25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Audiencia Provincial de Madrid cree que “no se observan razones para inferir riesgo de fuga o destrucción de pruebas” en Cristóbal López de la Cruz

El frutero de Valdeavero seguirá en libertad: Se desestima el recurso de las víctimas de abuso

Cristóbal López de la Cruz.
Cristóbal López de la Cruz. / El frutero de Valdeavero.
El conocido como el frutero de Valdeavero, Cristóbal López de la Cruz, se mantendrá en libertad debido a la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de desestimar el recurso de apelación interpuesto por los abogados de las víctimas de abusos contra el auto de su libertad. López de la Cruz está acusado de delitos de abusos y agresiones sexuales a menores.

La Audiencia Provincial ya ha emitido su veredicto sobre la libertad de Cristóbal López de la Cruz, más conocido como ‘El Toba’. El también denominado frutero de Valdeavero podrá mantenerse alejado de prisión, ya que el órgano judicial ha desestimado el recurso de apelación contra el auto de libertad interpuesto por los abogados de las víctimas, según ha podido conocer elcierredigital.com.

La defensa de los damnificados defendía que se debía “mantener la medida cautelar de prisión provisional al no existir cambio en las circunstancias que en su día motivaron su establecimiento”. Sin embargo, la justicia se ampara en la Constitución, afirmando que “toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad, y que nadie puede ser privado de su libertad”, explican en el auto al que ha podido tener acceso este diario.

El frutero de Valdeavero ingresó en prisión provisional en diciembre de 2020 y, según expresa el escrito, fue puesto en libertad en “aproximadamente 11 meses (…). En ese momento, tenía fundamento y obedecía a las referidas finalidades acordar la prisión provisional, pero transcurrido dicho plazo, no se observan razones para inferir riesgo de fuga o destrucción de pruebas”.

La Audiencia decreta que “se trata, por tanto, de analizar si existe riesgo de reiteración delictiva o necesidad de especial protección de los menores para evitar contacto con el investigado”. Con respecto a este último punto, en el auto se expresan las medidas tomadas, como la prohibición de López de la Cruz de salir “del territorio nacional”, así como de aproximarse “a menos de 500 metros a los menores perjudicados así como a sus domicilios y lugares de estudios” y la prohibición concreta de comunicarse con uno de los menores “a través de cualquier medio, ya sea telefónico o telemático y de establecer contacto escrito, verbal o visual por sí mismo o a través de terceras personas.

Citado para prestar declaración

El 4 de abril Cristóbal López de la Cruz fue citado por el Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares para prestar declaración indagatoria, según pudo conocer elcierredigital.com. El frutero está acusado de presuntos delitos de abusos y agresiones sexuales a menores de dieciséis años, así como de un delito de exhibicionismo, al obligar, supuestamente, a otros menores a “ejecutar actos de exhibición obscena ante otros menores”, se explicaba en el escrito.

Detención del frutero de Valdeavero.

En el auto, además, se expresaba el requerimiento al procesado de abonar “fianza en la cantidad de 150.000 euros para garantizar las responsabilidades pecuniarias que de esta causa pudieran derivarse”. Si esta suma no fuese abonada, se procedería al embargo de los bienes que pudieran cubrirla.

Este escrito mantenía también la libertad provisional del imputado. Juan Manuel Medina —abogado de cuatro de las once supuestas víctimas de ‘El Toba’— explicaba a elcierredigital.com que estaba “pendiente un recurso de la Audiencia Provincial que tenemos interpuesto contra el auto de libertad” y que después de la declaración quedaban a la espera de que se elevaran "las actuaciones a la Audiencia Provincial de Madrid”. Dicho recurso ha sido finalmente desestimado, en contra de los deseos de la defensa.

El miedo a la huida tras la venta de su casa

Después de pasar once meses en prisión por los delitos de los que se le acusa, Cristóbal fue puesto en libertad en octubre de 2021 debido a su “arraigo” y a la falta de medios económicos para huir, según indicaba el Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares. Una afirmación que peligró cuando el frutero vendió su chalet con piscina el pasado enero, lo que hizo que el acusado dispusiera de “una gran suma de dinero” y, además, perdiera “su arraigo en el pueblo”, explicó Juan Manuel Medina a elcierredigital.com. El abogado expresaba la preocupación de las víctimas, que “temen que huya antes del juicio”.

Medina también comentaba a elcierredigital.com que habían solicitado al juzgado que “paralizara la venta para evitar que pudiera eludir responsabilidades civiles” y que quedaban a la espera de “que la Audiencia Provisional resuelva y decida si él va a prisión o le mantiene en libertad”.

A pesar de que la jueza había definido a 'El Toba' como una persona con "comportamiento sexual depredatorio", ahora Cristóbal vive con su padre en un pueblo cercano, Villalbilla, y solo debe presentarse una vez a la semana ante el juzgado.

Anuncio en Idealista de la venta de la vivienda, donde Cristóbal llevó a alguna de sus víctimas.

Las víctimas, de entre cuatro y catorce años, habían relatado cómo el acusado les tocaba los genitales, se masturbaba delante de ellos, les ponía películas pornográficas y les hacía felaciones. Por todo ello, las familias de los denunciantes se opusieron en octubre a su libertad a través de un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid, solicitando que volviera a ser encarcelado. En él, destacaban la "palpable y notoria alta probabilidad" de que el investigado volviera a cometer abusos sobre menores si se encontrara en libertad.

¿Quién es el frutero de Valdeavero?

Cristóbal López, natural de Alcalá de Henares, vivía desde hacía un tiempo en Valdeavero, un pequeño pueblo cerca de Madrid, en el que tenía su propio negocio: la frutería Keai, donde conocía a sus víctimas, niños de entre cuatro y catorce años.

El presunto pederasta era conocido como "el amigo de los niños" por las habilidades que los habitantes del pueblo pensaban que tenía con los más pequeños. No obstante, en el mes de agosto de 2020 salió toda la verdad a la luz y se descubrió no era "el amigo de los niños" sino todo lo contrario, un pedófilo que, presuntamente, se aprovechaba de los menores del pueblo.

Todo empezó cuando una de sus víctimas confesó a su madre que 'El Toba' (alias de Cristóbal López), a quien todo el mundo definía como una persona carismática y amable, había abusado sexualmente de él. Lo hizo en su casa, cuando, presuntamente, le metía la mano por el pantalón y le tocaba los genitales al niño.

Su modus operandi era siempre el mismo: se ganaba la confianza de los padres de sus víctimas para que no sospechasen de él y captaba a los menores ofreciéndoles golosinas en la frutería. Una vez había abusado de los niños, los amenazaba de muerte para que no lo denunciaran.

Después de esta primera denuncia, muchos menores se atrevieron a denunciar todas las atrocidades que el frutero del pueblo les había hecho. En total, dieciséis niños de entre cuatro y quince años lo han acusado de abusos y agresiones sexuales.

COMPARTIR: