16 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La AUGC se queja de disponer de medios de movilidad anticuados mientras el Gobierno regala 130 todoterrenos a la Policía marroquí

"Auténticas tartanas": La Guardia Civil denuncia el pésimo estado de los vehículos oficiales

Vehículo de la Guardia Civil en Alicante aún en funcionamiento.
Vehículo de la Guardia Civil en Alicante aún en funcionamiento.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles denuncia las pésimas condiciones en las que se encuentran buena parte de sus vehículos oficiales. Muchos sobrepasan los 400.000 kilómetros recorridos y la Asociación advierte de que esta situación supone un riesgo tanto para los agentes como para la ciudadanía en general. También lamenta que los trabajadores de la Benemérita hagan su trabajo en este estado mientras el Gobierno regala todoterrenos a la policía marroquí.

“Los agentes deben realizar sus servicios en auténticas tartanas”. Así se pronuncia la Asociación Unificada de Guardias Civiles sobre las condiciones actuales de los vehículos oficiales de los trabajadores de la Benemérita. La organización, una asociación de guardias civiles mayoritaria y decana en España, denuncia que los agentes están conduciendo automóviles en un “estado lamentable”, lo que supone un riesgo tanto para ellos como para el resto de la ciudadanía.

La AUGC recuerda que lleva años advirtiendo de las condiciones de la flota de vehículos, cada vez más antigua y con mayor kilometraje. “En algunos casos llegan a sobrepasar los 400.000 kilómetros”, alerta. Además, ejemplifica este problema con la situación que ha reportado la delegación de la Asociación en Alicante, que podría significar “una pésima gestión del dinero que los ciudadanos aportan a la Guardia Civil para el mantenimiento de los vehículos oficiales, además de exponer a ciudadanos y agentes a peligros innecesarios”.

Jucil muestra en Twitter el cuentakilómetros de un vehículo oficial, sobrepasando los 400.000 kilómetros.

Gastos desorbitados por mantener vehículos antiguos

De acuerdo con una resolución de la Dirección General de la Guardia Civil, el gasto total para mantener los vehículos oficiales de los guardias civiles en la Comunitat Valenciana entre 2018 y 2020 ha sido de 5.905.522 euros. De esa cantidad, nada menos que 2.189.677 euros se van a la Comandancia de Alicante. “Esto evidencia el excesivo gasto en el mantenimiento de los vehículos”, denuncia la AUGC.

La Asociación afirma que lleva años denunciando la “escasez” de medios de transporte para el trabajo de los agentes en la provincia alicantina sin que se hayan aportado soluciones. “La situación actual, además de lamentable, es ya casi insostenible”, sentencia, desvelando que buena parte de los vehículos se encuentran “inmovilizados” por las “continuas averías”.

Algo similar reporta la delegación de AUGC en Cádiz, que el pasado fin de semana informó del estado pésimo de los neumáticos de algunos vehículos. En concreto, la cuenta oficial en Twitter publicó la foto de una de las gomas de un coche de los agentes, que presentaba evidentes signos de desgaste. “Va a talleres propios de la Guardia Civil y regresa igual”, lamenta la delegación. Las condiciones en las que circula el automóvil que lleva las ruedas de la imagen es aún más preocupante debido a que “estamos en época de lluvias, lo que multiplica el riesgo, así que este vehículo no debe patrullar así”.

AUGC Cádiz muestra en Twitter la goma desgastada de un vehículo de la Guardia Civil en la provincia.

Pedro Carmona, secretario nacional de comunicación de AUGC, declara a ElCierreDigital.com que desde la Asociación “continuamos pidiendo más efectivos y más vehículos para atender las demandas y cometidos que tienen que realizar los agentes”. Constata que la Guardia Civil se encuentra con la tesitura de deber llevar a cabo su trabajo con “una buena parte de vehículos que están en una situación deplorable”. El hecho de que sigan disponiendo de medios de transporte con muchos años a la espalda provoca que algunos lleguen a “contar con más de 400.000 kilómetros” y con “medidas de seguridad activas y pasivas que ya no son fiables”.

La escasez de nuevos medios de movilidad provoca que aún estén en funcionamiento vehículos de 1998, junto a los que están inmovilizados o a la espera de reparación en talleres. “Esto está provocando que incluso en determinadas unidades se deban nombrar servicios a pie a los agentes debido a la falta de vehículos para realizar patrullas de seguridad ciudadana”, alerta la Asociación.

Como posible solución ante este problema, la AUGC solicita establecer un sistema de renting como el que posee la Policía Nacional. El sistema implicaría renovar los vehículos cuando alcancen los 200.000 kilómetros, evitando estos “lamentables récords de antigüedad”. En este sentido, Carmona opina que la medida es necesaria “para disponer de una flota más moderna y no tener ahora mismo auténticas tartanas que están siendo utilizadas por los guardias civiles”. Además, la AUGC prevé que con el renting se reducirían los gastos por averías al ser coches y motos más recientes y se conseguirían “suficientes vehículos que cuenten con mamparas protectoras que garanticen la seguridad de los traslados de personas detenidas”.

El Gobierno compra 130 vehículos para la policía marroquí

Lo cierto es que esta reclamación por parte de la Asociación Unificada de la Guardia Civil coincide con la compra por parte del Gobierno de España de 130 vehículos para la policía de Marruecos. De acuerdo con la licitación publicada el 5 de noviembre en la Plataforma de Contratación del Sector Público, a través de la Secretaría General de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas se adjudicaron 130 automóviles con rejilla al Ministerio del Interior de ese país. El importe total fue de 8.651.500 euros y el motivo alegado fue el apoyo a la gestión integrada de fronteras y de la migración en el estado marroquí.

Considerando las malas condiciones de los vehículos oficiales de la Guardia Civil, esta licitación no es justificable para la AUGC. “Resulta inexplicable que, mientras que los guardias civiles deben hacer su trabajo en vehículos en unas condiciones muy deficientes, nuestro Ejecutivo dedique una importante partida económica para mejorar la flota de la seguridad pública del país vecino”, expresó con malestar. Lo mismo opina su secretario general de comunicación, quien no entiende que “el Gobierno esté regalando todoterrenos a la policía marroquí” con los problemas de los vehículos de la Guardia Civil en España y el “riesgo que asumen los agentes con ello”.

Más vehículos para combatir la delincuencia y la inmigración irregular

Esta preocupación por el mal estado de la flota es aún mayor considerando que son necesarios vehículos en buenas condiciones para seguir luchando contra la delincuencia, según expresa la AUGC. “Las provincias de Alicante y Valencia, junto con Madrid, suponen algo más del 17% de la delincuencia conocida a nivel nacional, de ahí la importancia de estas Comandancias de la Guardia Civil para garantizar la seguridad del ciudadano” afirma, incidiendo en que para ello se “requiere la mejor gestión de recursos, tanto materiales como personales, especialmente en las zonas costeras y con gran afluencia de personas”.

Lo mismo ocurre con la inmigración irregular, ya que la AUGC manifiesta que “la salida de inmigrantes procedentes de Argelia sigue afectando gravemente a las provincias del levante español”. Esto vuelve a evidenciar “la acuciante falta de personal, vehículos y medios materiales a la que se enfrenta (la Guardia Civil) en sus labores diarias, y que en definitiva va en perjuicio del servicio al ciudadano”.

COMPARTIR: