23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juzgado estudia nueva documentación y podría abrir diligencias relacionadas con el caso del cámara en medio del polémico documental de Netflix

Giro en la investigación por la muerte de Mario Biondo: Dos personas podrían ser imputadas en España

El Cierre Digital en Mario Biondo, nueva documentación.
Mario Biondo, nueva documentación.
Mario Biondo, cámara de televisión y marido de la presentadora española Raquel Sánchez Silva, murió el 30 de mayo de 2013 en extrañas circunstancias. En España el suceso fue considerado un suicidio o una muerte accidental a causa de un juego erótico, pero la justicia italiana concluyó que se trató de un asesinato. Ahora, cuando están a punto de cumplirse diez años de su muerte, el caso de Mario Biondo no está aún cerrado y podría llevar ante la justicia a al menos dos personas.

Mario Biondo, marido de la presentadora española Raquel Sánchez Silva y cámara de televisión, fue encontrado muerto en extrañas circunstancias el 30 de mayo de 2013. En España se consideró un suicidio o una muerte accidental debida a un juego erótico, aunque la justicia italiana concluyó que se había tratado de un asesinato. 

Ahora, cuando están a punto de cumplirse diez años de su muerte, el caso de Mario Biondo sigue sin resolverse y todavía se podría llevar ante la justicia a al menos dos personas, según han informado fuentes cercanas a elcierredigital.com

Nuevos documentos

A pesar de ser archivado el caso en España, el juez que llevaba el caso en Italia dictaminó recientemente que se trataba de un homicidio, aunque el paso del tiempo impedía saber quién estaba detrás al destruirse muchas pruebas.

Ahora, según ha podido saber elcierredigital.com, una nueva documentación podría abrir de nuevo el recorrido judicial sobre el caso Mario Biondo, como ya informó este medio, unos documentos que habrían sido entregados a Guillermo García, de manera indirecta, que aprovechó la producción de la serie documental para Netflix para hacerse con ellos. 

24810_24763_19362_18095_biondo

Mario Biondo.

Estos documentos habrían sido presentados ante un juzgado de instrucción hace varias semanas, aunque por el momento su naturaleza debe ser únicamente conocida en el ámbito judicial. Unos documentos que podrían llevar a la apertura de diligencias por una serie de delitos presuntamente relacionados de manera  directa o indirectamente con la muerte de Mario Biondo y que, según fuentes cercanas a elcierredigital.com, recaerían sobre dos personas por ahora, aunque no se descarta que se presenten cargos sobre varias personas más.

Polémica en la nueva serie documental en Netflix

La familia de Mario Biondo ha mostrado su enfado con la serie documental de Netflix, que tratará sobre la extraña muerte del joven cámara en mayo de 2013. Aunque los investigadores concluyeron en un primer momento que el marido de la televisiva Raquel Sánchez Silva se había quitado la vida involuntariamente, la familia sostiene que fue asesinado, tal y como ha concluido la Justicia italiana, hasta el punto de que los más allegados insinúan que la presentadora "conoce más detalles del suceso".

Mario Biondo y Santina, su madre.

Ahora, a través de la polémica serie documental, se esclarecerían cada una de las claves del caso Biondo. Unos datos que los propios familiares habrían accedido a dar, pero que ahora, tras enterarse de quién está detrás de la producción, se arrepienten de haberlo hecho. Y es que Guillermo Gómez, mánager de Sánchez Silva en el momento de la muerte del italiano, es ahora uno de los productores ejecutivos de la serie.

Cuatro años y tres cambios de nombre de la productora del documental

Según fuentes cercanas a elcierredigital.com, en un principio la productora encargada del documental era Cuerdos de Atar, más tarde pasaría a llamarse Par Producciones y en noviembre de 2022, cuando vendieron  la serie a Netflix sobre el caso Mario Biondo, se hicieron llamar Manguera Films. De esta manera, en cuatro años habrían cambiado tres veces de nombre. Detrás de todo esto están sus dueños, Guillermo Gómez, Luis Velo y un tercer socio capitalista.

“Cuando ellos venden la serie a Netflix, de repente deciden cambiar el nombre de Par Producciones a Manguera Films sin decírselo al socio capitalista, que había puesto tres millones de euros en el año 2019”, explican fuentes cercanas a la producción ante elcierredigital.com. El mismo socio se habría enterado a través de la prensa del cambio de nombre de la productora en 2022. “Les va a acabar demandando por alzamiento de bienes seguramente”, comentan estas mismas fuentes a elcierredigital.com.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo.

Además, según ha podido saber elcierredigital.com, ambos productores siguieron con el equipo que trabajaba en la productora anterior —Par Producciones— pero realmente estaban trabajando para Manguera.

La familia Biondo contra Guillermo Gómez

Guillermo Gómez era el mánager de Raquel Sánchez Silva cuando tuvo lugar el fallecimiento de Mario Biondo. “La familia del fallecido siempre ha estado muy molesta con él porque, cuando el cámara murió, fue tachado de responsable del rumor de que se había suicidado ahorcándose mientras tenía un orgasmo”, explican fuentes cercanas al caso a elcierredigital.com. "Lo que hacía era defender a Raquel Sánchez Silva. De hecho, fue de los primeros en llegar cuando estaba el cuerpo todavía allí, e intentó encargarse de lanzar ese tipo de bulos para defender a su clienta”, explican.

Familiares de Mario Biondo, entre los que se encuentra Raquel Sánchez Silva, su pareja.

“Ahora, diez años después, él, que fue testigo en la causa, hace un documental, sabiendo que si la familia de Mario Biondo se entera de que está haciendo esta serie no van a querer participar”, comenta.

La familia de Mario Biondo sabía desde hace un mes que Guillermo Gómez participaría en el documental, además de como testimonio, como productor del mismo. La familia ha estado esperando durante este mes a que Netflix les confirmara que detrás de esta producción estaba Guillermo Gómez. Tras confirmarlo esta semana, ya se han puesto en manos de abogados y en unos días enviarán un burofax a la plataforma para advertir de las posibles consecuencias legales que acarrearía la emisión de este documental, como ya informaba La Vanguardia.

Pero no son los únicos en sentirse engañados, sino que otros testimonios como Óscar Tarruella —perito judicial y agente de Mossos d'Esquadra que firmó un informe policial sobre la muerte de Biondo—, y los dos periodistas italianos que investigaron el caso, también se han quejado a la productora.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su boda.

Según ha informado Óscar Tarruella en una conversación con elcierredigital.com, fue contactado por un directivo de Netflix para hacer el documental de Mario Biondo. "Me invitó a que le asesorara para ver qué productora, ya que él no venía del mundo del true crime, veía apropiada para este tipo de formato. Yo le recomendé especialmente Goroka, la productora de Crims de Carles Porta".

Esta conversación quedó ahí hasta que Tarruella fue contactado para declarar en el documental. Según comenta, "no se citó la productora" en ningún momento y tanto Tarruella como el resto de testigos ofrecieron sus declaraciones para el documental. Al finalizar, afirma que varias de las personas que participaron se quedaron, "tras la grabación, con una sensación de preguntas capciosas, incluso en algún caso retorcidas".

Tras varias sospechas, Óscar Tarruella investigó y descubrió que detrás estaba Manguera Films. Al comprobar que se trataba del "autodenominado exmánager de Raquel Sánchez Silva [Guillermo Gómez]" y Luis Vela, llamó "al directivo de Netflix y posteriormente" los implicados "enviaron un burofax revocando el uso de mi imagen y testimonio", comenta. Ahora, están a la espera de ver qué decisión toma Netflix.

"Yo creo que serán sensatos y harán lo que les interese a ellos como plataforma, no lo que interese a la productora. Si no, el pueblo decidirá qué pensar. Yo creo en la Justicia, y no voy a dejar de hacerlo", sentencia. 

COMPARTIR: