17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La coalición podría quedarse con un solo diputado en el Congreso que iría a parar a Enrique Santiago, deseoso de acabar con el 'garzonismo'

Incredulidad en IU por el pacto de Garzón para unirse 'gratis' a Sumar: "Un harakiri histórico"

/ Alberto Garzón
Amplios sectores de Izquierda Unida han criticado el pacto de integración en Sumar, que les ha negado encabezar Asturias y contar con un puesto de salida en la Comunidad de Madrid el próximo 23 de julio. La coalición solo tiene opciones de obtener tres escaños, todos ellos en Andalucía. El escaño podría recaer en Enrique Santiago, que ha tutelado la expulsión de la Unidad de Juventudes Comunistas.

Voces históricas de Izquierda Unida se muestran atónitas tras el pacto firmado para integrarse en Sumar. "Es el peor acuerdo firmado nunca por la coalición en sus 37 años de vida porque podría suponer el final de la coalición. Es un harakiri histórico", reconocen desde la coalición. 

Yolanda Díaz les ha negado la posibilidad de obtener un puesto de salida en la Comunidad de Madrid y encabezar en Asturias, donde acaban de obtener un aseado resultado en las recientes elecciones municipales y autonómicas

IU cuenta con el número uno por Córdoba y Málaga, el dos por Sevilla, el uno por Tarragona y el tres por Valencia. Este reparto les dejará entre uno y tres escaños. El único que parece garantizado sería el de Málaga, que podría ir a parar a Enrique Santiago

El secretario general del PCE, que en su día intentó liderar IU, asegura que "nunca ha habido en la historia reciente de nuestro país una alianza de 15 fuerzas políticas de izquierdas, ecologistas, progresistas, con una voluntad de construir un proyecto político". 

Y reconoce que el acuerdo no ha sido satisfactorio: "Por lo que le toca a Izquierda Unida, nosotros creemos que podíamos haber tenido mejor representación, pero también entendemos que, cuando se acuerda entre 15 fuerzas políticas, pues obviamente cada fuerza entiende que ella es la que tiene más peso y la que tiene que tener más prevalencia, y en una negociación de estas características nunca todos y todas salen contentos y con sus objetivos cumplidos al cien por cien. Yo tampoco le daría mayor trascendencia". 

Tensión interna

La decisión de Garzón de hacerse a un lado, que es el mismo camino que ha escogido su 'delfina', la eurodiputada Sira Rego, ha dejado el camino despejado a Enrique Santiago, que si se mantiene en el Congreso ganaría visibilidad de cara a las primarias de IU de 2025. 

Alberto Garzón afirmó sobre su decisión que "ahora que entramos en una fase nueva creo que es un momento estupendo para dejar que otros compañeros y compañeras puedan aportar sus energías y conocimientos"

Enrique Santiago. 

"Estoy seguro de que quien sí va a recordar el tiempo y la energía dedicados es mi familia. La primera línea de la política es muy exigente. A partir de ahora quiero cuidar más y mejor a la gente que quiero: a mis hijas, a mi compañera, a mi familia. Y lo quiero hacer combinando dos aspectos: dedicándoles más tiempo y manteniendo mi compromiso político por construir una vida mejor", añade. 

Guerra interna

El triunfo por la mínima de Santiago en las primarias del PCE en 2022 dejó unas cicatrices internas especialmente visibles en uno de los apoyos de su rival, la histórica Unión de Juventudes Comunistas (la UJCE)

El PCE, harto de las discrepancias de sus juventudes, ha echado a la cúpula de las mismas y ha colocado a una gestora a organizarlas. Los expulsados dicen que el "proyecto de reconstrucción del Partido Comunista que representa la Juventud Comunista no es compatible, con la estructura burocrática que domina la cúpula del PCE". 

Y señalan que "pensar que podrán deshacerse de nosotros expulsando a nuestros dirigentes es una falta de respeto hacia toda nuestra militancia, y demuestra su desconocimiento de la realidad de nuestra organización".

Los cachorros comunistas dicen que "el PCE no solo no ha desarrollado una propuesta sólida para la reconstrucción del Partido Comunista, sino que además persigue sistemáticamente a quienes defienden esta necesidad política como prioritaria para nuestra clase".

Complicaciones

Unos malos resultados de Sumar dejarían a IU con un solo diputado (previsiblemente Enrique Santiago) y con su líder Alberto Garzón ausente a nivel institucional y con un ojo puesto en las primarias de la coalición en 2025. 

El PCE tampoco está para tirar cohetes por la guerra interna que sufren de la mano de los partidarios del principal rival de Santiago, Alberto Cubero

COMPARTIR: