24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los sindicatos afean que la empresa líder de calzado infantil en España de la familia Martín-Caro se lleve parte de su trabajo de Toledo a Marruecos

CCOO y UGT denuncian oleada de despidos en Pablosky mientras sí 'aceptan' los de Telefónica

El Cierre Digital en
/ Pablosky
Comisiones Obreras y UGT han salido al quite ante la intentona de Pablosky de echar a casi medio centenar de personas. La empresa líder de calzado infantil sigue generando beneficios y, tras llevarse parte de su trabajo de Fuensalida a Marruecos, ha intentando negociar un ERE que podría afectar a medio centenar de trabajadores. "Nos han abandonado", denuncian los sindicatos. Mientras tanto, estos mismos grupos sí 'aceptan' los más de 3.000 despidos que ejecuta Telefónica.

El fabricante líder de calzado infantil en España, Pablosky, ha intentando negociar con los sindicatos la puesta en marcha de un ERE que, en principio, afectará a 48 trabajadores, lo cual supone el 15 por ciento de su plantilla. 

Desde la compañía aducen motivos económicos para justificar la salida de trabajadores. Comisiones Obreras y UGT, alarmadas ante la decisión empresarial, han intentado zancadillear las salidas. 

Denuncias

Ambos sindicatos afirman que "no puede ser que haga un ERE a su antojo; un ERE que no es necesario porque igual resulta que en 2023 no tienen las mismas ganancias que el año anterior, pero pérdidas no tienen. Y porque desde junio del año pasado se llevaron a Marruecos parte de las secciones de cortado y aparado: si ese trabajo lo dejan en Fuensalida, las 48 personas que quieren echar no sobrarían". 

"Y porque no se van a deshacer de 48 personas, sino de más de 100, porque hay otras 68 más a las que han excluido del ERE porque tienen más de 63 años y se van a ir jubilando de aquí a 2026, sin coste alguno para la empresa. Y así los Martín-Caro conseguirán sus objetivos: deslocalizar más y más la actividad a Marruecos para abaratar costes salariales y dejar la plantilla de Fuensalida por debajo de las 250 personas, para ser PYME en vez de gran empresa y obtener beneficios fiscales y acceso a subvenciones", añaden. 

UGT y CCOO denuncian que se verán afectados "trabajadores y trabajadoras que llevan en Pablosky toda su vida: 47, 48, 49 y hasta 50 años. Ya han dado suficiente producción a la empresa para que los Martín-Caro tengan una deferencia con ellos, les den las gracias por los servicios prestados, les faciliten la salida con una indemnización satisfactoria para ambas partes y que descansen ya, que bien se lo han ganado. El comité, los sindicatos, la parte social estábamos convencidos de que esa podía ser la salida. Pero qué va". 

"Ni CCOO ni UGT ni el Comité de empresa podíamos firmar un ERE en esas condiciones y reducir las posibilidades legales de los/as trabajadores/es de reclamar la nulidad de sus despidos, o sus improcedencias, con indemnizaciones de 33 días por año o de 45 para los contratados antes de 2012. Eso igual sí supone un problema para la empresa, pero son ellos los que lo están creando", añaden. 

Y recuerdan: "Nosotros sí que les hemos apoyado cuando nos lo han pedido, cuando nos pidieron pasar de fijos a fijos discontinuos hace tres años, con la pandemia, firmamos casi el 90%. Cuando nos han pedido echar horas las hemos echado. Cuando nos han pedido trabajar los sábados, hemos ido. Y que ahora que nos la jueguen así… Siempre nos decían que éramos una gran familia. ¿Familia? No nos consideramos ahora familia de los Martín-Caro. Ellos no nos tratan como familia, nos han abandonado". 

Así es Pablosky

Pablosky es una de las principales marcas de calzado infantil y juvenil internacional dedicada al diseño, fabricación y comercialización de zapatos. La compañía nació en 1969 de la mano de su fundador, Juan Pablo Martín-Caro. Hoy en día cuenta con un equipo de más de 400 profesionales. 

Tienda de Pablosky. 

Cada año la firma explica que produce más de 2 millones de pares hechos en España. "Y diseñamos más de 1.000 referencias por temporada. Tenemos nuestra propia tecnología Pablosky System, una tecnología muy bien definida: Exterior de piel bovina, forro interior absorbente inTech, protector de talones y punteras, plantilla secante y antibacteriana, y suela de goma antideslizante", añaden. 

La clave de su éxito, afirman, se resume "en cuatro puntos: 1. Somos expertos en pies que crecen; 2. Fabricantes de calzado desde 1969, con más de 50 años de experiencia; 3. Avalados por expertos podólogos de SEBIOR, Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología; y 4. Creadores de la exclusiva tecnología Pablosky System".

Actualmente, Pablosky cuenta con más de 2.000 puntos de venta en España y está presente en más de 40 países.

Dos varas de medir sindicales

Llama la atención la actitud frentista de ambos sindicatos mientras bendicen, por ejemplo, el ERE de Telefónica que afectará a más de 3.400 trabajadores. CCOO, que ha tenido tensiones internas a cuenta de su postura en Telefónica, priorizaba el nuevo convenio colectivo sobre los despidos: "Si se plantea una adecuación de plantilla, tal y como afirma la prensa, debería ir acompasadas con la negociación colectiva, para garantizar las condiciones laborales y económicas de las personas trabajadoras que continuasen en activo por el máximo tiempo posible".

Este pasado 9 de noviembre CCOO simplemente decía que veía "necesario que Telefónica sea clara con su plantilla y le informe de sus intenciones: el convenio colectivo en vigor está próximo a su fin y si, como algún medio de comunicación ha sugerido, la empresa está dispuesta a plantear una adecuación de plantilla antes de final de año, el tiempo se echa encima y se debe abrir un proceso de negociación". 

Cuatro días después, el sindicato, a cuenta de un solo despido de Orange, llegaba a sacar un comunicado para informar de lo que aparentemente era un despido 'rutinario' de una trabajadora con menos de 2 años de antigüedad

"El pasado miércoles 8 de noviembre la empresa ejecutó el despido de una compañera de Orange OEV-Simyo Madrid, del edificio 7 de La Finca, que venía prestando sus servicios laborales en el área de B2C Jazztel y Simyo. La persona despedida no contaba con demasiada antigüedad en la empresa; había sido contratada en marzo de 2022 para trabajar dentro del canal Low Cost realizando tareas de carácter comercial como gestora de punto de venta", decían.

COMPARTIR: