16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Ejecutivo de Sánchez refuerza así el núcleo duro que ampara al presidente Pallete, que ve repuntar el valor de la teleco antes del Inversor Day

El Gobierno se pliega ante Telefónica: Firma la paz con la saudí STC y colocará el paquete bloqueado a la SEPI

El Cierre Digital en
/ Álvarez-Pallete
Telefónica se levantó este lunes de la lona en Bolsa tras conocerse que STC acepta no pasar del 5 por ciento de capital. Quizá a cambio de irrumpir en su codiciada filial Tech. El Paquete accionarial 'sobrante' irá a parar a manos de la SEPI por decisión del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que ha salido al rescate del presidente de la teleco, José María Álvarez-Pallete, antes del Inversor Day, que se celebra este próximo 8 de noviembre.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha cumplido los deseos de su amigo José María Álvarez-Pallete, que acababa de sufrir su mayor revés al frente de Telefónica ya que la irrupción en el accionariado de STC había inquietado a nivel estatal y, por otra parte, la Bolsa no premió a la teleco tal y como se barruntaba.

El directivo creía que la apuesta de STC por convertirse en el primer accionista de Telefónica iba a propulsar a la compañía antes del Inversor Day, que volverá a celebrarse por la multinacional española el próximo 8 de noviembre tras más de una década de ausencia.

Ese día Álvarez-Pallete intentará cortejar a los inversores desvelando las cuentas de Telefónica entre enero y septiembre del presente año y, sobre todo, anunciando el Plan Estratégico de la compañía para los próximos tres años.

El ICO, al rescate

La Moncloa tenía la posibilidad de bloquear casi la mitad de la inversión de STC, que voluntariamente se conforma con el 5 por ciento de la teleco y renuncia a otro 4,9 por ciento que previsiblemente irá a parar a manos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Esta arma gubernamental ya fue desplegada para que La Moncloa mantuviese el control de otra estratégica, Indra, y ahora vuelve a exhibirse pese a las dudas que existen en sectores del PSOE, Sumar y Podemos sobre las excesivas complicidades entre el presidente del Gobierno y Álvarez-Pallete.

STC, tal y como anunció Elcierredigital.com, ha renunciado a convertirse en primer accionista de Telefónica a cambio de adquirir un importante paquete de una de las filiales más cotizadas de la teleco, Tech. El fondo soberano saudí ya intentó rebajar la tensión generada en España asegurando que no tenía decidido si iba a nombrar a un consejero y ahora ha preferido tomar una posición secundaria en la teleco. 

Guerra política

Pedro Sánchez se ha convertido en el 'as bajo la manga' que ha sacado José María Álvarez-Pallete para que el establishment político, económico y mediático acepte la controvertida irrupción del fondo soberano saudí STC como accionista de la estratégica Telefónica. 

Sánchez, Pallete y Fainé. 

El presidente de la multinacional, que tal y como informó Elcierredigital.com ha compartido la práctica de deporte en La Moncloa con Sánchez, recibe un bote salvavidas político a pesar de que el PSOE y Sumar, este último al unísono, no son proclives de la entrada de STC.

Sánchez ha ordenado disciplina al Gobierno a pesar de que su portavoz, Isabel Rodríguez, siempre dada la prudencia, mostró la inquietud de la irrupción saudí en el Ejecutivo: "Existen canales para preservar nuestra autonomía estratégica que el Gobierno pone en marcha, y yo lo que quiero subrayar es que Telefónica no solo es una empresa emblemática en nuestro país, sino que es una compañía estratégica, un operador estratégico y que el Gobierno va a velar, por supuesto, por la autonomía estratégica de España con absoluta normalidad y tranquilidad", afirmó Rodríguez.

Peor tono se advirtió en la vicepresidenta primera Nadia Calviño, que aseguró que para "proteger los intereses estratégicos de España" el Ejecutivo iba a "aplicar todos los mecanismos necesarios".

Sumar y Podemos se muestran contrarios a la entrada de STC en Telefónica

La entrada en STC también enfadó a la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz, que afirmó que "preservar nuestra autonomía estratégica es esencial. España debe asegurar la toma de decisiones en empresas como Telefónica, guardianas de datos sensibles".

La ministra Ione Belarra, por su parte, afirmó que "además de reducir al 5% el control de compra la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) debería lograr una participación pública del 10% en Telefónica en próximos años para liderar la digitalización".

Y hasta Alberto Núñez Feijóo, líder del Partido Popular y crítico con la gestión de Álvarez-Pallete (al que quería sustituir por Pablo Isla), ha admitido su desconfianza en la operación al asegurar que después de la compra de acciones espera que Telefónica siga siendo una empresa estratégica española.

Despidos a la vista y el centenario de Telefónica

STC pretende buscar rentabilizar su inversión de más de 1.000 millones de euros y para ello exigirá despidos, tal y como avanzó Elcierredigital.com. En Comisiones Obreras los dan por descontados y dicen que quieren que las posibles salidas "fueran acompasadas con la negociación colectiva, para garantizar las condiciones laborales y económicas de los empleados que continuasen en activo".

El sindicato no parece querer elevar la voz contra Álvarez-Pallete porque tienen un convenio en negociación: "Creemos que este periodo de incertidumbre solo lo podremos superar con un convenio fuerte que ampare y garantice nuestras condiciones laborales. Y cuanto antes, mejor", aseguran.

Telefónica admite que en 2024 habrá despidos en la compañía y los sindicatos quieren que estas salidas estén atadas a la firma de un nuevo convenio. Una de las dudas que existe es si estos despidos se producirán antes o después del centenario, que se celebrará con grandes fastos en abril. 

COMPARTIR: