22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Cierre Digital ha accedido a sus maniobras finales con los presidentes regionales desde Génova para obtener apoyos para el presidente del partido

Las últimas horas de García Egea para salvar a Pablo Casado antes de dimitir como secretario general del PP

García Egea y Pablo Casado.
García Egea y Pablo Casado.
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha claudicado ante las presiones internas, acelerando su dimisión. El Cierre Digital ha accedido a los últimos movimientos de este y las maniobras ejercidas desde la sede de Génova con sus presidentes regionales para obtener apoyos para Casado. El presidente del partido ha pronunciado este miércoles un discurso en el Congreso con tintes de despedida y ha dejado la sala entre aplausos de los suyos, los mismos que le han ido retirando su apoyo.

La tormenta en el seno del Partido Popular ha arrastrado al secretario general, Teodoro García Egea, que ha dimitido tras varios días de resistencia, debido a la crisis desatada por el supuesto espionaje contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en relación a la adjudicación de un contrato de material sanitario vinculado con su hermano, Tomás Ayuso, durante la pandemia.

Por el momento, la Fiscalía no ha observado ninguna irregularidad respecto a esta contratación pública aprobada por el ente autonómico, sin embargo, la presunta ‘investigación secreta’ hacia Ayuso y su familia por parte del entorno de Pablo Casado, ha generado un cisma de tal calado que ha sumado una hilera de dimisiones en las últimas horas, al abandonar sus cargos orgánicos el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como portavoz nacional del partido, Ana Vázquez y Belén Hoyo.

ElCierreDigital.com ha accedido en exclusiva a las últimas horas del ya ex secretario general, García Egea, antes de abandonar su despacho definitivamente. Según declaran fuentes consultadas del PP,  "los últimos movimientos de Egea, apuntarían a supuestas maniobras políticas desde Génova, con los presidentes regionales del partido, para obtener apoyos para Casado".

El plan ‘b’ de García Egea

"La intención del ex secretario general era ganar tiempo para salvar a Casado, ‘presionar’ políticamente a cargos orgánicos, con el objetivo de lograr el peso suficiente para evitar las dimisiones de ambos", explican estas fuentes.

Finalmente, "Egea no ha podido reconvertir esta crisis, no ha logrado avales". Mientras, barones, diputados, presidentes autonómicos y cargos orgánicos aguardan por la dimisión de Casado, que ha cedido a la urgencia de convocar un congreso extraordinario.

Teodoro García Egea.

Casado y Egea han sufrido una pérdida vertiginosa de apoyos bajo la exigencia de conformar una gestora y un congreso extraordinario, aunque Pablo Casado se mantiene aferrado, esperando al encuentro que se producirá este miércoles con los presidentes regionales del PP de cara a la convocatoria de la Junta Directiva Nacional del próximo 1 de marzo.

Según manifiestan fuentes populares en exclusiva a ElCierreDigital.com, "la estrategia política desde la sede de Génova, hubiera sido maniobrar con presidentes regionales del partido para tratar de ‘influir’ sobre diputados, senadores y cargos orgánicos populares, con el objetivo de reclutar apoyos firmes para mantener a Casado en el control y escenificar su poder, reforzado mediante estos ‘forzados’ avales, durante la inminente Junta Directiva Nacional".

"La propuesta del entorno de Casado para aplazar esta Junta Directiva Nacional hasta la semana próxima, versaría en disponer del tiempo suficiente para ejercer ‘presión política’ sobre diferentes miembros del partido, en función de los puestos que ocuparon en las listas electorales, y así poder lograr el respaldo necesario para continuar en el poder, evitar su dimisión e incluso, haber salvado la cabeza de Teodoro García Egea, presionando para la salida de esta guerra interna de Miguel Ángel Rodríguez, el valedor de Isabel Díaz Ayuso", sostienen estas mismas fuentes del PP.

Pero el entorno de Ayuso, "no estaba dispuesto a este intercambio de cabezas políticas con Egea,  pues Rodríguez no ocupa ningún puesto orgánico en el partido, no tiene responsabilidades políticas", señalan.

‘Última oportunidad fracasada’

Casado contempla como "su último gesto" antes de dimitir, lo que días atrás habría intentado impulsar como "una oportunidad para salvarse", esta reunión clave, que se celebrará en el día de hoy, con los presidentes autonómicos y regionales "para abordar esta crisis  y acordar un congreso extraordinario nacional", explican fuentes cercanas al presidente popular. Casado habría intentado con García Egea, sin éxito, "aglutinar avales en los últimos días para seguir concentrando el poder’, observan estas fuentes.

Pablo Casado.

Y añaden que otro "gran malestar" añadido ha sido "dejar fuera de esta reunión a Isabel Díaz Ayuso, al no ser presidenta del PP madrileño", por lo que a este encuentro acudirá Pío García Escudero.

"Otra de las estrategias que ha manejado el equipo del presidente del PP, una vez abiertas diligencias de investigación por la Fiscalía Anticorrupción en relación con el contrato adjudicado al hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, sería enlazar la oportunidad de este tiempo procesal y la celebración del congreso nacional para que Ayuso no pudiera presentarse al congreso nacional", afirman, siendo este escenario "una de las situaciones hipotéticas planteadas por la gente de confianza de Casado".

"Sin embargo, el mayor miedo de Casado lo constituye que Feijóo tome las riendas del PP mediante una gestora para, posteriormente, no presentar su candidatura a la presidencia del partido, dejando espacio libre para que Ayuso salte a la cúpula del PP nacional a nivel congresual para liderar una nueva etapa política para los populares’, explican miembros del PP a este medio.

García Egea se despide del PP

El adiós del ex secretario general del PP, Teodoro García Egea, a la dirección general del partido marca un antes y un después en su carrera política, pues ocupaba este cargo desde julio de 2018. Sin embargo, tras su dimisión y abandonar su responsabilidad orgánica en el PP, puede mantener su escaño en el Congreso de  los Diputados como diputado nacional, un escaño que ostenta desde 2012.

Egea, de 37 años de edad, casado, con tres hijos, obtuvo la titulación de ingeniero en la Universidad Politécnica de Cartagena y por el momento, continúa como miembro del Congreso. 

‘Presiones’ en PP Canarias

Populares del PP Canarias critican desde las islas "las actitudes políticas del presidente del partido en el archipiélago canario, Manuel Domínguez, sin talla política ante esta grave situación, dando bandazos desde que estalló la crisis en redes sociales y en declaraciones a medios de comunicación".

Manuel Domínguez.

Pero además, subrayan a ElCierreDigital.com que "han tenido conocimiento de que en Canarias se produjeron ciertas presiones o intentos de posicionamiento a favor de Pablo Casado para tratar de conseguir que diputados, senadores y cargos orgánicos del partido se plegaran a la estrategia de Génova, para reflotar a la facción casadista en aras del congreso nacional del PP, una acción-reacción que ha fracasado".

"Esta dinámica, bajo la cuerda de García Egea, también ha podido haberse producido en otras comunidades autónomas para contrarrestar la unión de los presidentes populares Alberto Núñez Feijóo, Alfonso Fernández MañuecoJuanma Moreno, junto a Isabel Díaz Ayuso", subrayan, "sin descartar otras maniobras internas desde el entorno de Casado".

Críticas por apoyar a Ayuso

Durante el extenso debate de siete horas del comité de dirección del PP celebrado este lunes -donde se acordó la reunión de la Junta Directiva Nacional-, el presidente del PP Canarias, Manuel Domínguez, tras ser duramente criticado en Twitter por mostrar su apoyo a Pablo Casado en intervenciones para Cope Canarias y Radio Marca, tildó de ‘"bochornoso espectáculo", lo acaecido en el partido.

Domínguez, sin apoyar abiertamente a Ayuso ni soltar a Casado, dijo ‘"sentir tristeza", "es la casa del PP, son los míos los que han rodeado el edificio, apagué la tele, los peores momentos que he vivido en política, me entristece el no poder convencer a nuestros afiliados y simpatizantes, de no manifestarse de esta manera".

Por su parte, el diputado por Las Palmas Guillermo Mariscal quien, según relatan fuentes populares, "organizó en su día una cena frente al Congreso de los Diputados para direccionar su voto hacia Pablo Casado en las primarias internas del partido en detrimento de Soraya Saénz de Santamaría", es uno de los barones que se ha sumado al documento junto a otros diputados, para solicitar de manera urgente un congreso extraordinario.

Mariscal era adjunto a la diputada Cayetana Alvárez de Toledo en el congreso y, al parecer, matizan fuentes parlamentarias, "se convirtió en presunto confidente político de García Egea, por lo que Cayetana se hubiera sentido traicionada, como ahora se sentirán Casado y Egea, por avalar este mismo manifiesto".

Después de días de ambigüedad del PP canario debido a las críticas contra el presidente regional de los populares, finalmente han manifestado en Twitter la postura contraria: ‘…Ha llegado el momento de que las bases nos indiquen el camino. Por eso, solicitamos la celebración de un congreso extraordinario’.

COMPARTIR: