29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La edil de la segunda ciudad más habitada de la Comunidad de Madrid recibe el apoyo de los socialistas y podría no tener rival en las primarias

Los escándalos de Noelia Posse, alcaldesa del PSOE en Móstoles: De su subida de sueldo a 'enchufar' a su hermana

/ Noelia Posse
Noelia Posse repetirá como candidata del PSOE pese a la riada de polémicas que colecciona. La alcaldesa de Móstoles fue suspendida de militancia socialista esta legislatura durante siete meses tras conocerse que se subió el sueldo, enchufó a su hermana, ascendió a su tío y mejoró el salario de su ex. Pero el nuevo líder socialista de la Comunidad de Madrid, Juan Lobato, le otorga ahora su apoyo.

El PSOE sigue sumido en una grave crisis en la Comunidad de Madrid a pesar de que Juan Lobato ha sido confirmado como candidato a las autonómicas que se celebrarán en mayo de 2023. Y es que la falta de candidatos municipales de garantías está colocando a la antigua FSM al borde del KO. 

Esta situación resulta especialmente llamativa en Madrid capital, donde el PSOE colecciona fracasos desde que fuese desalojado del poder allá por 1989. El horizonte no parece demasiado próspero para ellos tras fracasar ocho candidatos en las últimas ocho citas, a las que se han presentado con paracaidistas (Miguel Sebastián o Trinidad Jiménez) o personas inexpertas (Pepu Hernández).

Estaba previsto que en 2023 Mercedes González rivalizase con José Luis Martínez-Almeida y Rita Maestre, pero las pésimas encuestas que sufre la Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid han invitado a Ferraz a posponer primarias para intentar conseguir un candidato de garantías. 

También ha habido dificultades en los socialistas madrileños para relevar a algunas polémicas alcaldesas de ciudades del sur, véanse Noelia Posse en Móstoles y Natalia de Andrés en Alcorcón, que repetirán como candidatas en 2023 al no tener rivales en primarias. 

Cabe recordar que De Andrés está inhabilitada para administrar bienes ajenos tras llevar a la quiebra a una empresa municipal, lastrada por "irregularidades contables" tal y como se ha demostrado en los tribunales, y Posse ha pisado todos los charcos posibles en menos de cinco años como alcaldesa. 

Noelia Posse

Juan Lobato ha dado su bendición a Posse, que esta legislatura estuvo siete meses suspendida de militancia en el PSOE tras airearse que se subió el sueldo y contrató a dedo a su hermana y a dos amigos. Además, subió el sueldo a su tío y colocó un complemento salarial a su exnovio, ambos funcionarios mostoleños

El exlíder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, calificó estos hechos de "obscenos" y el propio Pedro Sánchez aseguró que resultaba "sorprendente" tal cantidad de polémicas, por las cuales la edil ha sido acusada de nepotismo y está siendo investigada por prevaricación y malversación. Isabel Díaz Ayuso, con ironía, aseguró que estos hechos demostraban que la alcaldesa no era rencorosa, "porque le ha subido su sueldo a su ex". 

La riada de polémicas fue tal que los dos partidos que apoyaron su investidura, Podemos y Más Madrid, se sumaron a PP, Ciudadanos y Vox para reprobarla como alcaldesa en octubre de 2019, sin que este hecho tuviera consecuencias inmediatas. 

Los errejonistas fueron más allá y salieron por voluntad propia del equipo de Gobierno tras criticar que Posse enchufase, para llevar las redes sociales municipales, a su hermana, con un sueldo de 52.000 euros anuales. La polvareda de la noticia fue tal que la hermana acabó saliendo del consistorio. "Ceso a la que considero que es una persona capaz y profesional. Ha coincidido que es mi hermana", aseguró ante la perplejidad generalizada. 

Noelia_Posse2

Noelia Posse. 

Otro escándalo que salpicó a Posse fue el nombramiento de Jesús Miguel Espelosín como gerente de Urbanismo de Móstoles. El hijo del histórico Jesús Espelosín finalmente tuvo que dimitir antes de que lo echasen tras conocerse que infló su currículum gracias a una empresa de su progenitor, que además le dio el 'informe fake' antes de que se conocieran las bases del concurso (síntoma, según la oposición mostoleña, del enchufismo socialista). 

Espelosín junior salió 'colorado' del consistorio tras demostrarse que presentó una experiencia en la empresa de SetHome entre 1999 y 2009 a pesar de que obtuvo el título de arquitecto... en 2004. 

Móstoles y el PSOE

Posse accedió a la alcaldía de Móstoles a inicios de 2018 tras la dimisión de David Lucas, getafense y todoterreno del socialismo madrileño que se convirtió en 1993 en jefe del Gabinete del histórico alcalde de Getafe Pedro Castro. El delfín de Castro consiguió acta de concejal en 1999 y en 2003 fue aupado a la primera tenencia de alcalde de la ciudad. 

Pero en 2007 lo reclamaron para reforzar a Miguel Sebastián en la capital y la renuncia del economista tras su debacle electoral forzó a Lucas a asumir la portavocía en la capital del PSOE, convirtiéndose en látigo de la corrupción que afectaba al equipo 'popular' que lideraba Alberto Ruiz-Gallardón

En 2011 la FSM tenía un nuevo encargo para Lucas, que se convertía por sorpresa en candidato en Móstoles. Los socialistas estaban divididos y en manos de una gestora en la segunda ciudad más habitada de la Comunidad de Madrid con alrededor de 200.000 habitantes. 

Lucas no obtuvo la alcaldía, pero en 2012 se hizo con el poder en la agrupación tras las primarias a Noelia Posse. En 2015 el edil logró la alcaldía, con Posse como concejala, pero el apoyo de Lucas a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez y su cercanía a la alcaldesa getafense y líder de los socialistas madrileños Sara Hernández (de la que fue número dos a nivel orgánico) acabaron forzando su salida en 2018

El favorito para relevarlo era el concejal de Hacienda Javier Gómez, que había perdido contra él unas primarias en 2017, pero finalmente Posse se llevó el gato al agua a inicios de 2018, convirtiéndose en alcaldesa y secretaria general de la agrupación mostoleña. 

Cuando todo el mundo en la FSM daba por muerto políticamente a Lucas, en 2020, José Luis Ábalos lo reclutó como secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, donde permanece a pesar de la caída del valenciano y del enfado de Podemos por la tardanza de la Ley de Vivienda, que ahora previsiblemente será desbloqueada por La Moncloa para renovar como socios presupuestarios a ERC

Lucas, junto al poeta Luis García Montero (descartado, según Ferraz) y la actual portavoz socialista en la capital Mar Espinar, son algunos de los nombres que están sonando con más fuerza para liderar al PSOE en la ciudad de Madrid en 2023. 

COMPARTIR: