14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta ahora estaba al frente de España Global, donde fue nombrada tambien por su amigo el presidente Sánchez con un sueldo de 120.000 euros anuales

La historia de Irene Lozano, de biógrafa de Pedro Sánchez a nueva presidenta del Consejo Superior de Deportes

Irene Lozano junto al presidente del Gobierno.
Irene Lozano junto al presidente del Gobierno.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha nombrado a Irene Lozano, una periodista y licenciada en Filosofía, para regir los destinos del Consejo Superior de Deportes (CSD). Un nombramiento político que premia la fidelidad de Lozano, no relacionada con el mundo del deporte, pero que defendió a Sánchez durante su guerra con Susana Díaz por los mandos del PSOE.

Al final el ganador en la pugna para ocupar el sillón de Consejo Superior de Deportes entre Gonzalo Miró y Pepu Hernández ha sido.... Irene Lozano, que sustituirá a María José Rienda al frente de este organismo y será también secretaria de Estado para el Deporte.

Este lunes el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha premiado el apoyo mediático de Lozano durante años, que tras pasar por España Global con un sueldo de 120.000 euros anuales, ahora ve recompensada su fidelidad a Sánchez con un nombramiento de alto cargo. Además, con un sueldo de 129.000 euros, aproximados, ya que su retribución fija estará sujeta a los complementos que entre altos cargos se reparten al criterio personal del Ministro de Educación y Deportes, hoy José Manuel Rodríguez Uribes.

El nombramiento de Lozano responde más a un perfil político que a uno técnico, como era hasta ahora el de su predecesora María José Rienda. En su mano estará desarrollar definitivamente la Ley del Deporte. Irene Lozano es periodista y licenciada en Filosofía.

En su carrera periodística destaca su labor como redcatora del diario El Mundo entre 1995 y 2005. En ese periodo trabajó en la sección de opinión escribiendo editoriales, unos años antes de que lo hiciera su ahora competidora política Cayetana Álvarez de Toledo. Luego pasó a la sección de internacional donde fue enviada especial a Mauritania, Argelia, Kosovo y Nicaragua. También estuvo en la sección de cierre, todo ello a las órdenes de Pedro J. Ramírez. Después se marchó al Grupo Vocento, en concreto, ejerció como columnista del diario ABC.

Paralelamente al periodismo, ha tenido una trayectoria política bastante sorprendente. Pero no solo fue quien "dio forma literaria" al libro de Pedro Sánchez, "Manual de resistencia", tal y como reconoció el propio presidente del Gobierno en el prólogo del libro, sino que en 2011 se sumó al partido UPyD de Rosa Díez.

Llegó a ser diputada de Unión Progreso y Democracia y portavoz de la formación magenta en las comisiones de Asuntos Exteriores, Cooperación Internacional para el Desarrollo y Defensa en el Congreso.

Pedro Sánchez saluda a Irene Lozano durante un acto.

Durante la legislatura 2011-2015 se convirtió junto a Toni Cantó y la propia Díez en una de las voces más críticas con los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque tampoco fueron tibias sus intervenciones contra el PSOE que entonces lideraba Alfredo Pérez Rubalcaba.

En julio 2015 abandonó el partido UPyD tras perder su candidatura en las primarias del mismo frente a el abogado Andrés Herzog. En octubre renunció a su acta de diputada y fichó por el Partido Socialista. Para todos fue una sorpresa y no fueron pocos los políticos socialistas que criticaron la maniobra oculta de Pedro Sánchez.

Finalmente, Lozano acabó como número 4 en las listas por Madrid como independiente en las elecciones celebradas el 20 de diciembre de 2015. La periodista, reconvertida en política, acabó además en el Comité de Expertos del partido fundado por Pablo Iglesias. Para su desgracia, fue la legislatura más corta de la democracia al no poder formar Gobierno  ningún partido, manteniéndose en funciones Mariano Rajoy.

Tras el cese de actividad parlamentaria en mayo de 2016, Lozano abandonó de nuevo la política. A partir de ese momento, volvió al periodismo como articulista de varias publicaciones próximasal PSOE, como 20 minutos y en varias tertulias de radio y televisión. También ha conseguido cierto éxito como escritora, llegando a publicar la novela Si sufrir fuera sencillo, editada por Espasa.

Desde diferentes medios de comunicación, Lozano defendió a Pedro Sánchez durante la guerra sin cuartel que mantuvo éte con Susana Díaz por el control del PSOE. Ahora, Sánchez ha premiado a Lozano su fidelidad con un más que generoso puesto en el munod deldeporte, dondde es compaltamnete ajena. Un cargo de nuevo político y no técnico dada su escasa preparación y capacidad deportiva.

COMPARTIR: