20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La sociedad mixta Abemcla financió varias actividades en esta localidad catalana donde tiene su sede el Museo de las Aguas

Caso aguas de Barcelona: las privilegiadas relaciones de Agbar y el grupo francés Suez con el municipio de Cornellá, gobernado por el PSC

A la izquierda, Ángel Simón, presidente de Agbar y de Abemcla y a Antonio Balmón, alcalde de Cornellá de Llobregat y vicepresidente del AMB.
A la izquierda, Ángel Simón, presidente de Agbar y de Abemcla y a Antonio Balmón, alcalde de Cornellá de Llobregat y vicepresidente del AMB.
El municipio de Cornellá de Llobregat está ligado a la empresa Agbar desde principios del siglo XX. Así, entre los gastos soportados por la empresa mixta Abemcla, de la que forma parte mayoritaria la privada Agbar, en 2017, llama la atención el trato preferente que se da a este municipio. La fundación Agbar tiene allí su Museo de las Aguas, pero es Abemcla quien financia varios eventos en esta importante localidad catalana.

Como venimos publicando desde hace días en elcierredigital.com el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) tuvo que reclamar en varias ocasiones las facturas de la sociedad mixta Abemcla de la que forma parte. Lo hizo al entender que había algunas irregularidades en gastos por parte de su socio mayoritario, Agbar. Las cuentas de esta empresa que gestiona y cobra el agua a tres millones de catalanes en todo el área metropolitana de Barcelona, ha sorprendido a propios y extraños por su contenido.

Abemcla gestiona el agua de Barcelona, a través de una sociedad mixta de la que forma parte al 15 por ciento el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), junto a Criteria (otro 15 por ciento) y Aguas de Barcelona (Agbar), una empresa privada perteneciente al grupo francés Suez, que domina el 70 por ciento y por tanto la mayoría dentro de la gestión del agua. La empresa mixta, ya consolidada, da servicio a tres millones de personas en los municipios del área metropolitana de Barcelona, incluida la capital catalana e ingresa unos 350 millones de euros anuales.

Sede del Abemcla en Barcelona.

Entre los gastos soportados por Abemcla en 2017 llama la atención el trato preferente que se da al municipio de Cornellá de Llobregat. ¿Por qué? Por la fundación Agbar –empresa privada que ocupa el 70 por ciento de Abemcla- tiene allí gran parte de su historia y de su potencial publicitario y uno de sus valores más importantes, el Museo de las Aguas.

En abril de 2004 el que era alcalde del municipio, José Montilla, fue sustituido por Antonio Balmón, del PSC, que ha sido alcalde de esta localidad de 87.000 habitantes durante los últimos 15 años y que acaba de renovar su mandato con mayoría absoluta. Además, desde 2010 Balmón es el vicepresidente ejecutivo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

En 1909 Agbar construyó en Cornellá varios pozos para captación de agua subterránea del acuífero el delta del río Llobregat. Además, construyó dos centrales para poder gestionar y conducir el agua desde allí a Barcelona. A ese conjunto de edificios y zonas de trabajo, ahora ya no utilizadas, se le llama Central Cornellá y es una de las instalaciones más importantes de Agbar, donde la Fundación del mismo nombre instaló su museo, que está abierto al público y puede visitarse pagando una entrada de 8 euros, 4 si es reducida y gratis si es el primer domingo de cada mes. Este museo tuvo el año pasado 47.000 visitantes, según la información pública de la propia Fundación.

Los padres del alcalde Antonio Balmón se trasladaron a Cornellá en la década de los 60 para trabajar precisamente en la Central. Lo cierto es que Cornellá recibe un trato diferencial respecto al resto de los 23 municipios que conforman el ámbito de actuación de Abemcla. Cierto es que este organismo patrocina los festejos locales de todos ellos, pero en el caso de Cornellá además subvencionó a una entidad municipal, ProCornellá, con 120.000 euros en 2017, según consta en la memoria recibida por la AMB.

Factura emitida por ProCornellá y pagada por Abemcla.

Esta empresa municipal está dedicada a la promoción social, urbana y económica de Cornellá de LLobregat, "que tiene como finalidad crear y mantener empleo a través del fomento de la espíritu emprendedor e innovador y del apoyo a la creación y consolidación de empresas  en Cornellá de Llobregat", según la definición que publicitan en su web.

Pero la subvención más importante que se da al municipio, como ya vimos en otro reportaje, era la recibida por el Museo de las Aguas, de la Fundación privada Agbar, presidida por Ángel Simón, también máximo responsable de Agbar, al que se destinan 1.300.000 euros desde la sociedad mixta Abemcla. Las instalaciones del Museo del Agua, regido por la Fundación Agbar, están en Cornellá de Lobregat y suponen un atractivo para los visitantes.

Este museo es importante en Cornellá porque ayuda al desarrollo turístico del municipio, así que al equipo de gobierno municipal le interesa que continúe activo, aunque sea con ayuda de un organismo del que él es vicepresidente. Cornellá tambié tiene un castillo, un palacio y la Torre de la Miranda para visitar como lugares destacados.

Detalle de la página web de Cornellá Creació Forum.

En la nómina de pagos de Abemcla a eventos en Cornellá también están 72.600 euros, el 50 por ciento del patrocinio de Cornellá Creació Forum, un evento dirigido al mundo empresarial que cuenta siempre con la presencia de importantes líderes internacionales del mundo económico, como una Exsecretaria del Tesoro de Estados Unidos, la general manager de Mobile World Capital o el Country manager de Google Cloud España y Portugal.

 

En la página web de Cornellá Creació Forum puede comprobarse como el patrocinador principal en solitario es Aigües de Barcelona, aunque muchas de las conferencias se celebran en las instalaciones de Agbar en el Museo del Agua de Cornellá y otras en el Auditorio Municipal de esta localidad.

COMPARTIR: