22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 3 de agosto el Rey Emérito anunciaba que abandonaba el país sin confirmar su destino, que no se hizo público hasta dos semanas después

Los días más negros de Juan Carlos I: Su marcha de España acosado por la sombra de la corrupción y las infidelidades

Juan Carlos I
Juan Carlos I
Si hay una noticia por la que será recordado el 2020, aparte de por la crisis del Covid-19, es por la marcha del Rey Emérito Juan Carlos I de España. El 3 de agosto en una carta comunicaba a su hijo la intención de abandonar España después de meses en los que las informaciones sobre las donaciones del monarca a sus amigas Corinna Larsen y Marta Gayà escandalizaron al país entero. Dinero, mujeres y la sombra de la corrupción marcan la recta final del anterior Jefe del Estado.

La Casa Real terminó el 18 de agosto con la incertidumbre sobre el paradero del Rey Emérito Juan Carlos I. En un comunicado, el Palacio de la Zarzuela señalaba que “S. M. el Rey Juan Carlos ha indicado a la Casa de Su Majestad el Rey que comunique que el pasado día 3 del presente mes de agosto se trasladó a Emiratos Árabes Unidos, donde permanece en la actualidad”. Se confirmaba de esta manera lo adelantado por elcierredigital.com el pasado 7 de agosto.

El Rey Juan Carlos I.

El hecho de que el padre de Felipe VI viajara de incógnito, dando argumentos a quienes lo presentaban como un fugitivo, había generado una creciente incomodidad en el Gobierno y la propia Casa del Rey que después de dos semanas se vieron obligados a reconocer la evidencia, que Juan Carlos I se encontraba en Emiratos Árabes.

Juan Carlos I salió de Zarzuela el día 2 de agosto y pasó esa noche con sus amigos regatistas en Sanxenxo (Pontevedra), al día siguiente, según adelantó el diario ABC, tomó un jet privado procedente de París (Francia) que le recogió en el aeropuerto de Vigo y la llevó a Abu Dabi, capital de Emiratos, donde permanece en la actualidad, según el comunicado de la Casa del Rey. Unos días después el digital NIUS publicó la foto del Rey Emérito descendiendo del avión que lo había trasladado hasta allí.

Elcierredigital.com ya publicó que Juan Carlos I se encontraba en Emiratos Árabes, lo que confirmó la Casa Real. El monarca partió hacia Galicia el domingo 2 de agosto. A las diez de la mañana del día siguiente embarcaba desde el aeropuerto de Vigo rumbo a Abu Dabi. Nunca antes un avión había partido de la ciudad gallega con este destino y esto levantó todas las alarmas. El avión usado por el Emérito ha sido un Jet privado, modelo Global 6500 con matrícula 9H-VBIG alquilado a la compañía TAG en su sede de Malta. El avión está valorado en 50 millones de euros y goza de una autonomía de más de 11.000 kilómetros.

El hotel Emirates Palace.

La ruta del avión fue París-Abu Dabi con escala en Vigo, donde recogió a Juan Carlos I con su ayuda de cámara y cuatro escoltas. El avión había partido de la capital francesa el domingo 2 de agosto a medio día e hizo noche en Vigo para partir de la ciudad del norte de España, como hemos dicho, a las diez de la mañana siguiente rumbo al país árabe. Un trayecto que duró 7 horas y 13 minutos, el tiempo que tardó en cubrir los 6.038 kilómetros que separan Vigo de Abu Dabi. El avión aterrizó en el Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen. De allí se trasladó al Rey Juan Carlos en helicóptero hasta la azotea del lujoso hotel Emirates Palace donde cada noche cuesta 11.000 eruos.

Se especuló con la posibilidad de que el monarca estuviese en una de las seis suites presidenciales. De todos sus gastos se encargaría su íntimo amigo, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, el heredero del Emirato. El país es una fortaleza contra la Prensa.

La soledad de doña Sofía

Por su parte, doña Sofia ha pasado un verano en soledad en Marivent con Irene de Grecia, su hermana y confidente. La Reina Emérita ha intentando mantenerse al margen del escándalo. Sin embargo, nadie habla del futuro de la Reina Emérita, pero todo el mundo da por sentado que no tendrá que abandonar Zarzuela.

Cuando comenzaron todos los escándalos sobre el Rey Emérito, Corinna y el dinero en Suiza, doña Sofía prácticamente desapareció de la vida pública. Sólo se la ha visto en un acto de la Fundación que lleva su nombre el pasado 2 de junio. Ni la prensa ni el poder político ha cargado las tintas sobre ella. Sólo se habla del alejamiento del Rey Emérito, algo que, lógicamente, debería afectar de alguna manera a la que ha sido su consorte.

Los Reyes Eméritos antes de los escándalos. 

La Casa del Rey ni confirma ni desmiente nada al respecto de doña Sofía que coincidirá en Mallorca con los Reyes y sus hijas. Desde que empezó la diáspora en la Casa Real con el alejamiento de la Infanta Cristina, la Emérita ha encontrado en Mallorca su mejor refugio. Sin agenda oficial y retirada de la vida pública intenta mantener un perfil bajo y no quiere bajo ningún concepto generar (más) problemas a su hijo.

Evidentemente, no se espera la visita del Rey Emérito en Mallorca, un lugar que hace años en el que no aparece. Un sitio donde apenas quedan miembros de la corte veraniega que durante años le acompañaron en la época en la que aún contaba de crédito y los escándalos no le perseguían. Una isla donde protagonizó algunos veranos polémicos con Marta Gayà pero nada parecía indicar que el final de su reinado sería en un verano tan turbulento.

COMPARTIR: