17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cooperativa vasca presidida por Antón Arriola sufre una deuda que ronda los 870 millones de euros y apuesta como salida por mimar a su marca blanca

Eroski, al límite: Baraja vender todos sus supermercados por su gran deuda y tensiones en el mercado distribuidor

El Cierre Digital en
/ Eroski
La cadena de distribución vasca Eroski se encuentra en los peores momentos de su más de medio siglo de historia. La cooperativa vasca sufre una deuda de 870 millones y tiene por delante un tenebroso horizonte al tenerse que refinanciar en unos momentos con los tipos de interés muy altos, por lo que se ha visto obligada a comprometerse a pagar créditos de más del 10% en intereses. La intención de la dirección de Eroski es ahora mimar a su marca blanca y vender lo antes posible todas sus tiendas.

Eroski está intentando levantar el vuelo. La cooperativa vasca con más de cincuenta años de historia aún mantiene una deuda de 870 millones de euros, lo que la ha empujado a refinanciarse con bonos en un momento en el que los tipos de interés están disparados. 

La compañía se ha comprometido a pagar más del 10 por ciento en los 500 millones que ha colocado, lo cual ha disparado algunas rumorologías sobre su verdadero estado de salud económica. 

Tensión

El tensionado mercado de la distribución, que funciona con cada vez más actores y márgenes muy estrechos, complica la vida de la empresa vasca presidida por Antón Arriola y dirigida por Rosa Carabel

Y es por ello que ha firmado créditos por valor de 112 millones de euros que principalmente ha recabado de entidades vascas de crédito o de su cooperativa matriz (Laboral Kutxa, Kutxabank y Mondragón). 

Fuentes de Eroski aseguran que con estos bonos y créditos doman su situación, ya que cuentan con una deuda de 858 millones de euros que se queda a años luz de los 2.500 millones de euros en números rojos que acumuló en 2009

Venta de inmuebles

Pese a la rebaja, Eroski baraja desprenderse de la mayoría de su cartera inmobiliaria (lo cual le obligaría a pagar por los alquileres) y con esta macroventa (muy superior en volumen a la de Viajes Eroski, con la cual recaudó menos de 10 millones) podría obtener 260 millones de euros con los que rematarían la viabilidad de la distribuidora de alimentación. 

"Estamos comprometidos a continuar con nuestra trayectoria de desapalancamiento a través de ventas concretas de activos inmobiliarios no esenciales. Periódicamente evaluamos traspasos de activos inmobiliarios, ya sea con alquiler posterior o no, que ya no pueden ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos", explican. 

Esta cooperativa que mima a los productores locales obtuvo un beneficio de 69,9 millones de euros en su primer semestre, lo cual representa menos del 3% de su ingreso ordinario (que superó los 2.500 millones). 

"Los resultados obtenidos durante los seis primeros meses del ejercicio demuestran la solidez y competitividad de nuestro modelo de negocio. Este primer semestre ha supuesto un gran desafío al tener que hacer frente a la presión que la inflación sigue ejerciendo sobre la cadena de valor y a la adaptación de los hábitos de compra de las personas consumidoras", aseguró Carabel. 

"No obstante, seguimos consolidando nuestro crecimiento con un aumento de las ventas y de la cuota de mercado. Igualmente, hemos proseguido insistiendo, y lo haremos durante los próximos meses, en el esfuerzo continuado por impulsar una actividad promocional que alivie el bolsillo de las familias. De hecho, hace unos días acabamos de lanzar una nueva campaña de bajada de precios a 800 productos de la cesta de la compra, que incluye todas las familias de productos necesarios para conformar un carro completo", añadió la CEO. 

Carabel asegura que los buenos números se deben a "la importante contención de las diferentes partidas de gasto en un contexto de espiral alcista de precios, por efecto de los planes de eficiencia que estamos implementando y las mejoras de productividad implantadas"

Mercadona y Lidl les acechan

La irrupción de Mercadona en el norte y de Lidl en el Estado español "han alterado el desempeño de los operadores tradicionales de alimentación en España en los últimos años", dice Eroski, que afirma que ambos competidores "continuarán añadiendo presión al mercado, pero creemos que estamos menos expuestos a estas disrupciones porque hemos superado la entrada de estos operadores en las geografías donde operamos". 

Eroski arrasa en Euskadi (con una cuota de mercado de más del 37 por ciento), en Navarra (28 por ciento) o Baleares (21 por ciento), gracias a lo cual se han convertido en la cuarta distribuidora por encima de Dia (y por detrás de Mercadona, Carrefour y Lidl). 

Dice Eroski que su objetivo "es incrementar la penetración de nuestra marca propia ofreciendo productos de alta calidad a un buen precio, atrayendo a los clientes preocupados por el valor”, dice Eroski, que añade que invertirá en "marketing, en optimizar el espacio en los lineales y en colaborar de forma cercana con nuestros proveedores para asegurar el éxito de nuestra estrategia de marca blanca".

Y reconocen que, con motivo de la inflación, los consumidores "optan por alternativas más baratas" y ellos bien lo saben, ya que quieren mimar a sus marcas blancas. 

COMPARTIR: