18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El asesino de René Patricio Guzmán se hacía llamar 'El Elegido' y en 2016 ya había cometido su primer homicidio al atropellar a una anciana en Tarrasa

El catalán Carlos Alcañiz que mató a un chileno en Koh Phangan, compañero de Daniel Sancho en la prisión de Samui

El Cierre Digital en Carlos Alcañiz 'el Elegido'.
Carlos Alcañiz 'el Elegido'.
Este lunes el joven Daniel Sancho Bronchalo ha ingresado finalmente en prisión. Lo ha hecho en Koh Samui District Prison, un centro penitenciario situado en la isla de Samui donde coincidirá con otro español: Carlos Alcañiz 'el Elegido', que cumple condena desde mayo de 2020. Fue en la isla de Koh Panghan donde acabó con la vida de su amigo, el chileno René Patricio Guzmán. En el momento de los hechos, Alcañiz sufría un "desequilibro mental".

El reciente crimen cometido por el joven Daniel Sancho Bronchalo ha conmocionado a la sociedad nacional e internacional. Este pasado lunes, el hijo del actor Rodolfo Sancho ingresaba finalmente en el centro penitenciario Koh Samui District Prison, localizado en la isla tailandesa de Samui, después de que el juez del Tribunal decretara prisión provisional para él. 

Será en esta prisión donde coincida con el ciudadano originario del municipio de Terrassa Carlos Alcañiz, más conocido como Carlos 'el Elegido', quien se encuentra cumpliendo condena allí desde mayo de 2020 tras apuñalar a su amigo y compañero de trabajo, el ciudadano chileno René Patricio Guzmán en la casa que había alquilado en la localidad tailandesa de Ban Tai, ubicada en la isla de Koh Phangan. 

El crimen de Carlos 'el Elegido'

Los hechos sucedieron en 2020, durante la madrugada del 10 de mayo. René Patricio Guzmán se encontraba en la casa que había alquilado en el municipio tailandés de Ban Tai junto a una amiga de origen chino. El inmueble que Guzmán había arrendado se encontraba en una zona de complicado acceso y muy poco transitada, por lo que era difícil el contacto con el resto de vecinos. 

Imagen de Carlos Alcañiz 'el Elegido' tras su detención.

Tal y como revelaron fuentes de la Policía tailandesa, fue durante un momento de aquella madrugada cuando 'el Elegido' accedió a la casa de su amigo, saltó la valla que la rodeaba y con un machete apuñaló a René Patricio hasta la muerte. Posteriormente, se dio a la fuga en una motocicleta hasta que las autoridades lo interceptaron. 

Alcañiz iba sin camiseta y ensangrentado. Así lo reflejó el vídeo en el que se recoge el momento de la detención, a pocos kilómetros de la residencia de su amigo, cuando las autoridades lograron reducirle y con una actitud chulesca bromeó sobre si podía realizar "declaraciones a los espectadores"

Violento y aficionado a las artes marciales

"No me sorprende que le haya matado". Esta fue una de las muchas declaraciones que ofreció el entorno cercano a Carlos Alcañiz. Los que le conocen, tal como revelaron al periódico 'El Español', dijeron que el catalán "es un niño malo". El joven, de 36 años, nació en el seno de una familia originaria del municipio catalán de Terrassa.

Hijo único, joven atractivo y con tendencia a meterse en problemas, aunque la mayoría de poca monta. Eso fue así hasta 2005, momento en el que cometió su primer asesinato. Fue en su tierra natal cuando atropelló a una anciana, sin prestarle auxilio y dándose a la fuga. Tras cometer el homicidio, viajó hasta Tailandia y, aunque regresó a Europa en un par de ocasiones, en 2015 fijó allí su residencia. 

Imagen de Carlos Alcañiz practicando artes marciales junto a un compañero.

Aficionado a practicar artes marciales, un deporte de gran popularidad en los países asiáticos, Carlos encontró en Tailandia su lugar donde prosperar. Y así lo hizo. Allí puso en marcha 'Los Elegidos', un proyecto humanitario cuya pretensión era ayudar a los más necesitados. Según afirmaba en sus redes sociales, "había invertido 3.000 euros" y estaba dispuesto “a donar mi Playstation 4, mis instrumentos musicales y todo lo que haga falta para conseguir comida”.

El nombre no había sido elegido por casualidad, ya que, según recoge el diario El Español, Carlos "estaba muy crecido. Presumía de dinero, de contactos, subía fotos y vídeos en sus redes diciendo que él era el elegido por Dios para salvar al mundo. Y sí que me consta que había hecho mucha pasta, pero también me han dicho que ese dinero podía tener relación con el narcotráfico. Eso lo sabíamos su entorno. En Tailandia es muy peligroso traficar con drogas, pero se consigue mucho dinero. No sé si ahora la policía tailandesa nos descubrirá más cosas”. 

En el momento en el que cometió el crimen, según confesaron sus allegados, Alcañiz sufría "un desequilibrio mental"que le llevó a acabar con la vida de su amigo René Patricio Guzmán en la isla de Koh Panghan, lugar que, cinco años después, vuelve a estar trágicamente de actualidad tras el asesinato cometido por el joven Daniel Sancho. 

COMPARTIR: