27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SE ENCUENTRA EN UN MÓDULO DE AISLAMIENTO DE ESTREMERA TRAS MATAR A GOLPES A SU COMPAÑERO DE CELDA, DESPUÉS DE CONFESAR EL CRIMEN DE LOS TRES HERMANOS

La vida en prisión de 'El Negro', el triple asesino de Morata: "Es peligroso, sale cuatro horas al patio y no coincide con nadie"

El Cierre Digital en
/ Dilawar Hussain Fazal Choudhary, más conocido como Dani el Negro, acusado del crimen de Morata de Tajuña.
A las tres semanas de ser detenido como presunto autor del triple homicidio de Morata de Tajuña, Dilawar Hussain asesinó a su compañero de celda en la prisión de Estremera. Fue en la madrugada del 15 de febrero cuando Dani 'El Negro', decidió acabar con al vida de otro interno por una presunta discusión, aunque ahora se ha sabido que previamente tuvieron varias discusiones por la falta de limpieza del interno fallecido. Actualmente Dilawar permanece en el módulo de aislamiento.

En la madrugada del 15 de febrero el detenido por el triple homicidio de Morata de Tajuña, Dilawar Hussain Fazal Choudhary, más conocido como Dani el Negro, asesino a su compañero de celda en el módulo 12 del centro penitenciario de Estremera, Madrid, un módulo de internos preventivos conflictivos y problemáticos. Fue él mismo quien avisó a los funcionarios de que había asesinado a su compañero de celda, Ángel Asenov.

Fuentes penitenciarias consultadas por elcierredigital.com explican que "cuando llegaron los funcionarios a la celda, Dilawar mostraba una asombrosa tranquilidad y les dijo que había limpiado cuidadosamente la escena del crimen. Además, los trabajadores comprobaron que ya había recogido sus pertenencias, parecía que lo tenía todo ‘controlado’. El crimen se llevó a cabo con una mancuerna que había desaparecido del gimnasio de la prisión semanas antes. Cuando llegaron los funcionarios, el cadáver estaba tapado con una manta”.

“Respecto al motivo del crimen, en un primer momento justificó los hechos alegando que fue en legítima defensa tras una discusión. Antes de cometerse el crimen otros presos escucharon golpes en la celda que ambos compartían. Sin embargo, lo más probable es que Dilawar le atacara mientras dormía. Días después hemos sabido que ambos tuvieron varias discusiones porque el fallecido no era una persona lo suficientemente limpia para su agresor. Según Dilawar, la causa del crimen fue que su compañero le había mirado con deseo cuando se encontraba desnudo”, añaden las mismas fuentes.

morata_asesino

Dilawar Hussain Faza.

Otras fuentes penitenciarias explican a elcierredigital.com que “desde el momento del crimen Dilawar fue trasladado al módulo de aislamiento provisional, donde solo se puede estar un tiempo limitado. Luego lo pasaron al artículo 75.1 del Reglamento de Instituciones Penitenciarias, que permite mantenerlo en esa situación hasta que decidan si decretan el artículo 10. Este artículo se refiere al primer grado. Sin embargo, todavía no se ha decidido si se le aplica este artículo y si se le traslada de centro”.

“Actualmente, en el módulo de aislamiento permanece en protocolo para internos extremadamente peligrosos. Allí solo puede salir al patio un máximo de cuatro horas sin coincidir con otros internos. Además, cada vez que vuelve del patio es sometido a intensos cacheos. Los internos que se encuentran en este módulo realizan las comidas diarias dentro de la celda. Desde que está en aislamiento no ha protagonizado ningún altercado”, concluyen nuestras fuentes.

El crimen de Morata de Tajuña

El 18 de enero fueron hallados los cadáveres de tres hermanos —un hombre y dos mujeres de entre 70 y 80 años— en la vivienda de la avenida Príncipes de España del municipio madrileño de Morata de Tajuña, donde residían. Una de las primeras hipótesis apuntaba a que el hombre podría haber matado a sus hermanas antes de quitarse la vida. Sin embargo, en el marco de la investigación realizada por el grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, rápidamente se barajó otra hipótesis.

Esta hipótesis apuntaba a que los asesinatos de los tres hermanos se debían a un ajuste de cuentas por una deuda vinculada con una estafa amorosa. Según descubrieron las autoridades, hace varios años las hermanas empezaron una relación pseudoamorosa a distancia con dos supuestos militares estadounidenses. Tal y como relató 20 Minutos, uno de estos dos militares aseguró a las hermanas que el otro supuesto militar había fallecido.

tajuna

Plaza Mayor de Morata de Tajuña.

Y que para acceder a una herencia necesitaba cierta cantidad económica. Una de las hermanas envió dinero a este presunto militar, que aprovechó para pedirle cada vez cantidades económicas mayores. Para afrontar estos desembolsos las hermanas se endeudaron y pidieron dinero a conocidos. Tanto familiares como conocidos las avisaron en varias ocasiones de que estaban siendo estafadas, pero ellas siempre negaban esa realidad. El estafador las prometió que cobrarían una herencia de 7 millones de dólares si le entregaban 400.000 euros. Para ello, las hermanas llegaron a vender una casa.

La detención del único sospechoso del crimen

En este punto aparece el hasta ahora único implicado en el caso. Tras descartar que el hermano acabara con la vida de sus hermanas, se pasó a investigar a las personas que las habían prestado dinero. Todas las miradas apuntaban a un hombre pakistaní que hace meses alquiló una habitación en la casa de los hermanos fallecidos.

Fuentes policiales señalaron a elcierredigital.com el pasado mes de enero que “este hombre de 42 años agredió hace tiempo a una de las dos hermanas con un martillo por una deuda que tenía con él. Por esta agresión fue detenido y se le realizó un juicio rápido, por el que ingresó en prisión acusado de un delito de tentativa de homicidio. Fue en enero de este año cuando salió de prisión y se quiso cobrar la deuda de 60.000 que las hermanas tenían con él”.

Este hombre pakistaní, Dilawar Hussain Fazal Choudhary, más conocido como Dani el Negrose entregó en la noche del 21 de enero en el cuartel de la Guardia Civil de Arganda del Rey al saber que le estaban buscando las autoridades por su presunta relación con el triple crimen. “Estas hermanas prometieron al detenido que le darían 60.000 euros a cambio de que les dejase 30.000 euros. La principal hipótesis que se baraja es que acudió a cobrar la deuda tras salir de prisión, pero las hermanas le debieron decir que no podían pagarle y decidió acabar con la vida de los tres hermanos”.

COMPARTIR: