25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La constructora del AVE a la Meca está denunciada por este mismo extrabajador que solicita ser indemnizado por despido y reclama daños y perjuicios

Jesús Díaz Barrerios, exdelegado en Baleares de Copasa, denunció en comisaría el robo de un ordenador y documentos confidenciales en Mallorca

Edificio donde estaban las oficinas de Jesús Dïaz en Palma de Mallorca.
Edificio donde estaban las oficinas de Jesús Dïaz en Palma de Mallorca.
Jesús Díaz Barreiros acudió a la comisaría de la zona oeste de Palma de Mallorca para denunciar un robo de documentos en la sede territorial de Copasa en Baleares. El robo se produjo mientras el denunciante se encontraba reunido en Madrid con altos cargos de la constructora Copasa para reclamar el impago de una millonaria deuda con una empresa de su propiedad, Divicotel.

Jesús Díaz Barreiros, un empresario orensano establecido en Mallorca, acudió a la comisaría de la zona Oeste de Palma de Mallorca en dos ocasiones. La primera, el 8 de noviembre de 2016, para "denunciar hechos ocurridos entre las 20.30 horas del día 7/11 y las 12.30 horas del 8/11" y dijo que actuaba "en nombre y representación de la empresa Sociedad Anónima de Obras y Servicios Copasa" y ostentar "el cargo de delegado territorial de dicha sociedad en las Islas Baleares".

Según el relato de Díaz Barreiros dejó la oficina de Copasa el día 7 y al día siguiente acudió a una reunión en  Madrid. "Sobre las 11 de la mañana recibió una llamada del administrador de la finca" para decirle que "la oficina estaba abierta y el interior revuelto", recoge la denuncia. Díaz llegó por la tarde a Palma de Mallorca y pudo comprobar que los objetos desaparecidos eran "un ordenador portátil de la marca Vaio, dos archivadores con documentación varia, distintas carpetas con documentación y 2 ó 3 agendas de personas de años anteriores".

Primer folio de la denuncia de Jesús Díaz por el robo sufrido en Palma.

Un robo que no deja de ser extraño porque las oficinas estaban situadas en pleno centro de Palma, una zona muy transitada tanto de día como de noche. Meses más tarde, en concreto el 5 de junio de 2017, Jesús Díaz ampliaba la denuncia realizada en noviembre de 2016: "la presente denuncia es ampliatoria a las diligencias 15460/16 de fecha 8 de noviembre de 2016 en las que el denunciante manifestaba haber sido víctima de un delito de robo con fuerza, en su calidad de Delegado Territorial de la Sociedad Anónima de Obras y Servicios Copasa".

Copasa es concesionaria del AVE a la Meca.

En la misma denuncia aseguraba Díaz que "desde el anterior mes de abril la sociedad Copasa tenía conocimiento que la sociedad Divicotel que es propiedad del declarante le reclama unas cantidades de dinero en concepto de trabajos realizados en colaboración en UTES y otras obras no documentadas". Este asunto ya fue publicado por elcierredigital.com, así como la querella interpuesta por Copasa contra Díaz por falsedad documental, que se verá en los Juzgados de Mallorca el próximo 24 de julio. En esta ampliación de declaración Díaz relató que el robo se produjo mientras él estaba reunido con "el Presidente de la mercantil Copasa para tratar de llegar a acuerdos en relación con las cantidades debidas. Tras esta reunión, a pesar de continuar como Delegado Territorial de Copasa en las Islas Baleares, nunca más volvieron a tenerle en cuenta, rescindiendo su relación laboral de forma unilateral en fecha 12 de enero de 2.017".

También argumentó Díaz en su denuncia que "se ve obligado a llevar a cabo reclamaciones judiciales de cantidades importantes de dinero debidas por la mercantil Copasa a su sociedad Divicotel S.L." y quiso hacer constar "que lo anterior le está siendo sumamente dificultoso dado que entre la documentación que se sustrajo en el robo denunciado se llevaron documentación que le impide acreditar dichas deudas" y añadió que "le parece sumamente extraño que dicha entrada en el despacho profesional se hiciera sin fuerza, ya que al parecer la puerta no se encontraba forzada, que no se llevaran otros efectos de valor que se encontraban en su interior, e igualmente que coincidiera con su previsible ausencia de la isla".

COMPARTIR: