01 de abril de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El escritor Pedro Altamirano comenta a El Cierre Digital que todo apunta a que fue lanzado por Israel, que “se estaba sintiendo amenazada"

Una fábrica de drones iraní, que suministraba armamento a Rusia, sufre un severo ataque

El Cierre Digital en Una imagen del ataque a Irán y otra del primer ministro israelí Netanyahu.
Una imagen del ataque a Irán y otra del primer ministro israelí Netanyahu.
Una fábrica de drones iraní situada en Teherán sufrió un ataque con aviones no tripulados el pasado 29 de enero. Se desconoce la autoría real pero Estados Unidos ha negado estar vinculada con estos hechos y ha acusado a Israel, quien no ha desmentido las acusaciones ni se ha pronunciado sobre lo ocurrido. Desde Irán han tratado de quitarle hierro al asunto, desmintiendo haber sufrido algún daño y evitando hacer acusaciones. Esta fábrica era el principal suministrador de drones a Rusia.

Durante la madrugada del 29 de enero una fábrica de industria militar iraní sufrió un ataque supuestamente por parte de Israel, según indica el escritor Pedro Altamirano a elcierredigital.com. Este ataque se efectuó con aviones no tripulados contra la fábrica de drones iraní ubicada en Teherán, magnitud que Irán ha desmentido alegando que solo se produjeron daños menores en el techo de la instalación.

Esta operación se produce en medio de la tensión actual entre Irán y Occidente por el suministro de armas a Rusia en la guerra frente a Ucrania. Irán ha sido uno de los principales suministradores de drones a Rusia, que sirvieron para bombardear Kiev en varias ocasiones. 

Según Reuters, un alto cargo del gobierno de Estados Unidos ya ha señalado a Israel al tiempo que ha desmentido que sean ellos los culpables del ataque. Por su parte, Israel no lo ha desmentido en ningún momento y, de ser el autor del suceso, se trataría del primer ataque conocido que se ha llevado a cabo por el nuevo gobierno de coalición israelí liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu.

La desmesurada ayuda estadounidense a Israel

Bandera de Estados Unidos e Israel.

Pedro Altamirano sostiene que “Israel se estaba sintiendo amenazada por la capacidad de los drones iraníes y Netanyahu, en estos momentos, tiene en las calles a la sociedad civil israelí protestando por la deriva hacia el ultraderechismo de su gobierno”.

Cabe recordar que el pasado fin de semana han tenido lugar varios atentados terroristas en Jerusalén, donde en uno de ellos fallecieron siete ciudadanos. Sin establecer ninguna acusación, hay que recordar que tanto Irán como Israel han llevado a cabo acciones clandestinas mutuamente y los hechos ocurridos este fin de semana podrían ser una muestra de ello. Israel está dispuesto a atacar objetivos iraníes si la diplomacia no logra reprimir los programas nucleares o de misiles de Teherán.

La autoría del ataque


En ningún momento Netanyahu ha desmentido la autoría de los hechos, calificados por Hossein Amirabdollahian, ministro de Relaciones Exteriores iraní, como un “ataque cobarde destinado a crear inseguridad en Irán. Estas acciones no frenarán la determinación de nuestros expertos de progresar en nuestro trabajo nuclear pacífico”.

Para Altamirano, “Netanyahu está tratando de silenciar los movimientos sociales bajo el mensaje de que viven una situación de hostilidad grave en la que pueden ocurrir problemas muy graves si no se toman posiciones”.

Netanyahu vuelve al poder: 4 claves para entender los resultados de las  elecciones en Israel

Netanyahu.

Antes de estos hechos Irán ya había acusado a Israel de planificar ataques usando agentes dentro del territorio iraní. En julio Teherán aseguró haber arrestado a un equipo de sabotaje formado por militantes kurdos que servían a Israel y que tenía la intención de desbastar un centro industrial de defensa en Isfahan. 

La implicación de EEUU 


Parte importante de estos hechos es la relación de Estados Unidos con el ataque. Se desconoce si ha sido un ataque bajo su consentimiento o no, pero la aprobación de estos hechos por parte de los estadounidenses dejaría a la vista las intenciones de ambos, que derivan más allá de un simple ataque a Irán. En este contexto hay que remarcar las presiones por parte de EEUU hacia Israel para que aumenten su implicación en la guerra de Ucrania.

El complejo atacado se sitúa junto a unas instalaciones del Centro de Investigación Espacial de Irán, organismo que ha sido sancionado por EEUU por su trabajo con misiles balísticos. En línea con las prisiones estadounidenses, Israel ha negado en todo momento su apoyo militar a Kiev por miedo a ver perjudicadas sus relaciones con Moscú. 

Rusia e Israel cuentan con un acuerdo que permite a los aviones de guerra israelíes atacar objetivos iraníes en suelo sirio, sin ser rechazados por las defensas rusas, que ocupan el espacio aéreo del régimen de Al-Assad.

Las relaciones entre Israel y Estados Unidos


La última cuestión para poder entender la magnitud de este ataque que representa un hecho simbólico, es que realmente se trata de un movimiento geopolítico de apoyo a Ucrania en el conflicto armado con Rusia, donde supuestamente Israel ataca a uno de los principales suministradores de drones de Rusia. 

Guerra Rusia-Ucrania: las claves del 7º día de ataques

Guerra entre Rusia y Ucrania

Pese a que Estados Unidos ha lanzado la pelota al tejado israelí, la relación entre ambos es innegable. Israel es consciente del poderío y la potencia militar y económica que significa Estados Unidos, pero a su vez EEUU conoce que Israel es un punto estratégico en Oriente y una potencia militar. 

En este punto es clave determinar quién está detrás de estos ataques y tensiones en el mundo. “Yo siempre he tenido la duda de si Estados Unidos no mueve un dedo sin permiso de Israel o si Israel no hace nada sin permiso de Estados Unidos. Tengo mis dudas de si es el 'lobby' hebreo quien manda a Estados Unidos o viceversa, ya que Israel es el brazo armado de Estados Unidos en Oriente Medio. Es importante establecer a Jerusalén como el epicentro de estos intereses, Jerusalén ha sido siempre la línea divisoria entre el Cristianismo y el Islam, si mañana cae Jerusalén habría que montar otra cruzada. Por todo esto Israel va a contar siempre con el apoyo de Europa y de la OTAN”, concluye Pedro Altamirano. 

COMPARTIR: