23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La entrada de al menos 5.000 inmigrantes en Ceuta se suma a un número importante de desencuentros entre estos dos países a lo largo de la historia

Del Desastre de Annual y la Marcha Verde hasta la crisis en Ceuta: Los conflictos entre Marruecos y España

Crisis migratoria en Ceuta.
Crisis migratoria en Ceuta.
En la jornada del lunes se registró la mayor entrada de inmigrantes en un solo día en Ceuta, una llegada masiva de marroquíes que tuvo lugar sin que las fuerzas de seguridad del país africano encargadas de controlar la frontera con España opusieran resistencia. El malestar y las amenazas expresadas por los diplomáticos de Marruecos ante la acogida de Brahim Gali en un hospital español, apuntarían a que la crisis migratoria responde a un nuevo conflicto internacional.

La Delegación del Gobierno de España en Ceuta informó el lunes de la mayor cantidad de entradas ilegales por la frontera española. La llegada de inmigrantes irregulares se produjo ante la impasividad de la guardia fronteriza de Marruecos, mientras el país africano todavía no se ha pronunciado al respecto. No obstante, el episodio tiene lugar tan solo unas semanas después de que el ministro alauí de Exteriores, Naser Burita, advirtiera al Gobierno de Pedro Sánchez de que acoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que ingresó en un hospital español por covid, "traería consecuencias".

Según parece, fue este hecho el inicio del nuevo conflicto entre ambos países, toda vez que los servicios de inteligencia marroquíes fueron conscientes del paradero de Ghali. Fue entonces, cuando la diplomacia marroquí comunicó que la actuación española al respecto "podría traer represalias". La coincidencia de la llegada masiva de inmigrantes a Ceuta con las advertencias vertidas por el país africano, parece indicar que responde en parte a una muestra de desaprobación por parte de Marruecos a la acogida de España del líder del Frente Polisario, el principal movimiento de oposición a la ocupación de Marruecos del Sáhara Occidental y defensor de la autodeterminación del Sáhara.

La hospitalización de Brahim Gali en España arroja claridad sobre la postura del Estado español ante la que es una de las principales prioridades de Marruecos: la soberanía del Sáhara occidental. El Sáhara, en la actualidad, y según la ONU y otras instituciones internacionales, sigue siendo administrado por España. Mientras, Marruecos lleva mucho tiempo reclamando la gestión de este territorio.

A pesar de que a finales de 2020, el por entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmase una declaración reconociendo la soberanía de Marruecos, España no cesó en su alegato y sigue defendiendo la autodeterminación con la libertad total del pueblo saharaui.

De este modo, la cuestión de la soberanía del Sáhara Occidental, sumada a las declaraciones del Gobierno de Marruecos en la que afirmaba que Ceuta y Melilla también son marroquíes, se convierte en uno de los principales frentes abiertos de conflicto. La defensa a ultranza de la soberanía sobre estos territorios, así como de las aguas del Sáhara por parte de España, provoca el descontento en las instituciones de Marruecos. Y todo ello llevaría al país africano a aprovechar la frontera con España para mostrar su descontento a través del descontrol migratorio.

Es verdad que desde la década de los 80, en la que se produjeron las primeras llegadas masivas de marroquíes a suelo español, la mayor cantidad de problemas que se han informado entre ambos países han sido de carácter migratorio. Sin embargo, los conflictos entre España y Marruecos no siempre giraron en torno a este hecho. Las fronteras contemplaron trifulcas armadas en el siglo pasado que dieron origen a la situación territorial que hoy conocemos.

El Desastre de Annual

En los inicios del siglo XX, ya existía una situación complicada en las posesiones españolas del norte de África. España, a partir de unos acuerdos firmados con Francia en 1912, estableció un protectorado en Marruecos, la zona norte en las regiones de Rif y Yebala y el sur colindante a la colonia española del Sáhara.

Esta decisión adoptada por el régimen español de Alfonso XIII, provocó una rebelión por parte de la población indígena contra la ocupación española de estos territorios. La rebelión nativa fue comandada por Abd-el Krim. El ejército del Rif ganó la batalla a las tropas españolas. Esta derrota de las tropas españolas se conoce como el desastre de Annual y se produjo en el verano de 1921.

El desastre de Annual.

Este desastre es ampliamente conocido pues provocó una crisis tan grave que España tuvo que cambiar de régimen a la dictadura de Primo de Rivera. Seguramente es el conflicto más conocido de aquellos que involucran a Marruecos y España por las consecuencias tan importantes que provocó en la situación del Estado español. No obstante, España volvió a recuperar su presencia en estos territorios gracias a la ayuda de Francia cuatro años después de este fracaso militar.

La marcha verde

A partir de la Segunda Guerra Mundial y de la llegada de las tropas aliadas a este territorio, surgieron algunos partidos políticos que pedían la independencia del territorio marroquí. Los dos países que en esos años tenían protectorados allí, España y Francia, se vieron obligados a reconocer la independencia de Marruecos en 1956. El acuerdo de independencia firmado entre España y Marruecos, representados por Francisco Franco y Mohammed V respectivamente, fue un fracaso, ya que no daba garantías ni concretaba nada en el aspecto territorial.

Esta falta de concreción llevó a las tropas marroquíes a atacar el sur del protectorado español en lo que se denomina la guerra de Ifni, que toma el nombre de este territorio. El ejército español volvió a sufrir una derrota importante. España entendió ante esta situación que debía proponer un referéndum de independencia para el territorio marroquí. Así lo hizo en el año 1975.

Mapa de la conocida como Marcha Verde. 

Sin embargo, el contexto de la enfermedad de Franco propició que el Gobierno marroquí tuviese la libertad de convocar una marcha de civiles hacia el Sáhara español con la intención de ocuparlo. Esta marcha es la conocida como Marcha Verde. Marruecos recibió el apoyo de Estados Unidos, al igual que años más tarde sucedió con Trump, y de Francia. Estos dos países se posicionaban, por lo tanto, en contra de la autodeterminación del pueblo saharaui. El final de todos estos conflictos en el siglo XX fueron unos acuerdos entre España, Mauritania y Marruecos, mediante los cuales España renunció al dominio sobre el territorio saharaui. Sin embargo, la ONU, desde ese día y hasta el de hoy, no ha reconocido esos acuerdos y, por lo tanto, el sueño de la soberanía del Sáhara por parte de Marruecos sigue siendo el conflicto de intereses principal entre España y Marruecos.

COMPARTIR: