02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional francesa denunciada por "contaminante", olvida sus raíces españolas y echa a sus 157 trabajadores en Parets del Vallès sin beneficios

Las fábricas de Danone en España pagan su caída: Cierra planta en Cataluña y vende otra en Asturias

El Cierre Digital en
/ Danone
Los beneficios del Grupo Danone se desplomaron un 50 por ciento y estos 'platos' rotos parecen pagarse en España, ya que la compañía vendió una planta el pasado año en Asturias (que implicó 70 despidos) y ahora ha anunciado el cierre de su factoría en Parets del Vallès (Barcelona), que conllevará la salida de 157 trabajadores. La multinacional francesa de origen español parece olvidar sus raíces para enfado de los sindicatos y la Generalitat de Catalunya.

Al Grupo Danone se le acumulan sus problemas a nivel global: en 2022 sus beneficios se desplomaron un 50% (pese a lo cual 'ganaron' 959 millones de euros) y tres ONG la han denunciado en su país, Francia, por presunto incumplimiento de la legislación francesa en relación con su uso del plástico.

Surfrider, ClientEarth y ZeroWaste France denuncian que la empresa de lácteos y agua "no respeta las obligaciones legales de la legislación francesa". "Danone, además de ser una de las empresas líderes mundiales en la industria alimentaria, también se encuentra entre las más contaminantes", añaden. 

Golpes en España

Danone va camino de perder dos de sus cuatro plantas de trabajo en apenas dos años. En 2023 vendieron su factoría de lácteos en Salas (Asturias) a la empresa familiar holandesa Royal A-ware, lo cual supuso 70 despidos, y hace unos días anunciaron el cierre de su fábrica en Parets del Vallès (Barcelona). 

Este municipio vallesano de menos de 20.000 habitantes sufrirá un golpe, ya que el cierre de la planta implicará 157 despidos. El Grupo Danone aduce una supuesta reducción de ventas en los productos que se fabricaban en la planta catalana, pero fuentes sindicales dudan de esta hipótesis.

Esas fuentes recuerdan que la compañía ha impulsado dos ERE en España en poco más de una década (2013 y 2021) y que la planta vallesana, que tiene 42 años de vida, era advertida como "modélica" por la matriz francesa al ser la única planta híbrida del grupo, ya que producía tanto lácteos como sus alternativas vegetales.

Cabe recordar que Danone comenzó a producir en Parets del Vallès productos como el Danacol o el Actimel. 

Enfado de la Generalitat

Danone promete "facilitar la continuidad industrial de la zona", que significa que venderá a precio módico los 50.000 metros cuadrados de planta, y el conseller d'Empresa i Treball de la Generalitat, Roger Torrent, se acercó a la localidad vallesana a templar ánimos. 

Danone. 

"La planta de Parets es de alta tecnología y confiamos en que pueda haber empresas interesadas en comprarla. Desde las administraciones pueden ayudar a facilitar este paso. La industria es un puntal de la economía de Cataluña y una de nuestras prioridades. Desde el Gobierno ponemos y pondremos todas las herramientas a nuestro alcance para asegurar el mejor de los escenarios por la actividad industrial y los puestos de trabajo", aseguró el expresident del Parlament. 

Torrent, que sonó como aspirante a candidato de ERC a la presidencia de Cataluña, ahora quiere centrarse en que su tierra recupere las empresas que se fugaron durante el procés y está feliz porque Bimbo se ha llevado el trabajo de El Verger (Alicante) a Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).

Bronca sindical

Comisiones Obreras ha mostrado su enfado con Danone: "CCOO de Catalunya rechaza rotundamente el anuncio de cierre e insta a la empresa a dar marcha atrás en sus intenciones. CCOO reclama a la dirección de Danone que se siente a negociar con la representación de la plantilla un plan industrial que garantice la continuidad de la actividad y de los puestos de trabajo en la planta vallesana". 

Fuentes sindicales recuerdan que en 2022 los beneficios de Danone a nivel global cayeron un 50% y en España 'apenas' un 36,8%. Y lamentan estos despidos tras el "autobombo" que realizó la empresa el pasado año al actualizar BeWell, un programa de bienestar integral que recoge todas las iniciativas de la compañía "para cuidar del bienestar de los cerca de 2.000 personas que forman Danone en España", decían. 

Cabe recordar que Danone es una compañía global líder en alimentación y bebidas, que opera en cuatro categorías que están centradas en la salud, en pleno crecimiento y que son tendencia: productos lácteos, alternativas vegetales, aguas y nutrición especializada. La compañía cuenta con 100.000 empleados y vende sus productos en 120 mercados. 

2023, el año de la sucesión en la familia española más ligada a Danone

En 2023 Elcierredigital.com contó la sucesión entre una de las familias multimillonarias españolas más alérgicas a los medios: los Portabella, que hicieron fortuna con Danone. Esta saga dispone en el holding luxemburgués Anpora de activos por casi 1.200 millones de euros, más de 800 de ellos inmobiliarios en Luxemburgo, Francia, Suiza, España, Singapur, Reino Unido (con ocho inmuebles en el centro de Londres) y Estados Unidos (donde disponen de varios edificios de oficinas y parkings). 

Ricardo Portabella Peralta, alérgico a la prensa, cedió la presidencia de Anpora en favor de su hijo Ricardo Portabella Jarisolva, de 26 años de edad. Portabella Peralta, residente en Singapur y sobrino del mítico cineasta Pere Portabella, ha sido objeto de rumores sobre su estado de salud y todavía no se ha repuesto de que la prestigiosa revista suiza Bilan destapase en 2015 que poseía una fortuna valorada en más de 1.000 millones de euros. 

El origen de la fortuna: Danone

Un judío nacido en Grecia y afincado en Barcelona, Isaac Caraso, descubrió en 1905 en manos de unos comerciantes búlgaros una leche de oveja fermentada de aspecto viscoso y sabor agrio que favorecía la buena salud de la flora intestinal. 

Caraso fue el primero, allá por 1919, en industrializar y comercializar el yogur. Lo hizo en una fábrica del Raval barcelonés. Este negocio comenzó a ser próspero con la ayuda de los tranvías, que le ayudaban a repartir los productos entre las farmacias de la Ciudad Condal y a que los clientes devolviesen los envases de cristal. 

Danone se abrió paso entonces, tal y como reconoce Manuel Mira, autor de una biografía sobre Caraso ('El olivo que no ardió en Salónica'): El autor reconoció en el portal Directoalpaladar que fue clave en el éxito de la compañía el hijo de Caraso, Daniel, radicado en Francia desde su juventud y cuyo mote familiar dio nombre a esta emblemática fábrica de yogures. 

"Isaac inventa un yogur que se vende en farmacias, con un componente terapéutico que restringe su proyección en otros campos más abiertos al consumo generalizado. Daniel, por el contrario, ya experto en estrategias, desea implantar el producto en el mercado. El destino de Danone no son las farmacias, ni los hospitales, ni las clínicas de médicos especialistas, sino el mercado, el mercado de París, el gran mercado de Francia", aseguró Mira. 

Entreguerras 

Isaac muere recién terminada la Guerra Civil española y al año siguiente su hijo Daniel, consciente de la alianza del franquismo con los nazis, antijudíos, decide marcharse a Estados Unidos para evitar la suerte que correría su hermana, asesinada en Auschwitz. 

Antes de marcharse de España, Daniel Caraso confió sus negocios a Luis Portabella i Comte-Lacoste, cuyo hijo, Ricardo Portabella Ràfols, murió en 1963 cuando solo tenía 35 años. Su muerte dejó huérfano al ahora dimitido Ricardo Portabella Peralta, que solo tenía 3 años de edad. 

"Pertenezco a una familia de tres hijos: dos hermanas y yo. Mi padre murió cuando yo tenía 3 años. A raíz de este doloroso acontecimiento, mi madre y mis tíos se encargaron de mi educación, por lo que en ningún momento me he sentido huérfano, como dice la prensa", señaló el empresario. 

Orgulloso

Portabella Peralta se muestra orgulloso de su biografía: "Tras unos estudios cursados en Barcelona (Universidad Central, 1982) y un máster en gestión de empresas en Esade, trabajé durante dos años en la hoy desaparecida auditoría Arthur Andersen (Deloitte) y, luego, en la compañía Font Vella, que pertenecía al grupo galo Danone. El divorcio de mi primer matrimonio me llevó a cambiar de aires y me trasladé a EE.UU. en 1989". 

En el 2000 se instaló en Ginebra con su segundo matrimonio y hoy mantiene un peso residual dentro del accionariado de la francesa Danone, sancionada por manipular precios o realizar publicidad engañosa. 

COMPARTIR: