16 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El plan para construir este aeropuerto cercano a la capital de España en el pueblo toledano de Casarrubios del Monte va unido a personajes políticos

José Bono y sus hombres tras la operación del segundo aeropuerto de Madrid que se reactivará con la formación del nuevo Gobierno

De izquierda a derecha, Javier Ruedas, José Bono y José Luis Fernández,
De izquierda a derecha, Javier Ruedas, José Bono y José Luis Fernández, "el Chunda".
Todos ellos son desde hace muchos años un grupo de amigos y "colegas". Personajes que amparados en el poder e influencia, que tienen y han tenido, tratan de reactivar otro negocio millonario. Elcierredigital.com desvela las claves esta operación que "Los Hombres de Pepe" intentan arrancar tras la formación del nuevo Gobierno. Este es el plan urdido para el desarrollo del segundo aeropuerto de Madrid, en Casarrubios del Monte (Toledo), que quiere hacer sombra a Barajas, en manos de AENA.

Mucha personas han rodeado en su trayectoría política al exministro socialista y expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono. Pero entre todas ellas destacan tres.

Cristóbal Rozalen (padre de la conocida cantante María de los Ángeles Rozalén Ortuño) puede considerarse el primero de ellos. Su sacerdote espiritual. El exministro lo apodó cariñosamente “el cura”, desde los tiempos de la presidencia de Bono en Castilla-la Mancha. El expresidente socialista lo describe así en su diario privado: “en su picardía, ingenio y habilidad es muy difícil superarle”. Es hoy el padrino de una de sus hijas y el político llegó a afirmar "no poder vivir sin él en la distancia".

El segundo es su sempiterno jefe de prensa, quien siempre le ha acompañado en todos su cargos públicos. Algo más que un trabajador, un amigo. Se trata de José Luís Fernández, más conocido como “Chunda”. Para Bono es “el olfato, la intuición y las buenas relaciones con la gente”.

Cristobal Rozalen y José Bono en una foto de archivo.

El tercero es, sin duda Javier Ruedas, un experto en comunicación política que durante más de diez años fue el director de publicidad de la Junta de Castilla-La Mancha. Era la persona que controlaba a los medios de comunicación. ¿Cómo? Repartiendo a su único criterio subjetivo el dinero de las campañas de publicidad institucionales.

Hoy, Javier Ruedas Carvajal, es el actual consejero delegado de Air City Madrid Sur. Es la cara más visible del proyecto que planea construir un aeropuerto en Casarrubios del Monte, una pequeña localidad toledana en el límite de Castilla-La Mancha con Madrid. Su experiencia en la empresa privada es más bien limitada y menos en el campo aeronáutico, aunque siempre le ha gustado planear y pilotar.

Pero más sorprendentes son sus vínculos con el actual presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García Page, del que fue jefe de gabinete después de su relación con José Bono.

Cristobal Rozalen y Emiliano García Page.

Este experto en comunicación, y ahora reconvertido en empresario del negocio de la aviación, nació en 1972. Estudió comunicación en la Universidad Antonio de Nebrija, en Madrid. Recién licenciado en 1995, con tan solo 23 años, ocupó ya el cargo de Jefe de Publicidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, uno de los puestos más relevantes dentro del Gobierno Regional de José Bono.

Allí manejaba uno de las partidas presupuestarias más influyentes y dedocráticas. El poder que ostentó durante esos años fue enorme entre los diferentes medios de información locales y también nacionales, que le conocen perfectamente. Durante más de diez años fue quién decidió, en gran medida, la distribución de la publicidad institucional a su libre albedrío y al de su jefe Pepe Bono. Fueron tres campañas electorales siendo la mano derecha del todopoderoso presidente de la Junta de Castilla-La Mancha.

Javier Ruedas, de publicista a empresario aeronáutico.

Javier Ruedas mantuvo su cargo hasta dos años después de la salida de Bono del Gobierno Regional, ya que este fue nombrado ministro de Defensa bajo el mandato del líder socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Fue entre los años 2004 y 2006. Justamente en ese año dio el salto al nuevo estrellato junto al eterno pupilo de Bono, Emiliano García Page, actual presidente de la Comunidad autónoma.

Por entonces, García Page, vicepresidente segundo de la Castilla-La Mancha en el Gobierno socialista de José María Barreda, preparaba su asalto a la alcaldía de Toledo y Javier Ruedas se convirtió de facto en su gran valedor e ideólogo. Esto llevó a Ruedas a ser su jefe de Gabinete en la alcaldía de la ciudad imperial hasta el año 2011.

Su siguiente cargo no le alejó de la sombra de García Page. Ocupó el puesto de gerente de una de las entidades públicas más importantes de la capital manchega: la Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo. Cargo que ejerció hasta el año 2014. 

El proyecto del nuevo aeropuerto de Casarrubios del Monte echaría a andar, si todo sale bien, en 2023 y prevé operar unos 55.000 vuelos anuales con siete millones de pasajeros.

Los nombres y empresas que hay detrás

Lo más significativo es lo que hay detrás de la empresa Air City Madrid Sur SL. Así aparecen nombres relevantes dentro de este macroproyecto aeronáutico, que pretende contar con el apoyo del nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez, desde La Moncloa, y también del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, desde el Palacio de Fuensalida. 

Además de Javier Rueda como consejero delegado, figura como presidente de Air City Madrid Sur SL el conocido empresario Gregorio Marañón Bertrán de Lis, presidente de la Fundación que rige el Teatro Real de Madrid, presidente del consejo de administración de Logista, de Universal Music y miembro del consejo de administración de Patrimonio Nacional y asesor de Viscofan, entre otras muchas sociedades. Vinculado al Grupo PRISA desde sus orígenes, desarrolló una larga y fecunda colaboración con el empresario y editor santanderino Jesús de Polanco, de quien llegó a ser uno de sus mejores amigos y asesores.

En 1984 se incorporó al consejo de administración de este Grupo y, más tarde, al de la SER (1989-2010), Sogecable (1989-2013), Unión Radio (2006-2010) y patrono de la Fundación Santillana en 1989.

Gregorio Marañón y Bertrán de Lis.

Su vinculación con la ciudad de Toledo es esencial también en su biografía, como lo es su intensa relación con el que durante muchos años fue presidente de Castilla-La Mancha y ministro del PSOE, José Bono. Actualmente mantiene a su vez una estrecha vinculación con el actual presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page. Fue en 1977 cuando adquirió a su familia el Cigarral de Menores en la capital de manchega. En 1997 fue electo académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias Históricas y Bellas Artes de Toledo, y en 2007, por unanimidad, académico honorario.

La ciudad de Toledo declaró a Marañon Bertran de Lis Hijo Adoptivo en 2005. En 2010 promovió la constitución de la Fundación El Greco 2014, de carácter público, que ha organizado la conmemoración del IV centenario de la muerte del pintor, siendo nombrado presidente del Patronato y de la Comisión Ejecutiva. Su última gran controversia fue su intento de fusión entre el Teatro de la Zarzuela y el Real, cancelada por el titular de Cultura y Deporte, José Guirao.  Fue la presión de los trabajadores del INAEM, que le señalaron a él directamente como “máximo inductor”, lo que ocasionó la marcha atrás del Gobierno socialista.

Vista del aeródromo de Casarrubios.

En segundo lugar está la empresa Gamt Consultoría y Desarrollo. Una consultora especializada en la gestión aeroportuaria que dirige y gestiona el proyecto de ampliación del actual aeródromo.

Y, por último, la tercera empresa en liza es la fundada en el año 2017 por Josep Piqué, el ex ministro de Exteriores y de Industria con el Gobierno del PP de José María Aznar. Se trata de la sociedad Pasiphae, una consultora internacional experta en la gestión, promoción y captación de inversiones para el desarrollo de aeropuertos. La figura de Piqué pone una “nota de color azul oscuro” a este proyecto unido al “puño y la rosa”.

También entre los miembros que figuran en el Consejo de Administración de la empresa Air City Madrid Sur SL están  los nombres de Carlos Martí Batera, Olivier Martin Frank Poncet, Fernando Sánchez Jiménez, Luis Miñano San Valero y, por último, Leonardo Falcó Rodríguez, director general de European Flyers.

Ampliar un aeródromo

El aeródromo de Casarrubios fue abierto en 1992 y ahora se pretende ampliarlo de forma megalómana “sobre un espacio aéreo concesionado”, ha llegado a asegurar Javier Ruedas.

El proyecto está ahora mismo paralizado tanto en Madrid como en Castilla-La Mancha, pero necesitará superar obligatoriamente un estudio ambiental. El proyecto contó también inicialmente con el apoyo del Ministerio de Fomento, que dirige en funciones el socialista José Luis Ábalos, aunque luego lo desestimó.

Pero ahora los hombres de Bono quieren reactivarlo. La Comunidad de Madrid también rechazó el proyecto, pero ahora que también habrá un nuevo gobierno todo puede cambiar. Fuentes consultadas por elcierredigital.com aseguran que "quizás los nuevos responsables políticos no verían con malos ojos un segundo aeropuerto que descongestionaría el Barajas-Adolfo Suárez", regentado por la empresa pública Aena, a la que saldría un competidor privado auspiciado curiosamente por los propios poderes públicos.

El proyecto se ubicaría al norte del actual y vetusto aeródromo, con un 70 por ciento de la superficie situada en Madrid (Navalcarnero y El Álamo) y un 30 por ciento en Toledo (Casarrubios del Monte). Los promotores contemplan una inversión inicial de 148 millones de euros, para la que aseguran contar con fondos propios y otras vías de financiación. Sin embargo, necesitarían adquirir los terrenos colindantes al aeródromo actual, sobre los cuales poseen ya acuerdos preliminares.

Tanto Marañón Bertrán de Lis como Javier Ruedas están intentado convencer a través de determinados medios de comunicación que Madrid es la única gran capital europea que no cuenta con un segundo aeropuerto en un radio de 120 kilómetros. Justifican que Barcelona El Prat cuenta con Girona y que, en Madrid, en caso de problemas de espacio aéreo, los aviones son desviados a Zaragoza o Valencia.

Todo se reactivara tras la formación de los nuevos ejecutivos de España y de la Comunidad de Madrid.

COMPARTIR: