19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL EXPERTO JUSTIFICA ESTA TEORÍA POR EL TIEMPO QUE TARDÓ EN COMETER EL CRIMEN Y LA CANTIDAD DE FRAGMENTOS EN LOS QUE SE DIVIDIÓ EL CUERPO

El doctor Luis Montel sobre el presunto descuartizamiento de Daniel Sancho: "Es muy complicado que lo hiciera solo"

El Cierre Digital en Daniel Sancho junto a las autoridades tailandesas.
Daniel Sancho junto a las autoridades tailandesas.
El pasado 2 de agosto el español Daniel Sancho acababa con la vida de Edwin Arrieta en el lavabo del baño de la habitación de hotel que compartían en Koh Phangan, al sur de Tailandia. Este 15 de agosto la policía tailandesa confirmaba que se trataba de un asesinato premeditado, por lo que Sancho podría enfrentarse a la pena de muerte si así lo ratifica un juez. Para saber más de la autopsia del cuerpo descuartizado de Edwin, 'elcierredigital.com' ha contactado con el traumatólogo Luis Montel.

Los investigadores siguen a la espera de los resultados de la autopsia de los restos descuartizados de Edwin Arrieta, el médico asesinado en Tailandia por Daniel Sancho. Con esta autopsia se busca determinar la causa de la muerte, es decir, si fue debido al traumatismo, la perforación del cuchillo o el desmembramiento del cuerpo.

El 16 de agosto se le volvió a tomar declaración a Daniel Sancho, quien reveló que supuestamente tenía planes para casarse con otra persona en Indonesia. Según Daniel, tras conocer la noticia ambos discutieron y Edwin le amenazó, lo que desembocó en su asesinato. La policía de Tailandia concluyó que Daniel afirmó matar a Edwin porque quería dejar la relación y el colombiano se negaba.

Sin embargo, Sancho compró una sierra, un cuchillo de grandes dimensiones, detergentes, tres paquetes de bolsas de basura, dos paquetes de guantes, gomas de atar, 120 metros de film de plástico, estropajos y varias mallas metálicas de acero inoxidable un día antes de acabar con la vida del cirujano. Estas herramientas serían con las que Sancho descuartizó el cuerpo de Edwin y con las que se deshizo de él. También se encontraron amenazas de muerte de Sancho a Edwin en el móvil del presunto asesino. Pese a las declaraciones de Sancho, la policía tailandesa ha confirmado de que el asesinato se trató de un acto premeditado. 

edwin-ok-kg8B--1200x630abc

Edwin Arrieta, el cirujano colombiano asesinado por Sancho.

El mediático número dos de la policía tailandesa, ‘Big Joke’, afirmó que “Sancho habría apuñalado a Edwin, que posteriormente se golpeó en la cabeza con  el lavabo. Cuando Edwin ya estaba muerto lo cortó en pedazos. No ha sido un accidente. Estaba planeado de antes”. En esta rueda de prensa se mostró una camiseta rajada, supuestamente de Edwin, en la que no se apreciaban restos de sangre. La autopsia de Edwin supondrá una ardua tarea para los forenses, ya que el cuerpo fue descuartizado.

El proceso de la autopsia del cuerpo descuartizado

Para conocer el procedimiento forense en este tipo de casos, elcierredigital.com ha contactado con el traumatólogo y urgenciólogo Luis Montel, quien afirma que “cuando un cuerpo está descuartizado se van encontrando las piezas anatómicas. Lo primero que se analiza es dónde se encontraron, ya que esto puede ser clave para comprender desprendimientos de piel que se hayan producido. Aquí cobra cierta importancia el ambiente dónde han estado las piezas, si se han dejado a la intemperie serán atacadas por las condiciones ambientales y estarán más deterioradas. Sin embargo, si han estado en el agua estarán mejor conservadas, ya que el agua disminuye la descomposición y la oxidación de la materia e incluso puede conservar el color”.

Luis Montel manifiesta que “de estas condiciones depende el estado de la pieza, el estado de corrosión, putrefacción y deterioro que tenga la pieza. También es importante saber si las partes descuartizadas se encontraban envueltas en una bolsa o algún plástico, para poder deducir cómo fue transportado el cuerpo. Tras analizar estas condiciones se realiza la inspección en el laboratorio, si es una pieza única se analiza como tal y si son varias se trata de armar el ‘rompecabezas’”. 

Daniel Sancho acompañado por las autoridades tailandesas

Daniel Sancho acompañado por las autoridades tailandesas.

“En el caso de Edwin Arrieta se realizará el análisis del entorno donde se encontraron las piezas anatómicas, de las bolsas en las que fueron transportadas, las pruebas de ADN y se armará el mapa dermatológico. Para conocer los indicios se analizarán los cambios de color de la pieza. El color del cuello o de la cabeza podría definir si ha habido ahogamiento o ahorcamiento”; añade el traumatólogo.

Luis Montel explica que “la coloración puede ayudar mucho para saber si hubo drenaje sanguíneo antes de morirse. En concreto, en este caso, para saber si murió antes de ser descuartizado o viceversa. Cuando se pierde la sangre por una herida esa persona tendrá otro tipo de lividez o coloración. Por el grado de lividez se podrá saber el tiempo que lleva muerta una persona y la posición en la que estuvo. Si los forenses se basan en el flujo sanguíneo se podría averiguar si Edwin murió antes de ser descuartizado o no, pero para esto tendría que aparecer el tórax, sin embargo, no ha aparecido. Por la cantidad de líquido y sangre retenida del tórax se puede averiguar como murió y si realmente murió cuando comenzó el despiece”. 

"Es casi imposible que Sancho estuviera solo"

La descuartización de un cadáver es una labor complicada que requiere mucho esfuerzo físico. “Estimando que Edwin pesaba unos 90 kilos y Sancho, de complexión fuerte, pesa unos 80 kilos el presunto autor tiene fuerza para hacer una labor solo. Pese a esto no deja de ser una labor tediosa, porque cuando se realiza la disección se hace con unas condiciones específicas”; añade el doctor consultado por elcierredigital.com

Luis Montel explica que “suponiendo que Sancho descuartizara a Edwin en la bañera, la posición del cuerpo encorvado y su antinaturaleza complican la descuartización y hace que se gaste más energía. Cabe destacar que la bañera permite limpiar toda la sangre y ahorrar tiempo de limpieza. Lo primero que separó fue la cabeza, algo que es muy complicado y lleva mucho tiempo. Posteriormente irían las extremidades, algo que también es una tarea muy dura y complicada que lleva mucho tiempo”.

b160ec6c432bf29b6a41748ad9c32b37

Daniel Sancho durante la reconstrucción policial.

El forense añade que “la división de la cabeza, las piernas y los brazos harían un total de once partes. El tórax serían doce partes, pero hasta ahora han aparecido catorce partes y no ha aparecido el tórax. Esto indican que el cuerpo de Edwin ha sido seccionado en más partes de las esperadas. A mi parecer el objetivo de Sancho era que no se pudieran identificar las piezas anatómicas seccionadas porque veo demasiados pedazos y faltan muchas partes por aparecer”.

Trocear a una persona no es algo tan sencillo, ya que requiere muchas energías y mucho esfuerzo físico. Además, se molestó en dividir el cuerpo en más partes de lo que es común. Y es muy difícil que lo haga una persona sola. También hay que tener en cuenta el factor psicológico, porque no es fácil descuartizar a una persona. Todo esto deja prácticamente demostrado que Sancho no estaba solo. Es prácticamente imposible que lo haga todo una persona en solo tres horas”; concluye el médico Luis Montel.

COMPARTIR: