25 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SEGÚN LOS CIUDADANOS Y LOS MIEMBROS DE LA GUARDIA CIVIL QUE PRESENCIARON LO OCURRIDO, EN NINGÚN MOMENTO SE USÓ UN BUSTO DEL GENERAL

Las claves del montaje falso de la cabeza de Franco en la estatua del Legionario en Madrid

Estatua del Legionario
Estatua del Legionario
El 2 de enero se publicó un vídeo en el que varias personas colgaban un busto de Franco en la punta de la bayoneta de la Escultura del Legionario, recientemente inaugurada en Madrid por José Luis Martínez Almeida. Se trataba de un vídeo fake, cuyo autor es Fiacha Jorge O'Donnell Pina, prestidigitador de imágenes y “doctor” en noticias falsas. Posteriormente, la Policía confirmó que el video era un montaje y que esas personas pusieron un trapo negro en la bayoneta y no el busto de Franco.

Se ha confirmado que el vídeo en el que varias personas ‘anticolonialistas y antirracistas’ escenificaron una protesta colgando un busto de Franco en la punta de la bayoneta de la Escultura del Legionario se trataba de un montaje. Según explica Guillermo Rocafort, secretario de la plataforma Millán Astray, “Jamás se insertó una cabeza, ya que los partes policiales relatan que ese grupo de personas colgó un trapo negro y no un busto de Franco”. 

Pese a los partes policiales, Miquel Ramos “desvirtuó” la noticia del montaje de la cabeza de Franco afirmando que, en realidad, se trataba de una protesta real y denunciando que el único fake se había producido por parte de los medios. Ramos explica que “se trató de una acción artística real con tintes de protesta y todo el revuelo sobre el fake trata de desviar la atención sobre la realidad de esta protesta: el pasado colonial de España y su papel en el Rif, donde se atentó contra la población civil y se realizaron masacres”. 

En sus declaraciones, Ramos trata de desmentir que aquel montaje dirigido por el 'doctor' en fakes Fiacha Jorge O'Donnell Pina se trate de algo falso. La realidad es que el informe del director general de la Policía Municipal de Madrid, Pablo Enrique Rodríguez, relata que “a las 09:00 horas del 1 de enero de 2023 unos ciudadanos comunicaron a la Comisaría Integral del Distrito de Chamberí que en la Estatua del Legionario se congregaron un grupo de personas con una escalera. Esas personas colocaron en dicha escultura un trapo negro y realizaron un discurso grabado con una cámara”.

También se entrevistó a los miembros de la Guardia Civil que se encontraban haciendo vigilancia en el edificio del Estado Mayor de la Defensa, próximo a la estatua. Estos agentes indicaron que durante varios minutos un grupo de personas se congregó en el monumento, colgó una tela en la bayoneta y dieron un discurso a cámara.

El secretario de la Plataforma Millán Astray, Guillermo Rocafort, explica que “este trapo se usó para hacer el posterior montaje con el busto de Franco, siendo una prueba más de la manipulación de las imágenes que, con simples aplicaciones informáticas, simulan realidades que son falsas. Que se niegue esta realidad es una muestra de la típica desinformación e intoxicación de la realidad”.

El autor del montaje, 'doctor' de fakes


El 2 de enero se publicaba un vídeo en el que varias personas colgaban un busto de Franco en la punta de la bayoneta de la Escultura del Legionario, recientemente inaugurada en Madrid por el Alcalde José Luis Martínez Almeida. Se trataba de un vídeo falso cuyo autor es Fiacha Jorge O'Donnell Pina, prestidigitador de imágenes y 'doctor' en fakes. El autor de este vídeo se acredita así en su tesis doctoral, donde presume de sus montajes falsos y afirma que “el fake oculta su trampa y trata de hacer que la mentira sea lo más irreconocible posible, ya que su misión es aparentar verosimilitud”. 

El vídeo era cuanto menos sospechoso, ya que el fondo tenía un decorado que carecía de movimiento, la escalera usada que se mostraba en una de las fotografías realizadas durante el vídeo no encajaba con la usada y las fotografías que circularon en las redes dejaban un rastro significativo de Photoshop. Cierto es que este vídeo montaje logró engañar a varios medios que se hicieron eco de lo acontecido pero la realidad no iba más lejos de una parafernalia que buscaba engañar a los usuarios.

Fuentes cercanas a Elcierredigital.com opinaban que “llama la atención que en la fotografía aparece el suelo mojado, así como la Estatua con manchas, que parece ser del agua de la lluvia. El mismo día 1 de enero, al tener noticias de lo sucedido con la presunta vandalización, un grupo de veteranos legionarios nos acercamos al monumento y allí no había en el pedestal ninguna mancha de humedad, lo cual aumentó más las dudas sobre el montaje".

COMPARTIR: