24 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carlos Aguilar, un jerezano de 49 años, reclama su parte y ha llevado a los Tribunales a sus presuntos hermanos Juan Pedro, Eva y Rocío Galán

Guerra por la herencia del torero Juan Galán: Un Juzgado ordena la exhumación de los restos del diestro

El Cierre Digital en Juan Galán (izqueirda) y su presunto hijo Carlos Aguilar (derecha).
Juan Galán (izqueirda) y su presunto hijo Carlos Aguilar (derecha). / Carlos Aguilar ha llevado a sus hermanos ante la justicia por la herencia.
Carlos Aguilar lleva años reclamando su parte de la herencia del torero y empresario Juan Galán, fallecido en 2018. Según afirma Aguilar, nació de la relación del torero con Isabel Aguilar en 1976. Tras años enfrentado a su hermanos Juan Pedro, Eva y Rocío Galán decidió judicializar el asunto. Ahora un Juzgado ha ordenado la exhumación de los restos del diestro gaditano para poder realizar las pruebas de ADN para comprobar la verdadera filiación.

Carlos Aguilar, un jerezano de 49 años, lleva varios años intentando que se reconozcan sus derechos como hijo del torero Juan Galán. Durante mucho tiempo intentó llegar a un acuerdo con Juan Pedro Galán, hijo mayor del diestro y también célebre matador de toros. Carlos Aguilar reclama ser hijo legítimo de Galán y tener derecho a parte de la importante herencia que el torero y empresario dejó al morir en 2018. Aguilar reclama 10 millones de euros y dos inmuebles. 

Durante años intentó llegó a un acuerdo con sus presuntos hermanos, especialmente con Juan Pedro, pero no consiguió más que "largas" por parte del matador. Finalmente se decidió a judicializar el asunto. Después de cambiar de abogados, Aguilar decidió presentar una demanda en los Tribunales contra sus presuntos hermanos Juan Pedro, Eva y Rocío Galán. 

Ahora, en el Juzgado de Familia de lo Civil de Jérez de la Frontetera (Cádiz) tanto la Fiscalía como la Jueza han admitido a trámite la petición de exhumación. Se dieron cinco días para comunicar a los los hermanos Galán la deicisón y se fijará un día para hacer la exhumación. 

La prensa de la época hablaba de Carlos como un hermano Galán más/ 'Lecturas' mayo de 1982. 

Carlos Aguilar aportó en su momento un documento notorial, de 2003, en el que Juan Galán reconocía a Carlos como hijo suyo. Y tanto él como Isabel Aguilar manifestaron ante el notario que lo hacían  "en plena virtud y derecho, y en consecuencia para todos los efectos, que estaban considerados como un matrimonio desde 1973 y que tiene como hijos a Juan Pedro Galán, Eva Galán, Rocío Galán y Carlos Aguilar". 

En 1976 Juan Galán se quedó viudo de su mujer Manuela y desde hacía tres años mantenía una relación sentimental con la madre  de Carlos Aguilar, Isabel. Isabel, que también hizo sus pinitos en el mundo de la tauromaquia en los años setenta, se encargó de los cuatro hijos e hizo funciones de madre para todos ellos y, como tal, fueron retratados en la prensa de la época, ya que su hermanastro Juan Pedro era conocido como 'el niño prodigio del toreo' al empezar su trayectoria en los ruedos a los once años. 

A pesar de esto, los hijos mayores del diestro se niegan a reconocer a Aguilar como hermano e incluirle en la herencia de su padre. Después de años de espera Carlos Aguiler decidió judicializar el asunto a la espera de ser reconocido legalmente como hijo del torero Juan Galán. Desde ese momento está enfrentado con sus hermanos judicialemente aunque él excluyo de esto a sus hermanas Eva y Rocío ya que considera que es Juan Pedro el culpable de esta situación y quien, al principio, le aseguró que se iba a solucionar todo pero "sólo buscaba alarga el asunto". 

Juan Pedro Galán por su parte también está enfrentado en los tribunales con Isabel Aguilar, la madre de Carlos, que lo ha denunciado por la vái penal por sustración de bienes, apropiación de derechos sucesorios y estafa. Un juicio que se resolverá en los propios meses y que alarga un culebrón que en lo que respecta a la herencia de Juan Galán puede acabar cuando la exhumación de los restos del torero confirme la presunta paternidad de Carlos Aguilar, lo que le convertiría en heredero legal de la fortuna del fallecido matador. 

Una saga habitual en los medios 

El más famoso de sus hermanastros, Juan Pedro, estuvo implicado en la Operación Toscana junto a su padre y la propia Isabel Aguilar. Fueron detenidos en 2010 junto a otras doce persones en las provincias de Cádiz y Málaga por supuesta organización dedicada a la explotación sexual de mujeres. Un caso que quedó sobreseído.

El torero Juan Pedro Galán. 

El torero Juan Pedro Galán, su hermana Rocío y sus padres, residentes en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, fueron en su día detenidos por la Guardia Civil por pertenecer supuestamente a una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en las provincias de Cádiz y Málaga. También se les acusó de blanqueo de capital y falsedad documental.

Se les detuvo el 17 de febrero de 2010 en su casa de la urbanización de Valdelagrana en Jerez de la Frontera (Cádiz). Fue allí donde debajo del jacuzzi de uno de los cuartos de baño de la vivienda de lujo, los agentes hallaron 500.000 euros, distribuidos en fardos envueltos en plástico y atados con hilo de pescar. Otros 15.000 euros más fueron hallados en el interior de la caja fuerte, así como abundante documentación de los negocios.

También otra hermana, Rocío Galán, fue detenida El Puerto de Santamaría. Rocío tuvo un momento mediático cuando se le relacionó sentimentalmente con José Ortega Cano dos años después del fallecimiento de su mujer la tonadillera Rocío Jurado. El diestro de Cartagena nunca confirmó el romance.

Juan Galán e Isabel Aguilar. 

Sin embargo, el caso de la Operación Toscana empezó a venirse abajo después de que las mujeres que trabajan en los clubes no declararan contra la familia. Además, la balanza empezó a inclinarse a favor del clan cuando la jueza decidió por sorpresa dejar en libertad a los siete de los catorce detenidos que fueron ingresados en prisión. Hasta las fianzas fueron devueltas a quienes las pagaron. Unos meses después de fallecer el torero gaditano Juan Galán, el Juzgado número 1 de Chiclana decretó el sobreseimiento del procedimiento contra la familia Galán.

COMPARTIR: