10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según afirma la familia a El Cierre Digital los agentes dispararon con pistolas táser al hombre después de haber sido agredido por una pareja

Agentes de la Policía Local de Lliria (Valencia) en el punto de mira por la muerte de Josito, un discapacitado

El Cierre Digital en Josito.
Josito. / La muerte de un hombre con discapacidad en Valencia puede poner en problemas a la Policía Local.
Agentes de la Policía Local de Lliria (Valencia) en el punto de mira por la muerte de un discapacitado, Josito, que tenía un 60 por ciento de minusvalía, al que dispararon con pistolas táser después de que este fuera agredido presuntamente por una pareja amiga en la noche del 25 de junio de 2019. Ahora, la familia de Josito ha conseguido que se reabra el caso, que se había sobreseído, gracias a la aportación de nuevas pruebas.

Hace tres años, en la noche del 25 de junio de 2019, un suceso impactó al pueblo valenciano de Lliria. Un vecino de la localidad de 41 años, José Luis, al que todos conocían por Josito, con un 60 por ciento de discapacidad, acababa en el hospital y finalmente fallecía. 

Josito había cobrado ese día su paga de minusvalía y se dispuso a celebrarlo como hacía cada mes en un chalé con una pareja de amigos, El Malaguita y Vanessa. Sin embargo, la celebración acabó con violencia. Josito fue precipitado por el balcón y alguien le hizo una importante marca en el cuerpo. 

Alertada la Policía Local se personaron en el lugar de los hechos y dispararon a Josito con una pistola táser. Según alegaron los agentes, creían que Josito llevaba consigo un arma blanca y que había estado robando en la casa donde tuvo lugar todo. 

La causa oficial de la muerte está en los problemas de Josito y el consumo de drogas, sin embargo, su tía Ana sigue luchando por que el asunto, que de nuevo está en instrucción tras haber sido sobreseído, llegue a los tribunales. Según ella los culpables del final de su sobrino son los agentes de la Policía Local. 

Josito. 

"Nunca le soportaron, no le trataban con respeto y le dispararon sabiendo los problemas que tenía y que no era nada violento. Nunca lo fue. Cuando lo enterramos acudieron casi 200 personas al entierro porque Josito era muy querido y eso es porque era una buena persona. Era como un niño y tenía muchas amigas y le quería todo el mundo", explica Ana a Elcierredigital.com.

"En ningún informe forense va a aparecer que la causa de la muerte fue la táser porque es la causa, no el nexo. Digamos que en personas enfermas es mortal y Josito tenia cuatro perdigones de dos disparos", explica la abogada Ana Isabel Peña, acusación particular en este caso. 

La defensa de la familia de Josito aporta un nuevo informe forense a cargo del doctor Luis Frontela, conocido por su trabajo en el caso de las niñas de Alcàsser, y otro tipo de pruebas que pueden arrojar luz a este suceso. 

"A Josito le habían dado una paliza muy fuerte. No sólo está lo del cuello sino que también le faltaban todos los dientes, le habían roto un hombro... Lo macharon y luego la Policía le disparó con las táser. ¿En qué cabeza cabe algo así?", se queja su tía Ana. 

Así, la letrada Ana Isabel Peña recuerda que los agentes de los cuerpos de seguridad "tienen prohibido disparar con pistolas táser a los enfermos, existe un protocolo para eso y los policías se lo saltaron".

Ana, la tía de Josito, en el programa 'Viva la vida'. 

Lo que ocurrió esa noche tiene en El Malaguita y Vanessa sus principales testigos. Vanesa declaró en mayo pero desde entonces alega que un problema de salud le impide recordar lo que ocurrió. Ha llegado a decir que se encuentra "casi vegetal". Sin embargo, en el programa de Telecinco Viva la vida sí consiguieron hablar con ella y aseguraba que "no quería recordar" lo que pasó esa fatídica noche del 25 de junio de 2019. 

El caso había estado paralizado pero, tras cambiar la familia de Josito de equipo letrado, el asunto vuelve a estar en fase de instrucción al aportar nuevas pruebas al caso. 

COMPARTIR: