06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se ha concedido casi un millón de euros a cuatro de estas entidades mientras los centros escolares piden ayuda a los padres para no abrir las ventanas

El Gobierno gasta un millón de euros en ecologistas mientras los colegios no tienen 500 euros para purificadores de aire

Las ventanas de las aulas permanecerán abiertas constantemente este curso para garantizar la ventilación.
Las ventanas de las aulas permanecerán abiertas constantemente este curso para garantizar la ventilación.
El Gobierno ha concedido casi 1 millón de euros a cuatro asociaciones de protección del Medio Ambiente, entre otros motivos, para combatir el Covid-19 en este sector: Amigos de la Tierra España, Confederaciones de Ecologistas en Acción-CODA, WWF. Asociación en defensa de la naturaleza y Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife). En muchos colegios se siguen abriendo las ventanas a pesar del frío porque no pueden gastar 500 euros en un purificador de aire.

Las subvenciones gubernamentales siempre son motivo de controversia. Muchos sectores pugnan por la ayuda económica del ejecutivo y, en estos momentos, en los que la crisis sanitaria está arreciando, el Gobierno de Sánchez, ante la falta de recursos que satisfagan a todos, se ve obligado a priorizar. En este sentido, algunos agentes próximos del mundo de la educación han contactado con elcierredigital.com para mostrar su perplejidad por las ayudas concedidas a la transición ecológica cuando la situación en las aulas es, según su criterio, bastante precaria.

Esta problemática se inserta dentro de la polémica surgida recientemente respecto a las medidas y protocolos de seguridad que se estaban implementando en las aulas para prevenir el Covid-19. Y es que, como ya informó elcierredigital.com, los centros educativos están obligados a mantener sus ventanas abiertas de forma continua para ventilar las clases.

                                                Las ayudas publicadas por el BOE.

Pese a que las calefacciones estén funcionando, la bajada de temperaturas aparejada al invierno hace que los alumnos tengan que soportar el frío hasta tal punto que, en autonomías como Castilla-La Mancha, algunas entidades escolares han recomendado a sus alumnos llevar mantas y gorros de abrigo a clase, pues la idea es mantener las ventanas abiertas durante todo el curso, algo que inquieta a padres y asociaciones educativas.

De acuerdo con las fuentes que consultó este medio, antes de aplicar esta medida se barajó la posibilidad de incorporar a las aulas aparatos que purificaran el aire cuyo precio ronda los 500 euros. Para acometer su compra, se pidió la colaboración a familias y asociaciones de padres (AMPA). Finalmente, la iniciativa no salió adelante ante la falta de acuerdo.

En cualquier caso, el pasado miércoles trascendía a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto 905/2020, de 13 de octubre, que contempla la “concesión directa de subvenciones en el ámbito de la transición ecológica financiadas con cargo a la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades”. De acuerdo con lo expuesto en el documento, se beneficiarán de esta ayuda “cuatro organizaciones no gubernamentales ambientales de ámbito estatal declaradas de utilidad pública”.

La pandemia también ha afectado al medio ambiente. 

Concretamente, se trata de Amigos de la Tierra España, Confederaciones de Ecologistas en Acción-CODA, WWF. Asociación en defensa de la naturaleza y Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife). La primera recibirá 137.142,85 euros. El resto 274.285,71 euros. En total, casi un millón de euros destinados a la transición ecológica canalizados a través de cuatro entidades.

En el Real Decreto se aclara que estas subvenciones se conceden merced a un “interés social” en lo que concierne a la protección del medio ambiente, con especial atención a los aspectos que “puedan verse afectados por la situación de emergencia sanitaria por el Covid-19”.

La decisión ha causado cierto revuelo entre ciertos actores del mundo educativo. En esta línea, algunos informantes vinculados al ámbito escolar han manifestado a elcierredigital.com su malestar al respecto, lamentando lo que consideran un agravio comparativo: “los alumnos tienen que estar con las ventanas abiertas, pero mientras, el Gobierno regala sin necesidad en estos momentos casi un millón de euros a estas asociaciones ecologistas”, sostienen.

Ahora, queda ver la reacción de asociaciones de padres, así como de otras entidades educativas ante esta disposición, pues el malestar está creciendo exponencialmente y amenaza con dispararse a medida que se recrudezcan las condiciones climáticas invernales.

COMPARTIR: