20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aircity Madrid Sur tiene a Gregorio Marañón Bertrán de Lis y a Javier Ruedas en sus cargos más visibles, personajes muy unidos al socialismo

El gran pelotazo del PSOE: El segundo aeropuerto de Madrid es promovido por los hombres de Emiliano García Page y Pedro Sánchez

Varios empresarios ligados al PSOE, fundamentalmente de Castilla-La Mancha, se han agrupado en la compañía Aircity Madrid Sur SL que acaba de presentar oficialmente el proyecto para ampliar el aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo), situado a unos 30 km del suroeste de la capital. Su objetivo es que sirva como complemento del Aeropuerto de Barajas para aerolíneas low cost. Un gran negocio en ciernes

La empresa Air City Madrid Sur SL fue constituida ad hoc para gestionar este millonario proyecto del aeródromo de Casarrubios del Monte el 16 de febrero de 2017.  A pesar de que la inversión prevista para ampliar este pequeño aeródromo -situado en el límite de Toledo con Madrid y a 30 kilómetros de suroeste de la capital- se ha cifrado en 148 millones de euros, la sociedad se creó tan solo con un capital mínimo de 3.000 euros. 

Su objeto social es el de “La promoción, gestión y explotación de toda clase de infraestructuras aeroportuarias, incluidas las zonas de uso industrial, terciario o dotacional asociadas a tales infraestructuras”.  Y ahora pretende servir de complemento al aeropuerto Adolfo Suárez – Madrid Barajas para vuelos de aerolíneas low cost. El proyecto echaría a andar en 2023 y prevé operar 55.000 vuelos anuales con siete millones de pasajeros.

Lo más significativo que hay detrás de Air City Madrid Sur SL son los nombres que figurán dentro de de este macroproyecto, que pretende contar con el apoyo de los Gobiernos socialistas de Pedro Sánchez, desde La Moncloa, y del presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page, desde el Palacio de Fuensalida. 

Así, figuran como presidente de Air City Madrid Sur SL el conocido empresario Gregorio Marañón Bertrán de Lis, presidente de la Fundación que rige el Teatro Real, presidente del consejo de administración de Logista, de Universal Music y miembro del consejo de administración de Patrimonio Nacional y asesor de Viscofan, entre otras muchas sociedades. Vinculado al Grupo PRISA desde sus orígenes, desarrolló una larga y fecunda colaboración con el empresario y editor santanderino Jesús de Polanco, de quien llegó a ser uno de sus mejores amigos y asesores. En 1984 se incorporó al consejo de administración de este Grupo y, más tarde, al de la SER (1989-2010), Sogecable (1989-2013), Unión Radio (2006-2010) y patrono de la Fundación Santillana en 1989.

Gregorio Marañón Bertrán de Lis

Su vinculación con la ciudad de Toledo es esencial también en su biografía, como lo es su intensa relación con el que durante muchos años fue presidente de Castilla-La Mancha y ministro del PSOE, José Bono. Actualmente mantiene a su vez una estrecha vinculación con el actual presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page. Fue en 1977 cuando adquirió a su familia el Cigarral de Menores en la capital de manchega. En 1997 fue electo académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias Históricas y Bellas Artes de Toledo, y en 2007, por unanimidad, académico honorario. Esta ciudad le declaró Hijo Adoptivo en 2005. En 2010 promovió la constitución de la Fundación El Greco 2014, de carácter público, que ha organizado la conmemoración del IV centenario de la muerte del pintor, siendo nombrado presidente del Patronato y de la Comisión Ejecutiva. Su última gran controversia fue su intento de fusión entre el Teatro de la Zarzuela y el Real, cancelada por el nuevo titular de Cultura y Deporte José Guirao.  Fue la presión de los trabajadores del INAEM, que le señalaron a él directamente como “máximo inductor”, lo que ocasionó la marcha atrás del Gobierno socialista.

Javier Ruedas, el hombre de García Page y Pedro Sánchez

Junto a Gregorio Marañón Bertrán de Lis aparece como consejero delegado de Aircity Madrid Sur SL otro personaje muy singular en la estructura del socialismo de Castilla-La Mancha: Javier Ruedas. Este experto en comunicación, que estudió en la Universidad Antonio de Nebrija y que ahora se ha reconvertido en empresario del negocio de la aviación, fue durante muchos años un hombre próximo al hoy presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page.

 

Javier Ruedas

Así, desde el 2006 al 2011, fue jefe de Gabinete del entonces alcalde de la ciudad de Toledo, García Page. Después, de 2011 a 2014 ocupó el cargo de gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo. Con la salida de Page de la alcaldía se le colocó como director de comunicación de Caja Rural de Castilla-La Mancha, donde ha figurado hasta que ha asumido su nuevo cargo de consejero delegado de Aircity Madrid Sur SL.

Además, Ruedas, experto en comunicación política, fue durante años director de publicidad de la Junta de Castilla-La Mancha y un miembro destacado en la comunicación política de José Bono, el ex líder socialista y ex ministro de Defensa en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Acompañó a Bono, con éxito, desde 1995 en tres campañas autonómicas y trabajó luego en las campañas de Page a la alcaldía de Toledo. Es un personaje muy conocido por los medios de comunicación de Castilla-La Mancha, ya que durante 11 años ha sido quién ha decidido en gran medida la distribución de la publicidad institucional de esta Junta de Comunidades.

En los últimos años ha sido también uno de los más estrechos colaboradores para llevar a Pedro Sánchez, primero a la secretaría General del PSOE y, posteriormente, le ayudó en su salto al Palacio de la Moncloa.

Las empresas que sostienen el proyecto

Detrás de la ampliación del aeródromo de Casarrubios del Monte, para convertirlo en el segundo aeropuerto de Madrid, no solo está Air City Madrid Sur, con Gregorio Marañón Bertrán de Luis y Javier Ruedas a la cabeza, también hay otras empresas vinculadas al sector aéreo.

La primera es European Flyers. Un grupo dedicado a la formación de pilotos de líneas aéreas, de helicópteros y drones, con bases logística en el aeródromo de Cuatro Vientos y en el de Mutxamiel (Alicante), que además es de su propiedad.

En segundo lugar está Gamt Consultoría y Desarrollo. Una consultora especializada en la gestión aeroportuaria que dirige y gestiona el proyecto de ampliación del aeródromo de Casarrubios.

Y, por último, la empresa fundada en el año 2017 por Josep Piqué, el ex ministro de Exteriores y de Industria con el Gobierno del PP de José María Aznar. Se trata de la sociedad Pasiphae, una consultora internacional experta en la gestión, promoción y captación de inversiones para el desarrollo de aeropuertos. La figura de Piqué pone una “nota de color azul” a este proyecto unido al “puño y la rosa”.

También entre los miembros que figuran en el Consejo de Administración de la empresa Air City Madrid Sur SL están  los nombres de Carlos Martí Batera, Olivier Martin Frank Poncet, Fernando Sánchez Jiménez, Luis Miñano San Valero y, por último, Leonardo Falcó Rodríguez, director general de European Flyers.

El proyecto del Aeropuerto de Madrid Sur

El aeródromo de Casarrubios fue abierto en 1992 y ahora se pretende ampliarlo de forma megalómana “sobre un espacio aéreo concesionado”, ha llegado a asegurar Javier Ruedas. El proyecto está ahora mismo en estado tramitación tanto en Madrid como en Castilla-La Mancha, pero necesitará superar obligatoriamente un estudio ambiental. Cuenta también con el apoyo inicial del Ministerio de Fomento que dirige el socialista José Luis Ábalos que ve la operación “factible”.

Estado actual del aeropuerto de Casarrubios del Monte

El proyecto se ubicaría al norte del actual aeródromo, con un 70% de la superficie en Madrid (Navalcarnero y El Álamo) y un 30% en Toledo (Casarrubios). Los promotores contemplan una inversión inicial de 148 millones de euros, para la que aseguran contar con fondos propios y otras vías de financiación. Sin embargo, necesitarían adquirir los terrenos colindantes al aeródromo actual, sobre los cuales poseen ya acuerdos preliminares. Según las previsiones de los promotores, las obras comenzarían en 2020 y el primer año de actividad, 2023, cerraría ya con 300.000 pasajeros de aviación comercial.

Tanto Marañón Bertrán de Lis como Javier Ruedas están intentado convencer a través de determinados medios de comunicación que Madrid es la única gran capital europea que no cuenta con un segundo aeropuerto en un radio de 120 kilómetros. Justifican que Barcelona El Prat cuenta con Girona y que, en Madrid, en caso de problemas de espacio aéreo, los aviones son desviados a Zaragoza o Valencia.

La campaña mediática para que este proyecto salga adelante, unido a relevantes miembros del PSOE de Emiliano García Page y de Pedro Sánchez, ya ha comenzado a todo ritmo. Como también la investigación de El Cierre Digital que irá informando puntualmente de esta sorpresiva operación inmobiliaria-aeronáutica.

COMPARTIR: