19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Arganzuela, Carabanchel, Centro, Latina, Usera y Villaverde, absorbidos por la ciudad en la década de los 50, son ahora hogar de jóvenes delincuentes

Los barrios del extrarradio de Madrid, caldo de cultivo para la acción de las bandas latinas

El Cierre Digital en
/ Miembros de bandas latinas.
La ciudad de Madrid alberga ciertos barrios conocidos en estos momentos por su creciente afluencia de bandas latinas juveniles. Algunos de ellos son Arganzuela, Carabanchel, Centro, Latina, Usera y Villaverde, que coinciden con aquellos que fueron absorbidos por la ciudad en la década de los años 50. Ahora, estos distritos son conocidos en la capital por sus repetidos asesinatos entre menores, violencia en las calles y en definitiva, presencia notoria de bandas latinas.

Arganzuela, Carabanchel, Centro, Latina, Usera y Villaverde son algunos de los 21 distritos que conforman la ciudad de Madrid y que fueron absorbidos por la ciudad en la década de los años 50. Ahora son conocidos como territorios donde la presencia de las bandas latinas se hace notoria. En su origen eran barrios obreros formados por parejas ya constituidas provenientes del entorno rural, alojadas en viviendas de aproximadamente 45 metros cuadrados, de baja calidad constructiva, barrios con pocas dotaciones y con una infraestructura muy deficitaria. En los años 70 los vecinos de estos barrios reivindicaron escuelas, parques y servicios que hasta la fecha no tenían.

Con el paso del tiempo estos barrios han ido envejeciendo y muchas de estas casas las ocupan ahora inmigrantes provenientes de América Latina, de estrato social bajo o medio. De esta forma, estos barrios humildes han recibido a estos nuevos vecinos, que transforman el barrio con su cultura y comparten dotaciones municipales, como las canchas de baloncesto. Andrés, vecino de uno de estos barrios, asegura a elcierredigital.com que en su edificio “prácticamente todos son sudamericanos”, expresa.

En San Blas o Ciudad Lineal hay establecimientos dedicados a este colectivo vecinal en los que pueden adquirirse productos de su tierra, hacerse tratados de belleza como si estuviera en su país o simplemente tomar una cerveza escuchando ritmos latinos. En las canchas de Villaverde se puede ver a jóvenes latinos jugando al baloncesto o sentados en algún banco cercano escuchando música.

IMG_20230320_172114_1

Boca de metro en San Blas, Madrid.

Uno de los problemas que sufren estos barrios es la considerable cantidad de jóvenes cuyos padres están ausentes todo día y no tienen "nada que hacer". Estos chavales suelen ser carne de cañón para las bandas latinas que hay en todas las ciudades. 

La mayoría de los integrantes de las bandas latinas son nacidos en España, que responden al perfil del poca o ninguna integración con la sociedad que les acoge. Esta circunstancia hace que jóvenes nacidos o nacionalizados españoles, pero de padres de origen sudamericano, se unan a estos grupos juveniles reproduciendo, de nuevo, un modelo asociativo de su país. Los dominicanos, los peruanos, venezolanos paraguayos, viven sin mezclarse y tienen diferentes locales de ocio. Esto deriva en que sus hijos tampoco se mezclen entre ellos, siendo candidatos a entrar en alguna de estas bandas latinas.

Para algunos vecinos, este cambio no ha sido beneficioso para el barrio. Así, la dueña de un bar cercano a la estación de metro de Pueblo Nuevo sostiene que “en las últimas décadas los vecinos de toda la vida han dado paso a esta vecindad más ruidosa, más sucia, machista en su mayoría y, sobre todo, con pocos valores”.

Sin embargo, este no es uno de los distritos más peligrosos de Madrid. Tetuán está incluido entre los vigilados por el Plan Antibandas que mantiene activo la Delegación del Gobierno en la capital. Los vecinos de esta conocida calle están convencidos de que es la más peligrosa de la ciudad por culpa de las bandas latinas. A raíz de un ajuste de cuentas con resultado de muerte, esta zona de la capital estuvo en la picota informativa durante unos días.

Bandas latinas en Madrid: violencia y asesinatos

El Plan Antibandas lleva un año activo en la ciudad y sacó a 300 pandilleros de las calles de Madrid en 2022. El plan se mantiene vigente en 12 distritos de la capital.

El año pasado se registraron cinco detenciones diarias y 379 identificaciones. En cuanto a las armas incautadas, fueron intervenidas 462 navajas y cuchillos, 80 machetes, 14 pistolas de aire comprimido, 96 bates y un arma de fuego. Pese a ello, este Plan, para algunos expertos policiales, "no está dando los resultados esperados porque se siguen cometiendo asesinatos".

IMG_20230313_195902

Altar en Tetuán.

Las últimas velas que se pusieron en honor a un miembro de una banda latina fue el pasado mes de diciembre cuando fue asesinado William, Trinitario de 15 años, en Villaverde, de un disparo en la nuca.

Alex de la Rosa, conocido como 'Alexito', es la primera víctima de las bandas latinas en Madrid en 2023. El joven tenía la nacionalidad española, pero era dominicano de origen. Perteneciente a la banda de Trinitarios, fue asesinado en la madrugada del domingo en la calle de Bravo Murillo.  La principal hipótesis es una pelea de bandas latinas en una discoteca. Eran las cuatro y media de la madrugada cuando los vecinos, alertados por una pelea, llamaron a la Policía.

A su llegada se encontraron al joven con una herida que le traspasaba el corazón. El varón iba acompañado de un chaval dominicano de 21 años que también presentaba una brecha en la cabeza. Todo apunta a que los agresores, un grupo de siete jóvenes, que asaltaron a la víctima encapuchados y vestidos de negro, pertenecen a la banda rival de los Dominican dont play. El fallecido era uno de los mandos intermedios de la banda latina de los Trinitarios. Tenía en vigor la prohibición de salir de España ya que fue detenido por una agresión sexual. También tenía antecedentes por robos y tenencia ilícita de armas, ya que fue arrestado con un machete.

Según los expertos, las bandas tienen una fuerte implantación en algunos territorios y gran influencia en algunos menores. Hay cuatro bandas que operan hoy en día en la región: los Latin King y Ñetas, los Dominican Don't Play (DDP), y los Trinitarios (los Forty Twoo y los Blood, con escasa incidencia están hermanados con los Trinitarios).

Los miembros de muchas de estas bandas proceden de familias desestructuradas o con padres ausentes por el trabajo, que toman como modelo a los pandilleros que ejercen de referentes a seguir. 

COMPARTIR: