22 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Acusan a Élite Taxi de Tito Álvarez de crear el canal, pero este sindicato lo ha negado y se remite a sus canales oficiales

Crean un grupo de Telegram para señalar a los taxistas que acepten trabajar con Uber en Barcelona

Taxis de Barcelona.
Taxis de Barcelona. / Infotaxi.net
Un nuevo grupo de Telegram ha sembrado la polémica al señalar a taxistas que habrían aceptado trabajar con Uber en Barcelona. Fuentes del mundo del taxi atribuyen a Élite Taxi Barcelona la creación de este grupo, a modo de “lavado de cara” por haber aceptado reunirse con la empresa estadounidense para negociar su vuelta a la ciudad. No obstante, Élite Taxi ha negado que este canal de Telegram sea uno de sus canales oficiales. Este miércoles han vuelto a participar en una nueva reunión con Uber.

La posible vuelta de Uber a Barcelona continúa dividiendo al mundo del taxi. La polémica ha llegado a un nuevo nivel tras conocerse la creación de un grupo en la red social Telegram que tiene el objetivo de señalar a taxistas que hayan aceptado trabajar con la empresa estadounidense en la ciudad.

Este grupo de reciente creación tenía ayer por la mañana más de 300 miembros y se llama Traidores Taxi, aunque al principio se denominó Traidores Taxi Barcelona. La descripción pone que es un “canal exclusivo para mostrar a los nuevos traidores del taxi”. Fuentes del sector aseguran a elcierredigital.com que este grupo ha sido creado por Élite Taxi Barcelona. Sería algo especialmente llamativo, ya que esta asociación sindical aceptó reunirse con Uber el viernes pasado de cara a su posible vuelta a Barcelona.

Grupo de Telegram.

No obstante, nuestras fuentes, que prefieren mantenerse en el anonimato por las tensiones que han surgido en el sector a raíz de las conversaciones con Uber, declaran que precisamente, fueron éstas la causa de la creación de este grupo. Sería como un “lavado de cara” de Élite Taxi Barcelona ante las múltiples acusaciones que les tildan de traidores, recibidas del mundo del taxi y el “cambio en el discurso” del sindicato.

Estas fuentes aseguran que el grupo fue promocionado desde uno de los canales oficiales de Élite Taxi Barcelona. En concreto, habrían informado de él a través de un mensaje en el canal de difusión de noticias del sindicato, llamado Elite Taxi Bcn News.

Élite Taxi Barcelona lo niega

Por su parte, Élite Taxi Barcelona ha querido aclarar que el grupo “no pertenece a la asociación”. “Todas las posibles acciones que se hagan desde nuestra asociación siempre irán firmadas y difundidas por nuestros canales oficiales”, ha señalado en  un comunicado. También ha añadido que "los grupos de trabajo que se están preparando para posibles medidas de presión contra Uber estarán supervisados y controlados” por miembros del sindicato “y no se permitirá bajo ningún concepto la violencia contra el amarillo y negro”.

                                Fragmento del comunicado de Élite Taxi Barcelona.

Además, Élite taxi Barcelona ha confirmado que el miércoles se volvió a reunir con Uber, asistiendo a la cita miembros de la junta directiva acompañados de “profesionales de Taxi Project”. Por la parte de la empresa estadounidense, la asociación informó de que acudieron a la reunión el director de Uber España, El director de comunicación de Uber para España y Portugal, el responsable de relaciones institucionales y el equipo de Desarrollo de Negocio, Operaciones y Marketing de Uber Europa.

Ante la polémica suscitada por la voluntad de Élite Taxi Barcelona de dialogar con la multinacional, que ha provocado críticas en el sector, la asociación sindical ha querido negar que estas conversaciones se traduzcan en una negociación: “Queremos dejar bien claro que no se está negociando absolutamente nada”.

Tensiones a raíz de lo sucedido el viernes

Todas estas tensiones vienen a raíz del viernes, jornada en la que también hubo una reunión con Uber a la que, por sorpresa de muchos, asistió Élite Taxi Barcelona, liderada por Alberto ‘Tito’ Álvarez. Lo cierto es que Álvarez fue un hombre clave para que la multinacional se fuera hasta dos veces de la ciudad, por lo que causó sorpresa que pasara a formar parte de una mesa en la que se negoció la vuelta de la empresa de vehículos de trasporte con conductor a la ciudad. En ella se sentaron también el director general de Uber en España, Juan Galiardo, y el responsable de políticas públicas de la compañía en nuestro país, Ildefonso Pastor.

La clave de la vuelta de Uber es el modo en que lo haría. En lugar de apostar por los VTC, la actividad de la empresa regresaría a Barcelona a través de los taxis, funcionando como una aplicación intermediaria entre usuarios y taxistas. Además, la compañía también ofreció sus condiciones en el encuentro: 300 euros por cada taxista que se registre en su app, que podrá estar libres de comisiones durante tres meses.

Tras las tensiones levantadas por la reunión, Élite Taxi Barcelona quiso aclarar hace días que su posición era “la misma de siempre”. Para la asociación sindical, no debería ser objeto de críticas que se acepte hablar con alguien: “Desde Élite Barcelona siempre nos hemos sentado con todo el mundo y seguidamente, hemos llevado al sector cualquier propuesta o iniciativa, donde se vota y después se defiende el resultado con uñas y dientes”.

Pero esta polémica provocó que a nivel estatal la federación Élite Taxi España se desmarcara de Élite Taxi Barcelona y aclarara que no tuvo “nada que ver” con la reunión. “Desde la FETE, nos desmarcamos de Élite Barcelona, dejando claro que solo se representan a sí mismos y a ninguna élite nacional más”, zanjó. “No tenemos nada que hablar con la multinacional de las trampas, los engaños, la elusión y la precarización, que ha eliminado al servicio público del taxi en muchas ciudades del mundo”, añadió.

COMPARTIR: