23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Formación en finanzas: ¿cuál es la historia del mercado Forex?

Sin dudas estamos hablando de uno de los mercados más importantes de la actualidad. ¿De dónde viene? Conozca la historia del mercado Forex, en la siguiente nota.

Vivimos un momento histórico en el que las finanzas online son una oportunidad. Con las nuevas tecnologías como aliados, muchos inversores y ahorristas aprovechan para sacar provecho de sus movimientos y posiciones para obtener mejores rendimientos y ganancias.

Dentro de esas oportunidades, encontramos al mercado Forex entre las más utilizadas y al trading que es la estrategia que está de moda. Ahora bien, ¿de dónde viene este mercado? Repasémoslo.

Historia del mercado Forex

Hace más de 2500 años, encontramos los primeros rastros del comercio en Grecia y Egipto, cuando los comerciantes usaban oro y plata fundidos para obtener mercancías. Ese fue el paso superador del intercambio de bienes. 500 años después, el imperio romano dio un paso más allá y acuñó su propia moneda.

Esto permitió que obtuvieran el monopolio de las divisas, lo que trajo prosperidad y riqueza. Otros imperios más pequeños, así como naciones que recién nacían, siguieron este modelo y tras dos milenios, ese sistema sigue en pie con instituciones y Bancos Centrales que controlan la emisión de divisas que, como ya sabemos, dejaron de ser de oro y plata para ser de metales de menor valor y papel billete.

¿Dónde comenzó el mercado Forex?

A la hora de pensar en el pasado, surge la duda sobre cómo se convertían monedas extranjeras al no tener un lenguaje ni una base comercial en común. Para encontrar la respuesta, debemos ir a Ámsterdan, que se convirtió en la primera ciudad Forex debido a la gran cantidad de comerciantes que llegaban a intercambiar divisas: los valores se basaban en los precios de importación y exportación.

Ahora bien, el problema comenzó a hacerse presente cuando los países con mayor acceso a los recursos naturales vinculados al metal sacaban una ventaja injusta. Es por ello que en 1875 se estableció el patrón oro: así, cada Estado podía acuñar moneda al valor equivalente a su reserva de oro. Como sabemos, esto no duró demasiado. 

Con la industria en constante crecimiento, el mercado Forex era extremadamente popular en el siglo XX, con pesos pesados como India y China sumándose a las operaciones. En ese sentido, su crecimiento fue de al menos 20 veces su tamaño original, lo que llevó a que cada vez más inversores se interesen en él. Así, antes de que llegara la Primera Guerra Mundial, la situación era la siguiente: Londres era la nueva capital Fórex y su moneda estaba vinculada en al menos el 50% de las operaciones.

¿Qué rol tuvieron las Guerras Mundiales?

Con la explosión de la Primera Guerra Mundial, las naciones empezaron a necesitar una gran cantidad de impresión de dinero para costear los gatos. Así, el patrón oro empezó a quedar obsoleto y se fue abandonando. Reino Unido, por ejemplo, fijó el valor de su moneda al peso del oro, algo que también hicieron Estados Unidos, Rusia y otros países de Europa occidental. De esta manera, también se frenaba la volatilidad que causada el descubrimiento de una mina de oro.

La llegada de la Segunda Guerra Mundial también causó nuevos problemas en el mercado de divisas. Los costos e la guerra seguían siendo un problema, y el dólar estadounidense atravesaba momentos de inflación. La medida tomada fue el sistema de Bretton Woods, el cual consistía en fijar a los dólares y al oro como reservas estables. Así, todos los países fijaron sus monedas en USD y el dólar tuvo un valor estable de USD35 por onza de oro. Allí es donde también nació el Fondo Monetario Internacional (FMI) para colaborar con el éxito del plan.

Sin embargo, el éxito fue muy corto y en 1971 comenzó su fin. Estados Unidos no quería seguir vinculando su moneda al oro, por lo que este último se convirtió en un activo independiente. Esta medida se conoció como “shock de Nixon” y causó que el dólar flotara libre en el mercado, que es lo mismo que decir libre a la oferta y demanda. Este es el momento en el que el mercado Forex tal y como lo conocemos nace: las monedas por fin se valoran entre sí.

Así, en 1976, cumpliéndose tres décadas del final de la Segunda Guerra Mundial, los países eligieron los tipos de cambios que elegirían para sus economías. El Sistema de Jamaica fue quien se encargó de ofrecer estas tres propuestas: tipos de cambios flotantes libres; tipos de cambio flexibles limitados –es decir, valores fijos frente a otras monedas-; y por último el tipo de cambio de divisas fijos.

El mercado Forex actual

De esta manera, llegamos al mercado actual, en donde el USD es la moneda más negociada de la actualidad, seguida por el euro (EUR), el yen japonés (JPY) y la libra esterlina (GBP). Lo que antes se cubría con oficinas y corredores humanos, hoy se resuelve en el mercado digital, con plataformas digitales en la web que realizan millones y millones de movimientos de forma anual.

Este nuevo escenario dinámico permite que pequeños inversores y ahorristas puedan ingresar en él con el fin de operar y obtener rendimientos. En constante evolución, muchos ven que el techo de este sector aún se encuentra lejos, más aún si se tiene en cuenta que en 2021 se permitió operar con criptomonedas, trayendo un cambio significativo de cara al futuro.

COMPARTIR: