28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La supuesta implicación de guardias civiles y policías en el tráfico de drogas mancha la imagen del cuerpo y sus sindicatos alertan de esta corrupción

'Miami Vice' en Mérida: La detención del grupo de 'estupas' pone en entredicho a las Fuerzas de Seguridad en España

Mérida se ha quedado sin policías antidroga. Todo el grupo de estupefacientes de la ciudad extremeña ha sido detenido en el marco de la operación 'Peces', por su supuesta implicación en una red de narcotráfico dedicada al "cultivo, procesado, manipulación y posterior distribución de marihuana". En total, seis policías nacionales (un inspector. un oficial y cuatro números) y tres guardias civiles que habrían no solo hecho la vista la gorda, sino que habrían creado sus propias plantaciones.

En lo que parece un grave caso de corrupción dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la capital extremeña se ha convertido en escenario del desmantelamiento de una red de tráfico de estupefacientes y contrabando en la que, de acuerdo con las primeras conclusiones aportadas desde la propia Policía Nacional, así como por la Delegación de Gobierno de la comunidad autónoma, estarían implicados numerosos agentes, entre ellos el grupo completo de estupefacientes de Mérida, Badajoz, incluido el inspector al frente de estos efectivos. La delegada del Gobierno de Extremadura, Yolanda García Seco, que se refería a este suceso como algo "puntual" que produce "enorme desazón", ha mandando un mensaje de ánimo y apoyo a todos los policías nacionales y guardias civiles de la región por su "enorme trabajo".

Las actuaciones han sido llevadas a cabo por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, tras más de un año de compleja investigación. "Las operaciones de este tipo son muy delicadas, porque los presuntos implicados son especialistas, precisamente, en la lucha contra este tipo de organizaciones delictivas. Por lo tanto, conocen los métodos de investigación y cómo trabajan tanto Policía Nacional como Guardia Civil", apuntan fuentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a elcierredigital.com

Guardia Civil. 

El "complejo entramado criminal", tal y como explican desde la Jefatura Superior de la Policía Nacional, estaba integrado por varias organizaciones que interactuaban para dedicarse presuntamente al cultivo, procesado, manipulación y posterior distribución de marihuana. En este sentido, se han localizado y desmantelado cuatro plantaciones “indoor” con más de 3.000 plantas, y se ha intervenido gran cantidad de útiles para la instalación de las mismas.

Los policías y guardias civiles detenidos, según adelanta el diario El Mundo, no sólo traficaban con el hachís de esta organización para la que trabajaban sino que, además, "actuaban contra las redes de la competencia" y "no hacían demasiados esfuerzos para ocultar sus ingresos extra. Alguno de ellos, incluso mostraba sus poderes como el más vulgar de los narcos", apuntan fuentes al citado medio. 

Pese a que, tal y como advierten fuentes policiales “los casos de corrupción de agentes son anecdóticos", -se trata de una plantilla superior a los 100.000 funcionarios entre policías y guardias civiles-, lo cierto es que en los últimos años han trascendido diversos casos de guardias civiles y policías nacionales presuntamente ligados a organizaciones de tráfico de drogas.

Más de un centenar de guardias civiles detenidos

Las operaciones policiales contra el narcotráfico en España han dejado desde 2011 un saldo de 148 agentes de la Guardia Civil detenidos por su vinculación con ese tipo de delitos. Unos datos que aparecen reflejados en una respuesta escrita enviada por el Gobierno al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu. De estos, el 32% de los casos se registró en Andalucía, mientras que la Comunidad Valenciana acaparó otro 27% de las detenciones de guardias civiles relacionados con el negocio de la droga. 

No es casualidad que el mayor número se concentre en zonas de costa. Solo en 2019, en el Campo de Gibraltar fueron detenidos 15 guardias civiles por su supuesta vinculación con el narcotráfico, principalmente, aunque también con el contrabando de tabaco. La más sonada, la de Joaquín Franco, capitán de la Policía Judicial en Algeciras, por su supuesta implicación con el famoso narco Abdellah El Haj Sadek, conocido como 'el Messi del hachís'

Respecto a las cifras relativas a la Policía Nacional, no existen datos oficiales disponibles. 

En este sentido, la Agrupación Reformista de Policía (ARP) explica que para que tenga lugar una persecución más exhaustiva y efectista de la corrupción en el seno del cuerpo, es indispensable la creación de un organismo receptor independiente, así como un cambio de mentalidad en el funcionariado. "Hay que realizar una limpieza a fondo en la Policía Nacional y en el Ministerio del Interior. Demasiadas 'amistades peligrosas' impregnan a la institución con la droga", sentencian desde ARP Badajoz.

COMPARTIR: