02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Afirma que el “pasado no lo recuerda mucho” debido a un accidente, pero ha aportado datos sobre el día del suceso con los policías locales de Llira

Caso Josito: Las contradicciones de Vanessa, la “amiga” del discapacitado que presenció su muerte

El Cierre Digital en Vanessa.
Vanessa. / Una de las testigos de la muerte de Josito.
Josito tenía 41 años y una discapacidad física del 69% cuando falleció. Fue a los cinco días de un altercado que sucedió en una fiesta, en la que estaba con una pareja de amigos, El Malaguita y Vanessa. La mujer ha dado diferentes versiones sobre lo sucedido ese día en que Josito acabó acribillado a golpes, con disparos de pistola táser y, finalmente, sin vida. 'El Cierre Digital' ha podido hablar con Vanessa para contrastar las dos versiones que ofrece sobre los hechos.

La muerte de Josito, un hombre de 41 años con una discapacidad física del 69%, tuvo lugar hace tres años en Llira, Valencia. José Luis, alias Josito, estaba en el chalé de unos amigos haciendo una fiesta antes de que todo se torciera. Era el 25 de junio de 2019 y las heridas que le provocaron esa noche (roturas en varios huesos y un corte en el cuello) unido al disparo de las pistolas táser provocaron su muerte cinco días después. Ahora, el crimen se encuentra en fase de instrucción y tiene como testigos principales a dos personas que estuvieron con él aquella noche: El Malaguita y Vanessa.

Elcierredigital.com ha contactado con Vanessa para preguntarle qué sucedió exactamente aquella noche. En cuanto se alude a ese día, Vanessa afirma que “pertenece al pasado, y el pasado no lo recuerdo mucho”, sin embargo, a continuación, empieza a arrojar ciertos detalles.

“Hubo una pelea y él [Josito] estaba en medio de la pelea y terminó pagando. Entonces lo que pasó fue por esto, por las discusiones que hubo. Por los malos rollos que había”, explica Vanessa, que afirma que Josito y ella eran “amigos, era uno de mis mejores amigos”.

Vanessa afirma no recordar “mucho” por qué discutieron aquella noche, pero sí que dice que Josito “estaba de fiesta” con ellos. “Estábamos haciendo una cena de fiesta y todo empezó ahí”. Una versión que dista de lo dicho hasta ahora, en la que se acusaba a Josito de haber entrado a robar al chalé, algo que Vanessa niega.

Vanessa y el coma que le produjo amnesia

Algunos elementos comunes con la versión que se conocía de los hechos y que Vanessa confirma a elcierredigital.com es que fue ella la que llamó a la policía aquella noche y que ella resultó también damnificada en aquella pelea, pero no por Josito. “Josito qué va, sería incapaz. No, no fue él, fue El Malaguita. Me agredió él. Porque yo quise detener la pelea y entonces me agredió el otro. Josito se metió dentro de la pelea, entonces salió perjudicado”.

Josito.

Vanessa también afirma que “Josito estaba siendo agresivo” pero que, pese a que no fue él quien inició la pelea, las dos personas que había con ella en ese momento “dijeron que había sido él. Como ellos tenían comprados a la policía pues claro, se pusieron de acuerdo con ellos”.

Inmediatamente después de mantener esta conversación con Vanessa, se pone al teléfono su actual pareja, que explica que Vanessa “no tiene nada que ver con lo que era antes”. Esto es debido a un “accidente muy grave” que provocó que Vanessa cayera en coma y perdiera “toda la memoria”, explica su pareja. Una situación que, según confirma, está avalada por “informes médicos”.

Esto explicaría las diferentes versiones ofrecidas por Vanessa sobre el suceso y la falta de memoria que ha alegado a los distintos medios de comunicación. Según su pareja, “te dice una cosa y luego te dice otra cosa distinta. Porque no tiene memoria. No se acuerda de cosas. Hay cosas que sí, hay cosas que no…”.

La primera versión de Vanessa de los hechos

Elcierredigital.com ha tenido acceso a unas conversaciones entre Vanessa y El Malaguita con conocidos suyos en las que ella explica su versión de los hechos justo después del accidente que acabó con la vida de Josito. Una versión que dista bastante de la actual contada previamente.

Cuando le cuentan a El Malaguita el estado de salud de Josito, él afirma no saber “nada de eso” y que Josito “cuando llegaron los maderos estaba pataleando. Le pegó a mi chica con el buzón. No tengo ni idea de qué cojones le pasa al mierda este”. Además, afirmó “tener testigos por todos lados” que podrían demostrar su inocencia.

Vanessa, por su parte, le empieza a relatar a continuación a esta persona qué sucedió aquella noche. “Resulta que llegábamos de estar en el chiringuito y mi vecino, el de enfrente, vio que había alguien en mi terraza. En el piso de arriba. Y me dice: ‘Oye, tenéis okupas arriba’. Y esto de que me quedo mirando y digo: ‘Me cago en tu puta madre, Josito, cuando bajes te voy a meter en una…’. Y cojo y le veo que sube la barandilla y se lanzó al vacío a la planta de abajo”, explica la mujer.

Una de las heridas de Josito.

A continuación, comenta que, como ha indicado igualmente en la versión actual, llamó “a la Guardia Civil, a la policía y mi marido abrió la puerta para echarlo fuera y se fue hacia mi vecino a que le pegara mi vecino” algo de lo que afirmó tener pruebas grabadas.

Una vez fuera de la casa, Vanessa afirma que El Malaguita, su vecino y Josito “se pegaron fuera de la parcela. Porque se pegó con el vecino y se pegó con El Malaguita. Cogió una alcantarilla Josito, le quería pegar al vecino con la alcantarilla. A mí me arrancó el buzón y me pegó con el buzón a mí. Con el farolillo me pegó y me hizo una brecha”.

La llegada de los policías y Josito en el hospital

Cuando llegó la policía, Vanessa confiesa que Josito no tenía nada en las manos, pero que la empujó, por lo que la policía “le disparó con la pistola táser. El primer disparo. Josito cayó para fuera. No tenía nada en las manos, porque cayó al suelo y se levantó. Y se fue al policía. Y su compañero le disparó otra vez. Volvió a caer, pero se volvió a levantar.”. “Al final, para tumbarlo tuvieron que meterle cuatro disparos”, continúa.

Después de esto, “Josito se queda como inconsciente” y, según Vanessa, “había dos policías diciendo: ‘Si está fingiendo, estamos acostumbrados a que haga esto”. Hasta que luego “vieron que no respiraba”.

Josito en el hospital, tras el accidente.

Vanessa explicaba en estas conversaciones que su vecino había visto a Josito con dos personas más “robando los chalés”, que a ella la había robado y que cuando llegó al hospital, le indujeron el coma porque “tenía de todo, de todo en el cuerpo. Alcohol, heroína, cocaína… Dicen que ha superado el límite de todas las drogas que había. Y por eso lo tienen mantenido en coma los mismos médicos, para poder limpiarlo”.

Por aquel entonces, Vanessa afirmaba que se la “suda lo que le pase a este tío” y niega que Josito tuviera un corte en el cuello cuando llegó la policía. “De mi casa salió en la ambulancia con el cuello sano. Si la policía ve que tiene el cuello rajado de ahí nos sacan a todos presos”.

Después de estas diferentes versiones, queda esperar que el resto de testimonios determinen qué sucedió realmente y quiénes son los culpables de la muerte de Josito hace tres años.

COMPARTIR: