitar que uno de "los díscolos", Jesús David, se convirtiera en marqués tras su fallecimiento. 

María José también es firme defensora de la familia Borbón a pesar de los innumerables escándalos que ha protagonizado en los últimos años. Quizá esta cercanía ha invitado a que Corinna acabe de denunciar que la presidenta del Grupo Eulen fue la "organizadora" de la persecución que presuntamente sufrió por parte del CNI

Presa del corazón es Corinna y también otro de los "hijos díscolos" de David Álvarez, Emilio, que protagonizó varias fotografías subidas de tono en Diez Minutos y Vanitatis con jóvenes mujeres que trabajaban en el negocio familiar. Estas instantáneas forzaron su ruptura matrimonial con la célebre Paloma Segrelles junior, que en 2014 no se cortó a la hora de reconocer su hartazgo: "Me divorcié para no ver más fotos de mi exmarido con otras mujeres". 

También saltó a la prensa del papel couché el primogénito, Jesús David, que compartió vida durante una década con la 'chica Almodóvar' Silvia Jofre. Esta actriz contó las interioridades del clan en una entrevista concedida en 2019 a Elcierredigital.com.

COMPARTIR: