20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil sospecha que el conocido traficante ahora fugitivo puede estar escondido en Marruecos

La desarticulación de la banda del "Messi del hachís", una de las más peligrosas del narcotráfico

Un agente de la Guardia Civil recoge el dinero durante la operación Cansino-Lanas.
Un agente de la Guardia Civil recoge el dinero durante la operación Cansino-Lanas.
La Guardia Civil ha asestado otro duro golpe al “Messi del hachís”, el fugitivo de la Justicia que sigue liderando los mayores clanes del tráfico de droga en España. La operación Cansino-Lanas efectuada por la Guardia Civil ha desarticulado esta banda formada por hasta 78 personas y liderada por el conocido traficante cuyo paradero es, en teoría, un misterio.

En la operación, además de las detenciones, se han incautado más de seis toneladas de hachís, 5 embarcaciones, 17 vehículos, 480.000 euros en efectivo, 6 armas, y desmantelado un astillero que construía embarcaciones semirrígidas.

Abdellah El Haj Sadek Membri, el prófugo de la Justicia cuya nueva banda ha sido desarticulada. 

Desde que el peligroso Abdellah El Haj Sadek Membri, de 35 años, se fugó de la Justicia en marzo pasado para evitar volver a la cárcel de la que había logrado salir, gracias a un acuerdo con la Fiscalía, en noviembre de 2017, no se le ha vuelto a ver. La Policía sospecha que El “Messi del hachís”, como se le conoce, es considerado el mayor traficante de esa droga en el sur de Europa, está en Marruecos, desde donde llegó a Algeciras hace años, cuando era adolescente.

Desaparecido pero no inactivo. Abdellah El Haj Sadek Membri, en estos meses, se había aliado  con otro de los grandes clanes que operan en la zona y que estableció en el río Guadalquivir su principal vía de entrada de droga. Se trataba del clan de Los Lanas. La sociedad que formaron el “Messi del hachís”  y los dos hermanos que dirigían a Los Lanas transportaban toneladas de droga desde África en embarcaciones semirrígidas de gran potencia  construidas por la propia organización.  

Abdellah El Haj Sadek Membri  es todo un fanático del Barcelona pero frecuentaba el Bernabeu y se ha fotografiado con numerosos jugadores del Real Madrid.  El Haj es considerado por la Guardia Civil como el capo por el que pasan la mayoría de los envíos de hachís que llegan a España. Es el que cuenta con los mejores contactos en Marruecos y suele quedarse un porcentaje de cada partida.

Una de las lanchas incautadas en la operación Cansino-Lanas. 

Toda esta operación comenzó con un rescate marítimo en febrero pasado,  los tres ocupantes de una embarcación que se hundía por parte de Salvamento Marítimo eran salvados del mar. Sucedió cerca de Gibraltar . Las autoridades del Peñón recuperaron  la lancha y también los  84 fardos que transportaban con 2.500 kilos de hachís y que los rescatados habían arrojado al mar para evitar ser arrestados ante la proximidad de las autoridades. Con la ayuda de la Royal Gibraltar Police, la policía gibraltareña, se identificó a uno de los rescatados como una de las personas de máxima confianza del “Messi del hachís”.  

Una máquina de  contar dinero y fajos de billetes incautados en la operación Cansino-Lanas. 

Meses más tarde, en abril, se detectó una embarcación semirrígida de esta organización en el Guadalquivir, en la zona de La Algaba (Sevilla). En el operativo desplegado,  la Guardia Civil se incautó de 103 fardos de hachís con 3.100 kilos de droga y de un subfusil.  Este alijo estaba relacionado con el cargamento de 84 fardos (2.500 kilos) incautado a los traficantes rescatados frente a Gibraltar.  Ocho meses de investigación que han permitido romper de nuevo la estructura organizada por el “Messi del hachís” gracias a la operación Cansino-Lanas que tabién ha desarticulado además la red que le permitía blanquear el dinero de la venta del hachís.

Un año de golpes al narcotráfico

 

Ya en febrero pasado, con “El Messi” en prisión, la Policía desarticulaba la banda de 17 personas liderada  por “Emilio el Moro”, el sucesor del narcotraficante y su mano derecha mientras él estaba entre rejas. “El Moro”, originario del barrio del Saladillo, en Algeciras (Cádiz), fue detenido al norte de Madrid tras haberse instalando en Alcobendas. El traficante no se sentía seguro en el Campo de Gibraltar, ya que a sus espaldas tenía tres causas pendientes y estaba prófugo de la justicia.

Pero en los últimos meses se han dado más golpes al tráfico organizado de drogas en España. Una de las  organizaciones desarticuladas por las Fuerzas de Seguridad recientemente era la de los. A primeros de este mes, La Guardia Civil conseguía  la total desarticulación de la organización criminal de “Los Pikikis”. El grupo criminal se dedicaba a introducir y distribuir partidas de cocaína de gran pureza, hachís y cannabis en Jaen. La Guardia Civil detuvo  a 27 personas  logrando así “la total desarticulación” de este clan familiar. La exitosa operación se inició en septiembre del 2018 cuando se tuvo conocimiento de que un vecino de Torrepogil estaba introduciendo periódicamente partidas de cocaína para suministrar a otros distribuidores.

En julio pasado, otra operación  de la  Guardia Civil terminaba con la desarticulación de una importante organización criminal dedicada al transporte de grandes cantidades de Hachís de Marruecos a España, vía marítima. La operación Karsana desbarató la nueva ruta que  esta  organización estableció a través de las Islas Chafarinas.

Persecución junto a las Islas Chafarinas. 

Ese mismo mes de julio, a principios, la operación Boxeo, iniciada en febrero,  ponía fin a otra organización criminal que se dedicaba a la venta de estupefacientes en Zaragoza. Gracias al operativo desplegado se detenía a  10 personas y se investigaba  a un menor por presuntos delitos contra la salud pública por tráfico de drogas,tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal. En total, se realizaron 9 registros en Épila, Ricla, Arándiga y Salillas de Jalón, donde se intervinieron 1740 gr de cocaína, 591 gr de hachís, diversas armas de todo tipo, munición, casi 50000 euros en efectivo y numerosos elementos para la distribución de las sustancias. También se  desmantelaron seis puntos de venta.

COMPARTIR: