18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La dominicana ingresó en esta prisión abulense de mujeres en 2019, donde también estuvo en su momento Iñaki Urdangarin

La vida de Ana Julia Quezada en la cárcel de Brieva: En un módulo de respeto tras intento de suicidio

Ana Julia Quezada.
Ana Julia Quezada.
Ana Julia Quezada fue condenada el 30 de septiembre de 2019 con una pena de prisión permanente revisable por el asesinato de Gabriel Cruz. Sin embargo, previamente podría haber cometido otro crimen. Así lo apuntó un informe de la Guardia Civil que señalaba que existían "claros indicios" de que la asesina de Gabriel pudo haber asesinado a su hija Ridelca en 1996. No obstante, en aquel momento se consideró un accidente. Repasamos la vida de Ana Julia Quezada.

Tras ser condenada a prisión permanente revisable por el asesinato de Gabriel Cruz 'el pescaíto', Ana Julia Quezada entró en prisión en marzo de 2018 y desde entonces ha pasado por dos centros penitenciarios. Actualmente se encuentra en la prisión abulense de Brieva, por la que también pasó en su momento Iñaki Urdangarin, aunque Quezada se encuentra en el correspondiente módulo para mujeres. Allí, según fuentes penitenciarias, “no da qué hablar ni causa problemas, tiene un buen comportamiento. Su relación con internas y funcionarios es correcta. No trabaja en la prisión, ya que no tiene ningún contrato de relación laboral especial”.

En 2022 fuentes penitenciarias señalaban a elcierredigital.com “que dentro de Brieva, prisión que se distribuye por colores, Quezada se encuentra en el módulo azul, 'MER', Módulo de Educación y Respeto. Este módulo tiene un régimen de vida más laxo, ya que se presupone que tienen un mejor comportamiento. A su vez, tienen que cumplir una serie de obligaciones como la participación en actividades”.

Ana Julia Quezada quiere ser trasladada a la prisión de Brieva (Ávila).

Ana Julia Quezada durante el juicio por el asesinato de Gabriel Cruz.

La primera prisión donde Quezada comenzó a cumplir su condena fue en la cárcel de mujeres de Acebuche, en Almería. En un primer momento ingresó en régimen de aislamiento, ya que se le aplicó el artículo 75.2 para preservar su vida y su integridad física ante la gravedad moral del crimen que había cometido. Cuando pasó a régimen normal tuvo un altercado con varias presas que conocían quién era y qué había hecho, por lo que pidió regresar a aislamiento, ya que sufría amenazas constantemente. 

Tras varios meses en prisión habría intentado suicidarse realizándose algunos cortes en su cuerpo. En diciembre de 2019 Quezada pidió su traslado a una cárcel del centro de la Península ante la complicada situación que vivía en Acebuche. Con la solicitud consiguió ser trasladada a la prisión de Brieva.

La vida de Ana Julia Quezada y la muerte de su primera hija

Quezada pasó a la historia de la crónica negra por el terrible asesinato de Gabriel ‘el pescaíto’, pero... conozcamos algunos datos sobre su vida antes de acabar en prisión. Ana Julia Quezada nació en 1974, en República Dominicana, en el seno de una familia humilde con diez hijos. En 1991, con cerca de 18 años, llegó a España dejando a su hija Ridelca, recién nacida, en República Dominicana. A su llegada recaló en un prostíbulo de Burgos y allí conoció a Miguel Ángel, cliente habitual del prostíbulo. En diciembre de 1992 Quezada y Miguel Ángel se fueron a vivir juntos a Burgos.

Al poco tiempo Quezada se quedó embarazada y se casó con Miguel Ángel. Esto le permitió recibir la tarjeta de residencia. Miguel Ángel continuó trabajando como camarero y Ana Julia trabajaba en el servicio doméstico mientras cuidaba de su hija, Judit. En 1995, Miguel Ángel le propuso traer a España a la hija de Quezada que estaba en República Dominicana.

Ana Julia Quezada

Ana Julia Quezada.

En ese punto llegaría el primer suceso extraño. Ridelca falleció en marzo de 1996, cuando apenas llevaba cuatro meses en España. Su cuerpo fue encontrado en el patio del edificio donde vivían. Su domicilio se encontraba en la séptima planta. La muerte se atribuyó a que Ridelca había sufrido sonambulismo aquella noche.

Sin embargo, tras destaparse la muerte de Gabriel Cruz, un informe de la Guardia Civil señalaba que existían "claros indicios" de que la asesina de Gabriel pudo haber asesinado a su hija en 1996; una investigación que fue incluida en el sumario del caso de Gabriel Cruz. En el momento en que se produjo la "muerte accidental" de la menor de cuatro años, Quezada no fue interrogada por escudarse en que sufría una "situación de estrés-traumática".

Con el paso de los años la relación entre Ana Julia y Miguel Ángel empezó a romperse. Ana Julia interpuso una demanda por malos tratos que se saldó con una orden de alejamiento de dos años para Miguel Ángel. Finalmente, ambos se divorciaron y Judit se fue a vivir con su madre, pero al cumplir la mayoría de edad se fue con Miguel Ángel.

ana_julia

Ana Julia Quezada.

Tras el divorcio se casó con un hombre viudo, que le sacaba 16 años y que falleció al poco tiempo debido a un cáncer. Este hombre le dejó una importante herencia que Ana Julia aprovechó para financiarse una operación de pecho. Con su próximo amor, Quezada conoció Almería. 

Tras romper con esta última pareja empezó una relación con Ángel David, padre de Gabriel Cruz, conocido como ‘el pescaíto’, alrededor de 2017. Sería el 27 de febrero de 2018 cuando Ana Julia Quezada acabó con la vida de Gabriel Cruz, aunque no fue descubierta hasta pasados 13 días, cuando la detuvieron con el cadáver del niño en el maletero de su coche.

COMPARTIR: