17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La oposición junto a vecinos de la localidad malagueña denuncian "la labor de José María García Urbano, envuelto en supuestas irregularidades"

Los 'escándalos' del alcalde del PP en Estepona (I): ‘Enchufes’ familia y presunta trama empresarial

El Cierre Digital en Montaje de Ana María Velasco y el alcalde de Estepona José María García Urbano sobre el Ayuntamiento de Estepona
Montaje de Ana María Velasco y el alcalde de Estepona José María García Urbano sobre el Ayuntamiento de Estepona
El alcalde de Estepona, José María García Urbano, que se ha visto envuelto en polémicas urbanísticas en los últimos años, ha vuelto al foco por presunto "nepotismo" después de que su hijo fuera nombrado director de operaciones de una importante constructora de la localidad. Ahora, tanto la oposición como los vecinos del municipio denuncian sus dudas sobre la transparencia en la gestión del Ayuntamiento de Estepona y dejan a la luz una supuesta trama empresarial alrededor del alcalde.

El alcalde de Estepona, el popular José María García Urbano, ha sido objeto de diversas polémicas urbanísticas en los últimos años. Ahora, las denuncias de la oposición y vecinos de la localidad malagueña plantean dudas sobre la gestión del alcalde y el presunto "nepotismo" de su ejecutivo. Entre otras cuestiones, el hijo de García Urbano -Pablo García- pasó por una concejalía del Ayuntamiento antes de recalar como director de operaciones en la constructora Bonifacio Solís, que ‘casualmente’ se ha encargado durante años de numerosos proyectos públicos en la localidad.

Para comprender la presunta trama que podría esconderse tras el alcalde de Estepona es importante mencionar que tanto García Urbano como el empresario Bonifacio Solís -dueño de la constructora donde el hijo del alcalde es director de operaciones- eran socios en la empresa inmobiliaria NUEVOS AIRES 2002 S.L. junto a Juan Hoffmann, quien fue sentenciado por el ‘caso Malaya’ a cinco años de prisión por delitos de blanqueo de dinero y evasión fiscal, además de una multa de casi 18 millones de euros y el pago de más de 200.000 euros en responsabilidad civil. Se le consideró el presunto testaferro de Juan Antonio Roca, ex asesor urbanístico de Marbella y líder de la red de corrupción, quien actualmente está en libertad condicional.

En 2013 se reveló la distribución del capital de la empresa y la relación específica de Hoffmann con el alcalde de Estepona, del Partido Popular. Tal y como reveló en su momento el periodista José Carlos Villanueva, en la última declaración de impuestos en la Agencia Tributaria, con fecha 31 de diciembre de 2011, las participaciones de Nuevos Aires 2002 S.L. estaban divididas así: Juan Hoffmann tenía el 24,12 por ciento, Nogales de María S.L., cuyo único socio era José María García Urbano, poseía el 18,02 por ciento, y Omega 93 S.L., controlada por el constructor Bonifacio Solís, tenía el 57,86 por ciento

898789

Fotografía de José María García Urbano, alcalde de Estepona

Paradójicamente, las participaciones subastadas a raíz de la condena de Hoffman fueron sacadas a la venta a través de la misma inmobiliaria en 2020. Desde 2011 figuraba como administrador único en esta empresa otro nombre propio de esta presunta trama, Antonio Zarco Martínez, casado con Ana María Velasco Garrido, teniente de alcalde y concejala de urbanismo que también figuró como administradora de la empresa NUEVOS AIRES 2002 S.L. hasta junio de 2011, cuando el PP llegó a la alcaldía en Estepona y su marido le tomó el relevo.

En la actualidad, la administradora de NUEVOS AIRES 2002 S.L. es Estela Solís Guzmán, hija de Bonifacio Solís, que mantiene sus participaciones en la empresa junto con el alcalde de Estepona, generando dudas razonables sobre la gestión del Ayuntamiento. 

Las investigaciones de elcierredigital.com y las fuentes consultadas por este medio apuntan a un presunto tráfico de influencias entre los empresarios Antonio Zarco Martínez y Bonifacio Solís y el actual alcalde de Estepona, José María García Urbano, a través de una red de más de 10 empresas -entre ellas NUEVOS AIRES 2002 S.L., vinculada a un condenado por el caso Malaya- cuyos administradores van rotando pero mantienen relación entre sí.

La relación de los socios empresarios del alcalde

La red de supuestos colaboradores del alcalde de Estepona en esta presunta trama son los empresarios Bonifacio Solís, Antonio Zarco Martínez, la esposa de Zarco Ana María Velasco Garrido y el teniente alcalde Salvador Pedraza. Además figuran como ‘actores secundarios’ el hijo del alcalde, Pablo García -trabajando para Bonifacio Solís- y Estela Solís Guzmán -hija de Bonifacio que figura como administradora de la empresa Nuevos Aires 2002 S.L., que tiene participaciones del alcalde-.

Actualmente, el empresario Antonio Zarco Martínez figura en un total de 12 cargos en diversas empresas, según han podido desvelar las investigaciones de elcierredigital.com. De hecho, era administrador de Nuevos Aires 2002 S.L -la empresa del alcalde y Bonifacio Solís- hasta el pasado 25 de enero, cuando nombró a la hija de Bonifacio Solís -Estela Solís Guzmán- nueva administradora de la empresa. Por otra parte, según informó el periodista José Carlos Villanueva en 2019, Zarco Martínez fue imputado por presunto blanqueo de capitales ese mismo año -2019 y fue abogado del actual alcalde, lo que demostraría la existencia de diversos vínculos entre el alcalde y el empresario.

Uno de los factores más importantes en el caso de Zarco Martínez es el hecho de que su mujer, Ana María Velasco Garrido, es la actual teniente de alcalde de Estepona además de ser concejala de Urbanismo y ‘mano derecha’ del alcalde José María García Urbano, lo que vuelve a llamar la atención y plantear dudas razonables sobre la gestión del Ayuntamiento de Estepona si tenemos en cuenta que la teniente de alcalde y concejala de urbanismo también fue administradora de la empresa Nuevos Aires 2002 S.L. hasta que su marido le tomó el relevo en 2011, coincidiendo con la llegada de García Urbano a la alcaldía de Estepona.

768768768

Fotografía de Ana María Velasco Garrido, teniente de alcalde y concejala de Urbanismo en el Ayto. de Estepona

Además, la mujer de Zarco Martínez y actual teniente de alcalde y concejala de urbanismo, también fue administradora de la empresa inmobiliaria PLEASING NORIA S.L., en la que le tomó el relevo como administrador precisamente el alcalde. No sólo es llamativo el hecho de que el alcalde y la teniente de alcalde estuvieran relacionados con la misma empresa, sino que la empresa se dedique a la compraventa de inmuebles mientras ella es concejala de urbanismo, algo que a primera vista sugiere dudas sobre un "posible conflicto de intereses".  

Otro nombre propio de esta presunta trama empresarial es Bonifacio Solís, dueño de la importante constructora homónima. Los vínculos entre el empresario y el alcalde también llaman la atención, pues Solís cuenta con la mayoría de las participaciones de la empresa Buenos Aires 2002 S.L., que comparte con el alcalde José María García Urbano y que desde la salida de Zarco Martínez en enero administra la hija del constructor, Estela Solís Guzmán. La misma empresa contó en su día con la participación de Juan Hoffman, que tenía un tercio de las participaciones y que fue condenado por el caso Malaya. 

Tal y como relatan las fuentes consultadas por elcierredigital.com: “La mayoría de las grandes obras adjudicadas en Estepona, a pesar de pasar por concurso público al que se presentan otras empresas, recaen sobre la constructora de Bonifacio Solís”. En uno de los altos cargos de esta empresa se encuentra el hijo mediano del alcalde, Pablo García, concretamente en el cargo de Director de Operaciones, lo que vuelve a llamar poderosamente la atención y a suscitar dudas razonables sobre la imparcialidad en la gestión del Ayuntamiento de Estepona.

El supuesto "nepotismo" del alcalde de Estepona

Tras toda la información expuesta, que apenas es un resumen de la investigación completa que se encuentra elaborando el equipo de elcierredigital.com, ha levantado polémicas con anterioridad. Nuestro diario ha entrevistado a Emma Molina, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Estepona, para conocer su opinión sobre este asunto. 

Molina ha señalado: "Es muy llamativo que tanto la señora Velasco como el señor Alcalde tengan participaciones en empresas relacionadas con el sector inmobiliario mientras ella es concejala de urbanismo y él es el alcalde de uno de los municipios que más terreno han tenido para hacer promociones. Está claro que ha habido un impulso urbanístico que es sospechoso o por lo menos llama mucho la atención”.

La portavoz socialista también ha reincidido: “El empresario Bonifacio Solís tiene a su hija como administradora de una empresa que tiene a medias con el alcalde y a su vez el alcalde tiene a su hijo mediano en una empresa de Bonifacio como director de operaciones, es algo que llama la atención y que hace dudar de la transparencia del Ayuntamiento”, explica Molina.

Tras este primer adelanto de la investigación, elcierredigital.com irá desvelando nuevos datos sobre esta supuesta trama, que también ha afectado a diversas comunidades de vecinos de Estepona, denunciando supuestas presiones del Alcalde, presiones que han llegado a la vía judicial y que de momento se están tramitando.

COMPARTIR: